Temporal en el Manaslu

La montaña destapa su rostro invernal mientras el equipo de Txikon y Moro realiza un ejercicio de paciencia en el campo base

El invierno del Manaslu hace acto de presencia
El invierno del Manaslu hace acto de presencia

No para de nevar en el Manaslu. Y ya son más de 40 horas. Alex Txikon y su equipo esperan pacientes en el campamento base, intentando quitar la mayor cantidad de nieve posible de sus tiendas. El trabajo se ralentiza y deberán empezar de nuevo cuando el tiempo lo permita.

“Está cayendo más de metro y medio de nieve y no paramos de palear. Esto es lo que hay en invierno en el Himalaya. Somos perfectamente conscientes de que va a ser una dura pelea. Pero estamos con el ánimo a tope. Empezó a nevar el domingo, cuando nos encontrábamos entre el C1 y el C2. Decidí bajar esa misma noche. Iñaki esperó y bajo la mañana del lunes. Desde entonces no ha parado. Es verdad que las tiendas están aguantando muy bien. Que todo el trabajo que hicimos al principio está dando sus frutos.

Siempre he dicho que montar un buen campamento base es la clave y se está viendo que es así. De no haber trabajado bien estaríamos en otra situación ahora mismo”, explica el alpinista vizcaíno.

El objetivo es esperar a que pare de nevar para volver a ponerse en marcha. “Volvemos a la casilla de salida. Cuando amaine, empezaremos a abrir huella en la nieve y volveremos a marcar con bambús la vía de ascensión. Es duro tener que volver a empezar pero hemos venido a trabajar duro. Creemos que podremos comenzar a ganar terreno en los próximos días”, finaliza Txikon.
 

Wim Hoff comparte su método de entrenamiento extremo con Alex Txikon

Relacionado

Alex Txikon, el "Hombre de Hielo" y el método extremo

Los mejores vídeos