Ascensión con esquís de travesía a los Picos Mofrechu y Pienzu, Asturias

Dos travesías insólitas y posibles gracias al paso de "Filomena"

Piter G. Padilla

Vistas hacia el P.N Picos de Europa desde el Collado del Mofrechu
Vistas hacia el P.N Picos de Europa desde el Collado del Mofrechu

Nuestro compañero y responsable de "Viajes Oxígeno", Piter G. Padilla, nos describe dos ascensiones con esquñis de travesía que ha podido realizar en las montañas cercanas a su casa, en Asturias, "gracias" al paso de la borrasca Filomena por nuestro país.

Sin duda en los últimos tiempos estamos viviendo una serie de imágenes que si no las hubiéramos vivido, seguiríamos pensando que son ciencia ficción. Por aquél pasado mes de enero de 2020 saltaba la noticia de que nuevo y mortal virus, del que todos conocemos su nombre, se habñia descubierto en China. De la mañana a la noche todos sabíamos ubicar la ciudad de Wuhan. En esas fechas estaba con un grupo esquiando en la Isla de Hokkaido - Japón, a partir de ese momento comenzaban los rumores de la posible expansión del mismo. A mediados de febrero de 2020 regresaba a Austria a continuar con la temporada de invierno y el virus eclosionaba en el norte de Italia amenazando a toda Europa. Que como bien sabemos y por desgracia se convirtió en un hecho consumado. Así el 10 de marzo me veía obligado a volver a Asturias, para que finalmente el día 13 nuestro presidente del gobierno instaurara el estado de alarma y el consiguiente confinamiento domiciliario de la población. Es en este momento cuando se empezaron a producir esas imágenes que nunca olvidaremos, donde las grandes ciudades, pueblos, aldeas y hogares,  auardaban vacías y en silencio (sólo roto por los aplausos de las 20 horas) a que se levantará el confinamiento que tan acongojados nos tenía. Una vez cumplido un año desde que se inició la pandemia en China, hemos vivido en una contínua montaña rusa en nuestra lucha contra ella, ahora por desgracia volvemos a estar en la temida subida.

El fin de estas letras que escribo, no es describiros lo que todos sabemos y que vivimos cada uno en nuestro foro interno. Es tratar de compartir con vosotros otras imágenes increíbles, pero en este caso de carácter positivo y único. A primeros de enero se descolgaba una bolsa de aire frío y un flujo de bajas presiones proveniente del norte se extendía por la cordillera cantábrica dejando copiosas nevadas por encima de los 300 metros de altitud. Una semana después atacaba por el sur la península la borrasca "Filomena", que se encontraría con esa bolsa de aire frío provocando la histórica nevada en el centro de la península.

En diciembre y  en este inicio de año, me preguntaba cuándo y dónde me pondría los esquís en esta nueva temporada de invierno. Cuando hablaba con mis colegas guías y otros amantes del esquí, les decía lo extraño que se me hacía no estar trabajando o esquiando en estas fechas. Interpretaba que debido a la reducción de movilidad sería en la cordillera cantábrica, pero jamás hubiera imaginado que lo haría en las montañas litorales, como si de Noruega se tratara. Si cualquier mañana de mi vida al levantarme recordando el sueño tenido durante la noche, y ese sueño hubiese sido ascender con esquís de travesía el pico Mofrechu y el pico Pienzu, en las montañas vecinas a mi casa, me hubiera sonreído a mí mismo diciéndome "tú estás alucinando"...

Pero me equivocaba, ese sueño se ha hecho realidad. Cuántas veces habré subido a su base con mi bicicleta o a su cima con mis botas, y cuando los subía pensaba: "si tuviesen nieve en invierno sería una gozada", pero ese pensamiento se disipaba rápido por estar en mi opinión lejano a la realidad. Pero ese sueño se hizo real: debido a las abundates nevadas que dejó el paso de "Filomena" el Mofrechu y el Pienzu estaban cargados de nieve, y pude poner las pieles de foca a los esquís en casa y tras una aproximación de 9 km en coche estaba esquiando. ¡Qué bonito resulta que los sueños se hagan realidad!

Os describo a continuación esas dos ascensiones, que sin duda, aún habiendo esquiado en los mejores lugares del globo, me han reportado las mejores jornadas y sonrisas de mi vida como esquiador. Como dicen los lugareños más viejos del lugar, ha sido algo histórico poder ascender y esquiar esos picos, a priori algo que tardará muchos años en repetirse, ojalá me vuelva a equivocar una vez más.

DSCN0286
Poniendo las pieles desde la puerta de casa

 

Ascensión con esquís al pico Mofrechu

El pico Mofrechu es el llamado techo del concejo de Ribadesella, donde desde su cima se divisa perfectamente la desembocadura del Sella. Está situado en la Sierra de Escapa, justo en el límite entre el concejo de Cangas de Onis y Ribadesella.

Para acceder hay que trasladarse por la comarcal As 339 -340 hasta la Collada de Igena desde Nueva de Llanes dirección Alto del Torno y Riensena donde podemos dejar el coche, desde allí y de forma excepcional nos ponemos los esquís. Salimos por una pista dirección norte hasta la Collada de la Felguerina y continuamos la pista hasta la majada de Hueses.

DSCN0269
El pico Mofrechu 

 

Llegados a este punto, el camino hace un giro cerrado a izquierdas superando un pequeño collado hasta Vega Mayor, desde donde divisamos a nuestra derecha el pico Mofrechu. Para acometer la ascensión al pico lo hacemos por su vértice izquierdo por el cual iremos ganando altura hasta su cima donde encontraremos un vértice geodésico y un piolet de cumbre. Aprovechamos a esquiar sus picos circundantes como la zona de Cabañas de Cuana culminando un día que nunca olvidaremos.

  • Distancia recorrida: 8 km
  • Altitud máxima: 889 m
  • Desnivel acumulado: 560 m
DSCN0297
Una jornada de travesía inolvidable

 

Ascensión con esquís al Pico Pienzu

El mítico Pico Pienzu (1.161 m) es la cima principal de la imponente cadena montañosa de la Sierra del Sueve que se eleva frente a la costa. De hecho el pico Pienzu se considera el pico más alto de Europa en relación a su cercanía con el mar. Está situado justo en el límite que divide los Concejos de Parres y Colunga.

La ascensión se puede realizar desde Cofiño, por el hayedo de la Biescona o desde el Mirador del Fitu. Nosotros elegimos la última pudiendo acceder desde este punto con los esquís puestos. Accedemos desde Caravia hasta el mirador por la As -260 y dejamos el vehículo en el aparcamiento, que encontramos casi lleno, lo cual no nos extraña debido a lo maravilloso del lugar más engalanado si cabe con el bonito manto blanco.

DSCN0315
El pico Pienzu

Comenzamos desde el párking desde donde sale la senda señalizada entre pinos hasta la Majada de Bustacu (668 m). Mires a donde mires las vistas no dejan de sorprenderte, a tu espalda la costa y hacia el frente las bonitas cimas de la Sierra del Sueve. Después de Bustacu continuamos por su empinada pista que nos lleva hasta la majada de Mergullines, donde a su derecha se presenta imponente la cima del Pienzu con su cruz de hierro de 16 metros de altura. Desde Mergullines hasta la cima es la parte más exigente de la ascensión, que se ve compensada con unas vistas sin parangón.

DSCN0313
La nieve en la montaña y el mar Cantábrico al fondo

 

Muy recomendable es acercarse al pico Murriellu y esquiar su cara norte, algo que no dejamos pasar. ¡Qué puedo decir del descenso maravilloso que pudimos disfrutar con unas vistas increíbles! Como si de un sueño se tratara...

  • Distancia recorrida: 12 km
  • Altitud máxima: 1.161 m
  • Desnivel acumulado: 750 m
El descenso desde el Pico Pienzu
El descenso desde el pico Pienzu