Surf en Alaska: hacia olas salvajes

Fco. Javier González -
Surf en Alaska: hacia olas salvajes
Surf en Alaska: hacia olas salvajes

Surf en el remoto, frío e indómito territorio de Alaska.

FOTOS: LAURENT GADEN PHOTOGRAPHY / O’NEILL

Pasión por la aventura
Damien Castera. Treinta años de edad. Empezó a surfear con tabla corta a los once años. Cuatro años después se pasó al tablón. Durante diez años ha participado en todas las competiciones internacionales de longboard, llegando a finalizar en quinto lugar en los Campeonatos mundiales de 2011. “Ahora prefiero ser freesurfer. Es decir, que puedo ir donde quiero, con la gente que me gusta, y trabajar haciendo buenas sesiones de fotos y vídeos y reportajes para las revistas”. Un cambio lógico (y típico) en la carrera de muchos surfistas…

Tubo surf Alaska

El núcleo esencial del alma humana, es la pasión por la aventura.” Una frase escrita en el diario del joven Christopher McCandless, protagonista del libro y la película “Hacia rutas salvajes”, que fue encontrado muerto en un autobús abandonado después de cuatro meses de vida en soledad en Alaska... Y es que, desde hace siglos, Alaska ha sido un imán para soñadores, aventureros y cazadores de recompensas que han acudido en busca de aureos tesoros, pero también de la preciada vida solitaria en una de las últimas fronteras de la naturaleza en estado salvaje. Un atractivo sueño que, tanto en un caso como otro, se ha cobrado la vida de muchos aventureros por el camino… Indonesia, Maldivas, Australia…

Cuando uno piensa en surf, seguro que le vienen a la cabeza exóticos destinos tropicales asociados al surf en bañador y con crema solar en la mochila, antes que un destino en el que no puedes olvidar el spray anti osos… ¿Qué le lleva a un surfista a viajar dos meses a una de las zonas del mundo más remotas, salvajes, frías e inhóspitas del planeta? “Me gusta mucho la soledad. Y Alaska es muy salvaje y no hay surfistas. Cuando fui allí, era temporada de verano en Francia, y había demasiada gente en todas las playas… En Alaska, en compañía de dos amigos, pudimos disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza.

El campamento
El primer mes viví solo en una cabaña. El segundo mes me acompañaron dos amigos, y decidimos acampar en el bosque durante el mes entero. Me encantaba despertarme entre las montañas y el mar, en la solitaria naturaleza salvaje, sin nadie para molestarnos. Estaba en el paraíso. Incluso en los largos días de lluvia había muchas cosas que hacer: pescar para comer, encontrar madera para el fuego, leer, escribir, y desconectar de la televisión, el teléfono móvil y de Internet...

campamento surf Alaska


La fauna
En dos meses he visto muchos osos, la mayoría negros y algún grizzli; también zorros, ciervos… y en el agua lobos de mar, focas y nutrias. También he visto orcas a lo lejos mientras surfeaba. Una tarde, mientras estaba en el agua, escuché los gritos de mi amigo desde la playa. Cuando miré atrás, vi dos aletas gigantescas a menos de cien metros… salí del agua muy rápido y totalmente aterrado".

pesca Alaska


Surf salvaje
"El lugar en el que más surfeé era una playa grande, de más de cien kilómetros, con olas allá donde mirases y un paisaje sobrecogedor. Las condiciones eran muy buenas, con un montón de spots adecuados para distintas direcciones de las mareas, y montañas nevadas a un lado y frondosos bosques al otro. Hay un spot con fondo de roca y un pico que forma una izquierda muy larga… en un lugar increíble para cualquier surfista, aunque surfear en Alaska durante el verano es como surfear en España en invierno. Las aguas frías las combatí con un neopreno 5/4, pasamontañas y escarpines de neopreno."

Surf Alaska

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...