Primera concentración del Equipo Femenino de Alpinismo

La concentración se realizó del 26 de febrero al 6 de marzo con el principal objetivo de escalar en hielo y aprovechar al máximo las condiciones de la parte final del invier
Jorge Jimenez -
Primera concentración del Equipo Femenino de Alpinismo

La concentración se realizó del 26 de febrero al 6 de marzo con el principal objetivo de escalar en hielo y aprovechar al máximo las condiciones de la parte final del invierno.

Esta primera actividad del nuevo Equipo Femenino de Alpinismo (EFA) fue muy activa y provechosa, pese al mal tiempo generalizado en Alta Montaña. En ella asistieron el director del EFA, Pere Vilarasau, el aplinista Oriol Baró como técnico colaborador y las miembros del equipo: Anna Bonet, Gloria Serral, Inmaculada Garrido, Berta Terrés, Tamara Romero y Anna Bonet.

Las condiciones de la montaña fueron el factor principal que determinó que la concentración fuese itinerante. Organyà (Lleida) fue el punto de partida para empezar a escalar diferentes rutas de autoprotección de notable dificultad, como “Ni contigo, ni sin ti” (200 m 7b) a la pared del Tossal d’Obaga de la Font y “El Gran Diedro” (150m 7ª) al Pit de la Geganta en Collegats.

Después de este primer contacto, el grupo se desplazó a Boí para centrarse definitivamente en la escalada en hielo en la zona de Cavallers y la escalada invernal con la colaboración fundamental del alpinista y experto local Oriol Baró. En función de las condiciones reinantes se escalaron varios itinerarios como “Islandis” (450m 5), cascadas de grado 4 y 5 o dry tooling en la zona de Malavecina en los Bessiberris. También se realizaron prácticas de maniobras de cuerda, montaje de reuniones, técnica gestual y destreza en terreno fácil, etc. Además, el equipo hizo vías largas de corte alpino en Comalesbienes y Comalestorres, como “Purgandus Populus” (1.000m con resaltes de 70/80º).

El grupo siguió su trabajo en varias zonas como la del Estany de Llonc, pudiendo escalar el difícil “Thalassa Glace” (205m 5+); Santorens, donde practicaron dry tooling hasta M7 de dificultad, y la Bonansa, haciendo varias líneas de 5 y 5+ y una vía de dry tooling de M5. Betesa fue el último punto del itinerante, un sitio más tranquilo en el que el Equipo se despidió satisfecho.

La concentración ha sido muy productiva para el EFA y ha permitido fijar los estándares de seguridad del grupo relacionados con la escalada en hielo. De esta manera, el Responsable de nivel ha podido comprobar sobre el terreno el conocimiento y condición física de las miembros del Equipo. Sin duda, después de estos días intensos, el grupo ha salido más cohesionado y confiado, aun con más ganas de trabajar juntas en la montaña.

Fuente: FEDME

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...