Buenas posibilidades en el Manaslu

Txikon y su equipo regresan a la montaña tras las nevadas, encontrado un panorama prometedor y una buena ventana para progresar hacia cotas superiores

Alex Txikon y su equipo regresan al campo base del Manaslu. Foto: Sendoa Elejalde
Alex Txikon y su equipo regresan al campo base del Manaslu. Foto: Sendoa Elejalde

Alex Txikon y su equipo vuelven a ganar altura y están “super contentos y muy motivados”. Las previsiones más optimistas se han cumplido y el sol ha brillado durante todo el fin de semana. Esto, unido a que el viento ha azuzado con fuerza, ha hecho que la gran cantidad de nieve que ha caído durante estas últimas tres semanas se haya asentado mejor de lo esperado. Estas circunstancias han permitido que el equipo haya podido ascender esta mañana hasta el C1, a 5.750 metros de altura.

“Hemos subido más rápido de lo esperado. El fuerte viento y el sol han hecho que la nieve se haya estabilizado y hemos comprobado que, por lo menos hasta el C1, las condiciones de la ruta son bastante buenas. Eso sí, hay muchísima nieve. Nuestro objetivo era realizar una incursión para ver hasta dónde podíamos llegar y las impresiones son buenas. Es cierto que todavía queda mucho que analizar, pero estamos contentos con lo que hemos visto”, explica Txikon a su vuelta al campamento base.

1
Txikon rumbo al C1. Foto: Sendoa Elejalde

Además, parece que a partir del día 6 de febrero podría abrirse una ventana de buen tiempo. Es lo que les ha indicado el meteorólogo Javier Del Valle, que lleva años colaborando con Txikon en sus expediciones gracias a su profundo conocimiento. “Es cierto que hasta entonces puede caer más nieve. Las previsiones indican que podrían caer desde 30cm hasta 1 metro, pero veremos. Esperamos que no caiga tanto y que a partir del día 6 podamos subir a los campamentos superiores. Las noticias de Javier las hemos recibido con muchas ganas”, explica Txikon con cautela. El viento será otra variable a tener en cuenta. Es cierto que ayuda a que la nieve se asiente pero puede ser un problema en cotas más altas.

“Hay que ir día a día. Todavía tenemos todo febrero por delante y soy optimista, pero no me quiero pasar. Si la montaña nos da una tregua vamos a intentarlo. De eso no tengo ninguna duda. Está siendo un invierno muy duro y con mucha nieve, pero nos agarramos a estos pronósticos positivos. Esperemos tener más suerte en esta segunda parte de la expedición”, finaliza Txikon.
 

Los mejores vídeos