Andrzej Bargiel hace historia en el K2

Primer descenso con esquís desde la cima de la “Montaña de las Montañas”.
-
Andrzej Bargiel hace historia en el K2
Andrzej Bargiel hace historia en el K2

22 de julio de 2018. Recuerden esa fecha porque ya es historia de la montaña. El alpinista polaco Andrzej Bargiel (30) lograba convertirse en la primera persona en la historia que desciende con esquís desde la cima del K2, la segunda montaña en altura de la Tierra y, sin duda, una de las más peligrosas.

Bargiel llegaba al Karakorum a mediados de junio para aclimatar en las laderas del Gashebrum II. Las difíciles condiciones de la temporada veraniega hacían imposible que lanzase un ataque a cumbre, pero la actividad le servía para llegar hasta la base del K2 en un estado de forma memorable. Tan memorable que se ha ganado su renglón en las enciclopedias del alpinismo y del deporte en general.

En el K2, Bargiel (cuyo hermano y su dron han sido protagonistas de un meritorio rescate por encima de los 7.000 metros), comenzaba a trabajar de inmediato en la ruta Cesen, que se estira por la arista Sureste. El 19 de julio alcanzaba el Campo 2 y al día siguiente accedía hasta el C3 junto a Janusz Golab, otro miembro de la vanguardia alpina de Polonia. Y eso es mucho decir. El 22 de julio partía en solitario hacia la cima, sin usar oxígeno suplementario, hollando los 8.611 metros a las 11:30 de la mañana, cuando se calzaba los esquís para legar una de las actividades más sobresalientes que se han llevado a cabo en el Karakorum. Bargiel se lanzaba a descender el hombro de la ruta Cesen, y atravesaba el campo de seracs de la Travesía Messner para llegar hasta la arista que escalaban sus compatriotas Jerzy Kukucka y Tadeusz Piotrowski en 1986. Desde allí regresaba a salvo hasta el Campo Base con un trocito de historia bajo el brazo.

Andrzej Bargiel hace historia en el K2

Andrzej Bargiel hace historia en el K2

El descenso con esquís del K2 era considerado por muchos como la última frontera del esquí extremo. Varios lo han intentado y algunos se han dejado la vida en ello. En 1998, el italiano Edmund Joyeusaz esquiaba desde los 7.000 metros. En 2001, era Hans Kammerlander quien comenzaba el descenso a apenas 400 metros de la cumbre, antes de abandonar el intento tras ser testigo del accidente mortal de un alpinista coreano. Al año siguiente, Michele Fait fallecía cuando descendía desde el Campo 2 junto al sueco Fredrik Ericsson, una leyenda que al año siguiente también desaparecía cuando sufría una caída en el Cuello de Botella.

Ya en 2017, Bargiel se veía obligado a abortar un intento en el K2 debido a las pésimas condiciones de la nieve en la montaña. Tres años antes, el polaco firmaba el descenso con esquís desde la cima central del Shisha Pangma y en 2015 hacía lo propio en las laderas del Manaslu.

También te puede interesar

Sería la primera persona en lograrlo.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...