Relájense, que vienen olas

¿Qué podemos hacer cuando una ola nos revuelca? Todo menos luchar contra esa fuerza para salir a la superficie
Redacción Oxígeno -
Relájense, que vienen olas
Relájense, que vienen olas

Cualquiera que haya sentido la fuerza de una ola sobre su cuerpo sabrá que el revolcón puede ser considerable en la medida que las olas sean más grandes y fuertes. Y como en muchas otras situaciones delicadas, el primer impulso instintivo no siempre es el más adecuado para salir indemne del peligro…

Cuando una ola te revuelca como si fueses un trapo en una lavadora, la angustia que provoca la incapacidad de no poder salir a flote a coger aire hace que el primer impulso sea el de luchar contra esa fuerza para salir a la superficie. Error. Aunque cueste creerlo, en realidad la mejor forma de salir de la “lavadora” es adoptar postura fetal, relajarnos y dejarnos llevar por las fuerzas de la ola hasta que estas se apaciguan.

De esta forma no malgastamos oxígeno esforzándonos en una lucha casi siempre perdida, y cuando volvamos a respirar estaremos más fuertes y tranquilos para afrontar las más que probables olas que sigan llegando… Es hora de tomar aire, recuperar la tabla y ¡volverlo a intentar!

INFOGRAFÍA: IKI

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Probamos las nuevas ASICS Fujitrabuco Pro: unas zapatillas para carreras de media dis...

Rendimiento y salud en diez claves para tus correrías estivales...

Una extraordinaria oportunidad de viajar, por la cara, de los Alpes Julianos al Adriá...

Llega a su quinta generación mejorando su rendimiento y con nuevas tecnologías...

Ideas frescas y originales para disfrutar de viajes diferentes...

Una de las grandes novedades de Sea to Summit para las aventureras y amantes de los d...