Prisionero del volcán

El parapentista Horacio Llorens pasa la noche en el cráter de un volcán activo en Tanzania. Junto a su compañero belga Thomas de Dordolot lleva en África desde diciembre sobrevolando el continente y ya han cruzado países como Egipto, Sudan, Etiopía y
Jorge Jimenez -
Prisionero del volcán
Prisionero del volcán

El parapentista Horacio Llorens pasa la noche en el cráter de un volcán activo en Tanzania. Junto a su compañero belga Thomas de Dordolot lleva en África desde diciembre sobrevolando el continente y ya han cruzado países como Egipto, Sudan, Etiopía y Kenia.


Llegaron a África a mediados de diciembre de 2011 con un sueño; volar con su parapente por encima de lugares tan emblemáticos como el Nilo, las pirámides de Jebel Barkal o el Parque natural de Simiens Mountains. Horacio Llorens y Thomas de Dordolot han logrado cumplir ese sueño y cuando vuelvan a España traerán en sus memorias recuerdos inolvidables. La última aventura de este viaje les ha ocurrido en Tanzania, en el parque natural del Ngorongoro. “A sus pies se levantan dos inmensos volcanes y no lo pensamos ni un segundo, cogimos nuestros parapentes y nos pusimos a andar ladera arriba para buscar un despegue. Una hora mas tarde estábamos en el aire volando en ascendencias que nos levantaban a más de 10 metros por segundo, en condiciones muy fuertes”, comenta Horacio, atleta de Red Bull y tricampeón del mundo de parapente acrobático.

Una tormenta se acercaba a los dos atletas y ponía en peligro el vuelo. “Tom decidió aterrizar pero yo no quería quedarme sin ver el cráter del volcán, que había tenido una explosión hace tan solo 4 años, y presentaba un cráter redondo perfecto. Aterricé en la cima con algo de dificultad por el fuerte viento, dejé mi equipo y me puse a andar y disfrutar de las increíbles vistas.” Poco después se levantó un viento de más de 80 km/h que no le permitió despegar y Horacio tuvo que pasar la noche allí.  “Cuando llegué al cráter aluciné con el espectáculo. El volcán, aun activo, tenía un sonido constante de lava en movimiento y varios chorros de gas con un fuerte olor a azufre”, comenta este madrileño de 29 años.

Tras pasar la noche allí, Horacio tuvo que esperar a mediodía hasta que se despejaron las nubes para poder tomar vuelo. “Por la mañana, establecí contacto por radio con mis compañeros y desde abajo me dijeron que pintaba mal el panorama, muchas nubes bajas que tapaban todos los picos. A medio día comencé a ver por fin el valle poco a poco. Doy gracias de que el volcán también durmiera aquella noche conmigo.”

El proyecto “Search África” llevó a Horacio Llorens y Thomas de Dordolot en diciembre al continente africano.  Ambos llegaron hace pocos meses de un viaje por Pakistán que les llevó a volar a más de 7.000 m en las laderas del colosal Rakaposhi (7.780 m) con ayuda de oxígeno. Batieron, con un vuelo de 225 km, el record de distancia de Pakistán que es a su vez el de toda Asia, hasta ahora en manos de Brad Sanders con 224 km. Y volaron junto al K2. Horacio ascendió a 7.318 metros, una altura nada desdeñable pero no la se habían puesto, los 8.000.

Search Projects : A month in Egypt ... from SEARCH Projects on Vimeo.

Más información: www.redbull.es 

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...