Arte para salvar al lobo

José Abajo Izquierdo convierte a los activistas de Lobo Marley en piezas artísticas efímeras y con mensaje, en una performance que tuvo lugar como parte de la reivindicación de la asociación para llamar la atención sobre la necesidad de protección del lobo i

Jorge Jimenez

la foto (1)José Abajo Izquierdo convierte a los activistas de Lobo Marley en piezas artísticas efímeras y con mensaje, en una performance que tuvo lugar como parte de la reivindicación de la asociación para llamar la atención sobre la necesidad de protección del lobo ibérico.

La protesta hecha arte, demandas convertidas en performance, el cuerpo humano como soporte de un mensaje. Esa fue la propuesta del artista José Abajo Izquierdo quien, aprovechando la jornada de reivindicación convocada por la Asociación Lobo Marley, consiguió hacer de los activistas una pieza de arte efímero.

La original acción tuvo lugar el pasado sábado, 21 de septiembre, en Pesquera, lugar donde recaló un grupo de activistas que remaron río abajo y caminaron por la ribera del Duero convertido, en los últimos tiempos, en frontera de muerte y exterminio para el lobo.

la foto (3)De esta manera, el artista José Abajo prestaba su talento artístico, a una causa que pretende conseguir la protección total del lobo ibérico (Canis lupus signatus) en nuestro País, y que lucha contra el acoso y estigmatización al que, según la misma organización, está siendo sometida la especie.

Los cuerpos desnudos de los miembros de la asociación Lobo Marley se pasearon como seres grises por el bosque. Sin alma, sin capacidad de integrarse en el entorno; poco a poco el bosque los convirtió en seres verdes, simbióticos, comprendiendo la importancia de la vida salvaje y en ese instante apareció el lobo, que vivió en comunión con el ser humano, sus animales domésticos y de granja.

Esta es, en síntesis, la filosofía de la asociación: conseguir hacer convivir las prácticas ganaderas con la vida salvaje, la protección del lobo como signo de biodiversidad.

usr181_gal6Frontera de muerte
Actualmente, el lobo es especie cinegética en la zona norte del Duero, mientras que una directiva europea (92/43/CEE) lo protege en la zona Sur. Al mismo tiempo, asociaciones de ganaderos y lobbys de empresarios se empeñan en lanzar propuestas para su exterminio total en la Península, sin contemplar ninguna otra medida que propicie la coexistencia entre las especies ganaderas y las salvajes.

Lobo Marley, en boca de su presidente, el reconocido naturalista Luis Miguel Domínguez, exige a las administraciones competentes “Que el lobo ibérico sea especie protegida en todo el territorio nacional, al igual que en Portugal” y que esta protección se respete sin excepciones y sin ceder a las presiones de ciertos lobbys ganaderos.

Asimismo, se pide que los cupos de caza que se establecen anualmente por las comunidades autónomas sean determinados de manera científica, y que en esos cálculos se considere la variable de los lobos muertos por furtivismo, atropellos etcétera.

Para que esta determinación científica pueda ser eficaz y fehaciente, consideran de suma urgencia que se realice un censo fiable de todas y cada una de las poblaciones, ya que actualmente se hacen estimaciones en base a censos antiguos, avistamientos sin constatar y considerando incluso las habladurías, las especulaciones y datos no contrastados, como aquellos que confunden ataques al ganado de perros salvajes con un incremento de la población del Signatus.

Fuente: Comunicación Lobo Marley
Fotos: Joaquín Mimbrero
lobomarley.org

Los mejores vídeos