Juan Pablo Mohr, ascensión invernal al Nevado Tres Cruces

Juan Pablo Mohr firma la primera ascensión chilena durante la estación fría al cuarto volcán más alto del mundo.
Redacción Oxígeno -
Juan Pablo Mohr, ascensión invernal al Nevado Tres Cruces
Juan Pablo Mohr, ascensión invernal al Nevado Tres Cruces

Juan Pablo Mohr consiguió una nueva hazaña para el montañismo nacional chileno, y le añadió una muesca a la historia del alpinismo invernal. Tras conquistar el Annapurna en mayo de este año, el atleta The North Face logró la primera ascensión invernal chilena al Volcán Nevados Tres Cruces (6.748 m), la segunda cumbre más alta del país y el cuarto volcán más prominente a nivel mundial.

La expedición –que fue coordinada por Chile Backcountry y contó con el apoyo de Cerveza Royal Guard- también fue compuesta por Adolfo Santa María, el fotógrafo Jean Louis Heeckeren y el camarógrafo Benjamín Camus.

El Nevado tres Cruces nunca había sido conquistado en la temporada de invierno por alguna expedición chilena, por lo que el logro de Juan Pablo Mohr, junto a los integrantes de la expedición, será recordado como uno de los hitos del montañismo nacional en su país.

Las adversas condiciones climáticas Altiplánicas en invierno de la Puna de Atacama, causaron problemas en los miembros de la expedición por lo que Juan Pablo Mohr tuvo que atacar la cumbre del Nevado en solitario.

Adicionalmente, el atleta The North Face realizó el ascenso por una nueva variante a la cumbre que lo obligó a utilizar movimientos de escalada libre. “Tuve que escalar una pared sin cuerdas ni protección. Me tuve que sacar los mitones con las manos congeladas y subir por una fisura de 10 metros con botas de alta montaña. No era tan complejo en dificultad, pero era súper expuesta por la caída de rocas”, relató Mohr.

Tras esto, debido a la irregular cumbre del volcán, Mohr tuvo problemas para encontrar el punto más alto de la montaña, ya que identificó más de 20 puntas que superaban los seis mil metros. “Después de 2 horas subiendo más de ocho puntas distintas pude encontrar la cumbre más alta que estaba marcada con un bastón de ski fijado con piedras”, señaló. 

“La Puna de Atacama tiene bien ganado su nombre, es uno de los lugares más lindos de nuestro país pero también de los más rigurosos para nuestro cuerpo. Todo lo vivido en esta expedición fue único, un encuentro con la inmensidad de la naturaleza y una experiencia con un gran grupo humano”, relató Adolfo Santa María.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...