Como meteoros en el Nanga Parbat

Daniele Nardi ya ha establecido el C3 en el Nanga, Simone Moro inicia su aclimatación y Alex Txikon se acerca al K2
-
Como meteoros en el Nanga Parbat
Como meteoros en el Nanga Parbat

"Estamos bajo el Espolón Mummery, mi gran sueño". Con estas palabras anunciaba Daniele Nardi la instalación del tercer campo de altura en el Nanga Parbat, cuyo invierno se le resiste desde hacia varias temporadas, obcecado en la apertura de esa ruta mítica e inviolada que asciende por la insondable vertiente Diamir.

Nardi y su equipo pasaron la última noche en una grieta de hielo a 5.700 metros, afrontando una dura noche antes de emprender el regreso al Campo Base ante la inminente llegada de mal tiempo. El Karakorum se verá asolado por fuertes vientos las próximas jornadas, ofreciendo a los alpinistas la oportunidad de descanso y de reflexionar sobre los últimos días en una montaña que no perdona bravatas, y mucho menos durante la estación fria.

Como meteoros en el Nanga Parbat

Daniele Nardi avanza en el Nanga Parbat.

"Estoy muy contento con el trabajo realizado hasta ahora", comentaba Nardi a La Gazzetta dello Sport. "Estamos avanzando bien, el grupo se ha unido mucho en unos pocos días. Estamos muy cansados, pero muy felices".

La acción en el Karakorum no se ha hecho esperar, y la expedición que comanda Nardi ha querido aprovechar cualquier minima ventana para aclimatar e ir estudiando el estado de la montaña. El equipo instalaba el Campo 1 a 4.700 metros, dejando un buen depósito de provisiones, para después abrir huella hasta los 5.200 metros, donde plantaban el C2.

Aproximación hacia el K2

De la meteo caprichosa por ahora no debe preocuparse Alex Txikon, que continúa con su marcha de aproximación hacia la base del K2. Ayer alcanzaban la villa de Askole, situada a 3.040 metros custodiada por las afiladas cimas del Karakorum. La expedición de Alex comparte logística con Artem Braum, uno de los líderes de la expedición internacional con la que compartirá Campo Base y, si los ánimos son similares, hasta ruta de ascensión. Nepal, Rusia, España, Polonia, Kirguistán y Kazajistán se unirán bajo los férreos bastiones del K2: un total de 16 alpinistas pugnarán juntos por firmar la primera invernal de la montaña, gran reto pendiente del Himalayismo.

El futuro cercano de Txikon pasa sí o sí por esta cima. En una reciente entrevista a The Himalayan Times reconocía tener ya el próximo proyecto en la cabeza: intentar la travesía del K2 en verano, ascendiendo por su lado norte para después descender por la vertiente sur. Otra actividad que nunca se ha logrado antes.

Como meteoros en el Nanga Parbat

Alex & Co. en Askole.

Aclimatando con Mr.Winter

Simone Moro por su parte ya ha inciado su fase de aclimatación para intentar el Manaslu en invierno. El italiano también también ha pasado la noche coqueteando con los seismil metros y descansará los próximos días, adviertiendo la llegada de vientos de hasta 130 km/h en las siguientes horas. A pesar de las condiciones, Simone no pierde la sonrisa como puede comprobarse en el vídeo que ha compartido.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...