Mejora tu técnica de bajada en mtb

Juan Manuel Montero -
Mejora tu técnica de bajada en mtb
Mejora tu técnica de bajada en mtb

Todo lo que sube, baja... Sí, disfrutamos subiendo pendientes infinitas, pedaleando contra la inercia que nos tira para atrás, sudando la gota gorda, pero la recompensa de un descenso vertiginoso merece la pena.  Te enseñamos cómo mejorar tus bajadas, uno de los aspectos técnicos más importantes, y te damos 5 propuestas para disfutar también de los descensos.

FOTOS: Gonzalo Manera

Publicidad

Frenada

<

p>Para moverte rápido por la montaña y controlar los descensos tienes que aprender a perder velocidad con seguridad. La frenada es uno de los elementos técnicos más importantes. Con la bicicleta de montaña se usan los dos frenos, delantero y trasero, para detenernos o controlar nuestra velocidad. Es un error usar sólo uno, salvo en circunstancias especiales, como cuando nos movemos sobre suelos muy deslizantes, o en el caso de pendientes en descenso sumamente peligrosas, momento en que elegiremos sólo el freno trasero.

- Debemos llevar siempre uno o dos dedos sobre la palanca de cada freno 1, de esta forma el tiempo de reacción se acorta notablemente. Aunque te cueste al principio, has de acostumbrarte.
- Justo antes de comenzar la frenada atrasaremos el peso extendiendo los brazos y bajaremos el centro de gravedad, 2 aplanando el tronco.
- Comenzaremos a presionar los dos frenos en cuanto hayamos atrasado el peso, no antes.
IMPORTANTE: en cuanto dejas de frenar tienes que volver a avanzar el peso 3 para no desequilibrarte hacia atrás


Frenada

Publicidad

Bajar un obstaculo

<

p>La técnica para afrontar un escalón o pequeño cortado es muy sencilla, y antes de necesitarla, lo mejor es practicarla en algo tan sencillo como un bordillo de acera en la calle. Lo fundamental es calcular la fuerza con la que debemos tirar de la parte delantera de la bicicleta, para que la rueda delantera se mantenga en el aire, y la velocidad, para que la rueda trasera supere el
escalón. Practicando una y otra vez en un bordillo cualquiera podremos más tarde afrontar en el campo cortados de diferentes alturas con total seguridad.

- Al llegar la rueda delantera al vértice del escalón es cuando debemos tirar del manillar con ambos brazos, siempre con los dedos sobre las manetas de freno, y con la velocidad suficiente para que la bici sobrepase con facilidad el obstáculo. De lo contrario, podríamos volar por encima del manillar. Los brazos deben quedar estirados y el cuerpo retrasado mientras ayudamos con la flexión de las piernas al equilibrio de nuestro cuerpo.
- En este momento las dos ruedas de la bici están en el aire y no es necesario tocar los frenos, salvo que por un exceso de fuerza hubieras tirado demasiado fuerte de la parte delantera de la bici y corrieras el riesgo de caer de espaldas. Si es así, con un solo toque del freno trasero de la bici, la rueda delantera buscará el suelo y estarás fuera de peligro, aunque antes que llegar a este extremo, lo mejor es que practiques en cortados pequeños.
- Al hacer contacto con el suelo debes flexionar tus piernas, que harán de suspensiones, al igual que tus brazos (aunque lleves horquilla de suspensión). El peso debe estar centrado o ligeramente retrasado según la recepción del escalón, y aquí sí que es importantísimo que hayas visto que una vez de nuevo en tierra el sendero continúa recto o que tienes el espacio suficiente para frenar en caso de que haya una curva.

Bajar un obstaculo

Publicidad

PENDIENTES MEDIAS EN “MODO” DOWNHILL

<

p>- Cuando llegan las bajadas tu comportamiento ha de ser muy dinámico, permanece atento a las piedras, baches, regueros y aplica la técnica del bunny hop si es necesario 1.
- Tienes que retrasar ligeramente la posición del cuerpo 2, e ir lo más flexible posible sobre la bicicleta, para que la situación de tu centro de gravedad haga más difícil que te caigas por delante de la bicicleta.
- Recuerda llevar uno o dos dedos sobre las manetas de freno 3 para reaccionar más rápido ante los siempre posibles imprevistos.
- Extiende más los codos respecto de la posición media y baja el torso 4.
- La vista escanea el terreno continuamente: mira a media distancia 5 y también mira lo que hay más cerca.

PENDIENTES MEDIAS EN “MODO” DOWNHILL

Publicidad

Curvas de 180º

En esta situación se combina la complicación de una subida o una bajada con la del propio giro.

- La frenada es muy importante antes del giro. A la vez que frenas no te olvides de quitar dos o tres marchas 1 para salir de la curva con agilidad.
- Tu posición ha de ser ligeramente atrasada 2, por el hecho de que estás frenando y por el propio descenso.
- Igual que en las subidas tienes que decidir en un instante la trazada qué vas a hacer, en este caso tienes menos tiempo que cuando subes.
- El pie interior ha de ir más alto que el exterior 3, y has de hacer presión de forma consciente sobre el pedal exterior.
- Fija la mirada en la salida de la curva 4 para trazar correctamente.
- Pedalea lo antes posible al acabar el giro 5 para estabilizarte de nuevo.

Curvas de 180º

Publicidad

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.