Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn

La nueva vida de la mejor esquiadora de la historia

Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn
Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn

Es la mejor esquiadora –y una de las mejores deportistas- de todos los tiempos. Lindsey Vonn ha representado a la perfección en una inusual y longeva carrera deportiva de 18 años los valores fundamentales del deporte: el espíritu de lucha, el esfuerzo, el hambre de superación... En esos 18 años en la competición de esquí alpino, siempre en la cumbre, acumula cifras abrumadoras: dos oros, tres platas y tres bronces en los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, un oro y dos bronces olímpicos, 82 victorias en la Copa del Mundo de Esquí Alpino, el mayor número de victorias también en la disciplina de Descenso (39) y de Súper Gigante (27), y récords que han pasado a la historia: superó el número de victorias femeninas en la Copa del Mundo que ostentaba Annemarie Moser-Pröll con 62, y sólo sus maltrechas rodillas le impidieron seguir en la competición y probablemente batir el récord absoluto del gran esquiador sueco Ingemar Stenmark, quedándose a tan sólo 4 victorias. Nacida en Minnesota, Estados Unidos, en el seno de una familia de esquiadores, de niña se trasladó a vivir a Vail (Colorado) donde de la mano de su padre, esquiador profesional, se inició en el deporte blanco con siete años. Una precoz trayectoria que le llevó a debutar con 16 en la Copa del Mundo y dos años después en unos Juegos Olímpicos (Salt Lake City, Utah, 2002). Una carrera de éxitos pero también de obstáculos en forma de graves lesiones, fracturas de huesos y ligamentos, conmociones cerebrales, dolores de cuerpo... que sólo la increíble capacidad de superación de Lindsey lograba disipar una y otra vez hasta ese febrero de 2019, cuando su cuerpo y su mente dijeron “basta" y le obligaron a retirarse de la competición a los 34 años.

![Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn](/uploads/static/oxigeno/upload/images/gallery/5e399ff10de694aa3f3493bf/5e3d5cd80ce69407168b471d-entrevista-con-la-gigante-lindsey-vonn.jpg "Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn")

Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn

El calvario de lesiones comenzó en 2013, cuando se fracturó gravemente los ligamentos de la rodilla derecha y la tibia en una caída durante el Supergigante de la Copa del Mundo de Schladming (Austria). Regresó dos años después, en diciembre de 2014, y con una victoria, ganando el segundo descenso de la prueba de Lake Louise. En marzo de 2016, liderando el circuito, Lindsey tuvo que finalizar la temporada por una fractura por estrés en su rodilla. Y en noviembre del mismo año tuvo que volver a pasar por el quirófano por una fractura en el húmero mientras entrenaba. Regresó en 2017 y logró imponerse en descenso en cuatro pruebas consecutivas. Incluso en 2018, en los Juegos de PyeongChang, ganó una nueva medalla olímpica, el bronce en el descenso. Lindsey deseaba poner un broche de oro a su increíble carrera deportiva en 2019, batiendo el récord absoluto de victorias de Stenmark, pero dos semanas antes de la primera prueba sufrió una caída en un entrenamiento y se lesionó de nuevo la rodilla. Las cámaras de HBO, que estaban realizando un documental sobre la carrera de la americana (“Lindsey Vonn: The Final Season"), fueron testigos también de su triste abandono de las pistas de esquí, llorando desconsolada en una camilla mientras se la llevaban en un helicóptero.

“La realidad es que mi mente y mi cuerpo no están en la misma sintonía. Mi cuerpo me está gritando que pare, que pare, y es hora de que lo escuche... Después de muchas noches sin dormir, por fin he aceptado que no puedo continuar con las carreras de esquí. En los últimos años he tenido más lesiones y cirugías de las que me gustaría admitir. Siempre he ido al límite en las carreras de esquí. He tenido un éxito increíble, pero también accidentes dramáticos. En este punto, la artritis es la menor de mis preocupaciones y espero poder seguir esquiando con mis hijos algún día", dijo en su despedida.

Lindsey Vonn ha representado a la perfección en una inusual y longeva carrera deportiva de 18 años los valores fundamentales del deporte: el espíritu de lucha, el esfuerzo, el hambre de superación.

Lindsey Vonn ha logrado que se conociera un deporte minoritario como el esquí alpino. No sólo arrollaba en las pistas, también fuera de ellas, con su fuerte personalidad. Ha sido y es una fuente de inspiración para niños y niñas de todo el mundo, ha roto moldes en el esquí y en el deporte femenino, también luchando por acabar con las barreras entre géneros: fue la primera mujer que usó esquís masculinos y expresó su deseo de participar en una carrera de la Copa del Mundo masculina, petición que se le negó. Su carrera deportiva y su actitud ante la vida fue premiada con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes, justamente el día en el que cumplía 35 años, meses después de su retirada, “por su extraordinaria aportación al mundo del deporte, así como por su capacidad de superación ante la adversidad y por ser ejemplo de deportividad".

Pero la retirada de las pistas de esquí no significa que Lindsey se haya quedado quieta. Sigue trabajando en el gimnasio, aunque ahora va porque quiere y cuando quiere, no por obligación, y continúa viajando por todo el mundo llevando a cabo numerosos proyectos, como su fundación para dar a las niñas la oportunidad de cumplir sus sueños con programas de educación (“dando a las futuras mujeres del mundo la confianza para mover montañas", reza el lema de The Lindsey Vonn Foundation). También Lindsey es una apasionada de la moda, y esa pasión se plasma ahora en su nueva colección de esquí en colaboración con su marca, HEAD Sportswear, con la que inició su vínculo en 2009, y de la que también es embajadora. La línea textil se llamará "Lindsey Vonn x Legacy", y formará parte a partir de la temporada 2020/21 de la colección de ropa de esquí de HEAD Sportswear. Con motivo de esta presentación en el marco de la feria ISPO de Munich pudimos charlar con la esquiadora americana diez minutos, en una habitación de hotel, como si fuera una estrella de cine (¡lo es!, pero del deporte), rodeada de su equipo de comunicación, de su equipo de Head y con peticiones a los periodistas de no pregutar por su futura boda con el jugador canadiense de hockey hielo PK Subban. No nos importaba, ¡había muchas cosas interesantes que preguntar a Lindsey! Amable y cercana, Lindsey respondió a las preguntas de Oxígeno (agradecemos a David Páez ser el “mensajero fisico" por enfermedad de Elena Moro). Y aquí las tenéis, os dejamos con esta deportista "Gigante":

Lindsey, en fin de año vimos una imagen tuya en Instagram atípica: en lugar de estar en la montaña, en una estación de esquí, estabas en Times Square celebrando la entrada del Año Nuevo. ¿Estás descubriendo ahora que hay “vida más allá del esquí?"

(Ríe) Siempre he sabido que había algo más en la vida que esquí, ¡pero no sabía el qué! (más risas). Es totalmente diferente e increíble estar prometida y estar empezando una nueva vida, y no sólo empezar una nueva vida, sino además empieza una nueva vida con PK, así que estoy muy feliz.

![Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn](/uploads/static/oxigeno/upload/images/gallery/5e399ff10de694aa3f3493bf/5e3d5cd80de6943b353493c5-entrevista-con-la-gigante-lindsey-vonn.jpg "Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn")

La nueva vida de Lindsey Vonn

Como deportistas sabéis que el tiempo en competición es limitado, pero ¿cómo asimila uno eso cuando ha dedicado muchos años de su vida a competir, al esquí? Muchos deportistas de élite lo pasan muy mal en esta etapa de su vida, incluso llegando a sufrir problemas emocionales, de salud... ¿cómo estás llevando tú este cambio?

Definitivamente es algo en lo que estoy trabajando, en parte creí que iba a ser un poco más fácil de lo que está siendo, pero, sabes estoy llevando mi vida adelante. Mentalmente es duro, físicamente es duro, tengo que cuidar mis rodillas, y de verdad no quiero entrenar duro nunca más en mi vida, pero es algo que debo hacer porque si no entreno mis rodillas pueden dañarse incluso más… Es un equilibrio, ¿sabes?, pero es una transición muy difícil, pero creo que para ningún atleta profesional es fácil esta etapa, pero ¡estoy trabajando en ello!

Supongo que cuando estabas compitiendo, hubo muchas cosas que te hubiera gustado hacer que no podías por tener que entrenar o competir… ¿qué fue lo primero que hiciste que deseabas hacer al retirarte?

¡Comer todo lo que quiero (risas)! ¡No hay límites! Y no ir al gimnasio sino quiero ir, quiero decir que sólo quiero hacer cosas porque quiero hacerlas, no porque tenga que hacerlas. No deseaba hacer algo en particular, simplemente tener la libertad de hacerlo.

¿Cómo era un día en tu vida antes de retirarte y cómo es ahora?

Totalmente diferente. Hay algo que es igual y es que estoy trabajando realmente duro, no tengo muchos hábitos que muchas de las que solía hacer. Ahora viajo alrededor del mundo ahora pero por diferentes razones, es el mismo trabajo pero con un diferente objetivo completamente.

Doce años en la élite, 82 victorias y récords que te han convertido en una de las mejores deportistas de la historia, pero también, como has dicho, muchas lesiones y mucho dolor… ¿ha merecido la pena?

En este punto sí, pero pregúntame en diez o veinte años y quizás tenga una respuesta diferente. ¿Sabes? Yo amo esquiar, no quiero cambiar eso, ¿que hoy en día desearía no haberme lesionado tanto?, por supuesto, pero el esquí me ha formado, me ha hecho quién soy, ha formado mi carácter, me ha hecho la persona que soy hoy en día, así que… Creo que todo en la vida sucede por alguna razón, que todo es una lección y tú sólo tienes que aprender de ello.

El esquí te ha causado dolor, pero imagino que también te ha aportado muchas cosas buenas…

Sí, muchas. Me ha dado la oportunidad de influir positivamente en la gente, en las chicas de mi fundación, todas son cosas increíbles y positivas que yo puedo devolver a la gente por mi condición y el éxito que he tenido. No todo gira alrededor de ganar y los récords, también se trata de aportar algo a la sociedad, saber que hay mucho más que vivir y eso te inspira. Te motiva.

No todo gira alrededor de ganar y los récords, también se trata de aportar algo a la sociedad, saber que hay mucho más que vivir y eso te inspira.

El día en el que cumplías 35 años recibiste el premio Princesa de Asturias en España, por tu talento y capacidad de superación. ¿Qué supuso para ti ese reconocimiento?

Fue increíble, quiero decir… Yo… no podía creer la gente que estaba conmigo, galardonados del mundo de la literatura, la ciencia y humanidades, esta gente está haciendo un impacto significativo en el mundo! y yo estaba incluida entre ellos! Fue un orgullo (tan en y una experiencia tan maravillosa, que nunca, nunca la olvidaré…

Eres un referente para los que amamos el esquí, y sobre todo para muchas mujeres y niñas, para las que eres un ejemplo de que sus sueños se pueden hacer realidad. ¿Qué consejos les darías a estas niñas que quieran seguir tus pasos?

Yo le diría a cualquier niña o niño que quiera seguir ese camino que si tienes un sueño tienes que empezar a trabajar duro para conseguirlo, y no eso no significa necesariamente ganar, sino hacerlo lo mejor que puedas, y si siempre haces lo mejor que puedas y tú siempre estarás feliz, y eso es lo que mejor que puedes hacer…

Creaste una fundación en 2014 para empoderar a las niñas, háblanos de ella…

La misión es empoderar a nuestras niñas, tenemos becas, campamentos y programas de educación, deportes y de empoderamiento para dar a las futuras generaciones las herramientas que necesitan para alcanzar sus objetivos y descubrir su fortaleza. Básicamente para enseñar a los chicos que no hablo por ellos, es un ejemplo con un significado, con un sentido, ser olímpica, así que quiero dar/regalar a otra gente la energía ir hacia delante no tiene que ser necesariamente en el esquí sino seguir a su corazón, creer en ellos mismos y esa es la oportunidad que quería darles.

![Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn](/uploads/static/oxigeno/upload/images/gallery/5e399ff10de694aa3f3493bf/5e3d5cd80ee694c21c34953c-entrevista-con-la-gigante-lindsey-vonn.jpg "Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn")

The Lindsey Vonn Foundation

Hablando de la visibilidad del deporte femenino. Empezaste a los siete años a esquiar, y a los 16 a competir, ¿ha cambiado el reconocimiento al deporte femenino? ¿O aún nos queda camino por recorrer?

Creo que a las mujeres se les presta más atención, especialmente en los últimos diez años, la visibilidad es muy diferente. Ahora por ejemplo, en cuanto a visibilidad y exposición en los medios hay más facilidad para que se escuche o se vea tu historia, porque todo el mundo puede ser un social media. Unos utilizan su voz mejor que otros, pero tu voz es la que se oye.

Yo le diría a cualquier niña o niño que quiera seguir ese camino que si tienes un sueño tienes que empezar a trabajar duro para conseguirlo, y no eso no significa necesariamente ganar, sino hacerlo lo mejor que puedas, y si siempre haces lo mejor que puedas y tú siempre estarás feliz, y eso es lo que mejor que puedes hacer…

Has hecho un documental sobre tu vida, has ido a dar una clase a Harvard, vas a escribir tus memorias y has producido una película junto a Robert Redford, ¿hacia dónde quieres dirigir tu energía ahora?

Hay un montón de proyectos, siento que cuanto más duro trabajo, mejor me siento, tengo un montón de pasiones, quiero estar involucrada en un montón de cosas, no sé decirte cuál de ellas es mi primera pasión – porque es PK (sonrisas)- pero estoy muy emocionada con mi proyecto con Head, también con Under Armour... Para mí es muy emocionante poner mi nombre en algo en lo que realmente creo y especialmente cuando tengo una relación de tanto tiempo como con Head, es una oportunidad maravillosa y espero que tenga éxito.

Tu relación con tu marca Head continua después de la etapa de competición, porque vas a diseñar una colección de textil con ellos...

Ellos creen realmente en mí, me han apoyado, y me he sentido muy querida en la compañía, me han cuidado y son casi como mi familia ahora. Ellos han creído en mí y ahora yo creo en ellos y la relación va a ir más lejos. Head ha estado conmigo profesionalmente desde 2009 y realmente aprecio los valores de la compañía. La nueva asociación con la línea de ropa de esquí ha abierto un nuevo reto en mi vida, después de las carreras. Estoy muy contenta por el look de la línea Legacy, ya que cumple con mi visión de ropa de esquí de moda, pero al mismo tiempo técnica. Estoy deseando aplicar mi conocimiento en el mundo del esquí y mi pasión para realmente marcar la diferencia en prendas técnicas de esquí.

![Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn](/uploads/static/oxigeno/upload/images/gallery/5e399ff10de694aa3f3493bf/5e3d5cd80de6943f353493c4-entrevista-con-la-gigante-lindsey-vonn.jpg "Entrevista con la "gigante" Lindsey Vonn")

La nueva línea de ropa de esquí Head Legacy creada por Lindsey Vonn