¿Qué hubieses hecho antes del fin del mundo?

Por si la predicción hubiese sido cierta, el parapentista Horacio Llorens apostó por cumplir uno de sus sueños. Su reto era recuperar el récord mundial de Infinity Tumbling y hacerlo sobre uno de los lugares más impresionantes del planeta de donde proviene la predicción. 568 loopings consecutivos, sobre las ruinas mayas de T
Jorge Jimenez -
¿Qué hubieses hecho antes del fin del mundo?

Por si la predicción hubiese sido cierta, el parapentista Horacio Llorens apostó por cumplir uno de sus sueños. Su reto era recuperar el récord mundial de Infinity Tumbling y hacerlo sobre uno de los lugares más impresionantes del planeta de donde proviene la predicción. 568 loopings consecutivos, sobre las ruinas mayas de Takalik Abaj.

El Infinity tumbling es la maniobra de parapente acrobático más complicada que existe, en la que el piloto pasa sobre la vertical de la vela haciendo loopings consecutivos. En cada rotación el piloto debe hacer frente a una fuerza centrífuga de 6G. El cuatro veces campeón del mundo de parapente acrobático logró dar 568 vueltas tras saltar desde un helicóptero a 6.000 metros de altura. “Salté con oxígeno, debido a la altura y a 5.900 metros abrí la vela y comencé la maniobra. Por cada vuelta se descienden diez metros y medio aproximadamente. Estuve dando vueltas durante unos 15 minutos hasta que me dio la sensación de que estaba ya cerca del suelo y paré a unos 500 metros por seguridad”, cuenta Horacio tras superar en 194 vueltas el récord anterior de 374 rotaciones que estaba en manos del americano Max Marien.

El primer récord se estableció en 2006 con 108 vueltas realizadas por Raúl Rodríguez, primo de Horacio e inventor de la maniobra. En récords posteriores el número de vueltas se fijó en 211 hasta que en 2009 Horacio lo batió dando 281 vueltas consecutivas. “Podría haber seguido un poco más pero tenía la cabeza muy cargada y ya no distinguía bien las distancias. En esta maniobra te enfrentas a una fuerza G muy elevada y hay momentos en los que puedes perder la noción de la altura, algo que puede ser crítico. Esta vez las primeras 200 vueltas que di fueron las más difíciles. Debido a la poca densidad del aire en altura, las rotaciones eran mucho mas rápidas y agresivas.”

Horacio viajó a Guatemala con un equipo humano de siete personas y con un equipo técnico complejo. "Durante el vuelo llevaba conmigo un barógrafo, una computadora, un GPS, tres cámaras HD y una grabadora de sonido. Queríamos validarlo como récord Guinness y para ello teníamos que grabar todo el proceso con unos instrumentos marcados por ellos”. Finalmente el récord ha sido validado como ‘Guinness World Record’.

[vsw id="P9c0zWkLZ6c" source="youtube" width="425" height="344" autoplay="no"]

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...