Núria Picas con la vista en la cima del Makalu

La atleta volverá a intentar escalarlo justo dos años después de sufrir un terremoto en esa misma montaña.
Redacción Oxígeno -
Núria Picas con la vista en la cima del Makalu
Núria Picas con la vista en la cima del Makalu

Dos años después de sobrevivir a la tragedia del terremoto de Nepal junto a Ferran Latorre, mientras intentaban escalar el Makalu, Núria Picas se encuentra de nuevo en la quinta montaña más alta del mundo, esta vez acompañada por el bombero Xavi Batriu.

Antes de empezar la expedición este 17 de abril, la embajadora de Sea to Summit aseguró que “conseguir este reto supondría cerrar un círculo, es algo que tengo pendiente”. Y es que Núria Picas tiene una gran conexión con Nepal, país con el que ha colaborado a través de campañas solidarias tras el terremoto de 2015. Por si fuera poco, el padre de la atleta, Gabriel Picas, escaló el Makalu en 1976 en la expedición del Centro Excursionista Comarca de Bages (CECB). De su padre heredó el amor por la montaña y la escalada; la cima más alta que ha escalado Picas fue en 2002, el Huscarán (6.868 m).

La expedición, que comenzó con un trekking por la valle del Everest, se puede seguir a través de las redes sociales y de la página web de la atleta, en la que regularmente se actualiza la situación y las condiciones en las que se encuentra. En estos momentos, la escaladora ha alcanzado ya los 5.530 metros de altura y ya está un poco más cerca de atacar la cima del Makalú (8481 m). De conseguirlo, sería el primer ochomil que escala la bicampeona del mundo de Ultra Trail, y demostraría una vez más su talento, esfuerzo y capacidad de superación.

 

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Un básico de la equipación de un deportista y de un viajero outdoor son las primeras ...

Rolling Mountains: un proyecto muy especial para descubrir el mundo corriendo y en fa...

Un paraíso cercano para los amantes del outdoor...

145 kilómetros de pistas convierten al dominio de La Molina y Masella en uno de los m...