Pobeda: escalando la montaña más fría de la tierra

Simone Moro y Tamara Lunger protagonizan este corto documental sobre la primera ascensión invernal al techo de Siberia.
Oxigeno -
Pobeda: escalando la montaña más fría de la tierra
Pobeda: escalando la montaña más fría de la tierra

Sakha es la región donde se levanta el Pik Pobeda; unas geografías ásperas y gélidas que rodean la montaña más alta de Siberia, y donde se ha registrado la temperatura más baja del Hemisferio Norte, con unos terroríficos -71 grados. Un escenario desolado y hostil hasta el que marcharon Tamara Lunger y Simone Moro, el pasado febrero, para firmar la primera ascensión invernal de este monolito congelado de más de tres mil metros.

En «Pobeda» podemos ver a Moro y Lunger, compañeros habituales de escalada, enfrentándose a un clima verdaderamente hostil durante su viaje a la región siberiana. Después de un largo viaje (13 horas de vuelo a través de Moscú, Yakutsk y la «ciudad fantasma» de Ust Nera), de estar a punto de perder su furgoneta cruzando un río helado y de realizar un viaje por tierra durante medio día atravesando paisajes cubiertos de nieve congelada, llegaron finalmente a su alojamiento antes de intentar el ascenso a la cumbre.

Ambos escaladores se enfrentaban a un nuevo tipo de ascensión invernal. Simone Moro, consciente de que iban a intentar un nuevo tipo de exploración, comentó: “Si estoy en Nepal o en Karakórum, en el Himalaya, los Andes o la Patagonia, sé lo que puede pasar y me siento como en casa. Aquí es diferente, nunca sé qué puede pasar a continuación”.

Publicidad

Los italianos también admitieron que la población local fue un aspecto clave del viaje, ya que les advirtieron de que las condiciones para escalar en Siberia no tienen nada que ver con las condiciones habituales de escalada en el Himalaya. Los atletas debían evitar pasardemasiado tiempo fuera de sus tiendas, lo que significaba que debían completar una ascensión rápida con varias secciones técnicas, en la cual invirtieron unas 7,5 horas, seguida de un complicado descenso enfrentándose a la oscuridad y al frío, por lo que tardaron más de la mitad de dicho tiempo.

A pesar de las difíciles condiciones, ambos escaladores disfrutaron de la expedición. “Pude confirmar que estoy enamorada de la exploración”, ha asegurado Tamara.

Publicidad
Te recomendamos

Ideas frescas y originales para disfrutar de viajes diferentes...

Una de las grandes novedades de Sea to Summit para las aventureras y amantes de los d...

Así son las Merrell Antora, os contamos al detalle cómo son las primeras zapatillas d...

Probamos las nuevas ASICS Gel Fuji Trabuco 7 y te contamos cómo rueda el modelo estre...