Sergi Mingote hace cima en el Gasherbrum II

Y logra seis ochomiles sin oxígeno en un año.. y dos días
Jorge Jiménez Ríos
Sergi Mingote hace cima en el Gasherbrum II
Sergi Mingote en la cima del Manaslu, el pasado otoño.

Salvando más de un kilómetro de desnivel, con los dientes apretados, a las 3:25 hora española, Sergi Mingote se plantaba en la cumbre resplandeciente del Gasherbrum II (8.035 m). De este modo, suma su tercer ochomil de 2019, tras el hollar el Lhotse y el Nanga Parbat, y el sexto en un año. Bueno, en un año y dos días para ser exactos. Un logro fabuloso, teniendo en cuenta que todos los ha escalado sin el uso de oxígeno embotellado, y afrontando una buena cantidad de adversidades durante las ascensiones esta temporada. Eso sin contar los ambientes viciados de la altitud, el peligro de avalanchas y demás defensas ocultas de la montaña.

El pasado verano, un 16 de julio, el alpinista catalán coronaba el Broad Peak y se lanzaba a por el descomunal reto de ascender seis techos del mundo en el margen de un año. Antes de concluir el 2018, ya había contemplado el mundo desde la cumbre del K2 y del Manaslu.

Publicidad

Esta primavera, durante un dramático descenso en el Lhotse, en el que participaba en un laborioso rescate, las fuerzas y los ánimos le impedían culminar la travesía hacia el Everest. Un gran sueño que se posponía. Y ya en julio, cuando se encontraba a punto de lanzar su envite definitivo en el Gasherbrum I, con la oportunidad de concluir su proyecto dentro del plazo establecido, la meteo y varios infortunios le forzaban a la retirada. Su escalada del GII ha sido rápida y tajante, quizá espoleado por no haber cumplido exactamente con su meta personal. En cualquier caso, Mingote ha firmado un reto deportivo descomunal y brillante, a la altura de las grandes crónicas del ochomilismo.

Si esos dos días de retraso suponen una espina molesta en el espíritu, aún podría intentar cumplir con su propósito. El K2 lo ascendía en solitario el 23 de julio de 2018, así que aún tiene unas jornadas, y margen en el permiso de ascensión, para volver a progresar por los campos de altura del GI y poner un broche bastante legendario a su forma de entender las montañas.

En estos momentos, Sergi descansa en el C3 del Gasherbrum II, instalado sobre los 6.950 metros. Podéis seguir el descenso en vivo a través de su Racetracker.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Así fue la experiencia del alpinista escalando el Manaslu.

El alpinista polaco suma así su quinto ochomil.

Te recomendamos

Mountain bike en el Cap de Creus, kayak en el río Ter y submarinismo en Roses para de...

Si aún tienes la idea de que la Costa Brava es un destino tradicional de playa y sol,...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

Así es el nuevo Original Multifunctional Headwear de BUFF®, un tubular fabricado a pa...

Un reto con el que soñamos todos los amantes de la aventura y naturaleza: cruzar los ...

Así son las Merrell Antora, os contamos al detalle cómo son las primeras zapatillas d...