Intento al K2 invernal

Alex Txikon, Denis Urubko y Adam Bielicki formarán cordada en el K2 para tratar de conquistar uno de los últimos bastiones del ochomilismo que restan por doblegar en invierno.
Jorge Jimenez -
Intento al K2 invernal

Alex Txikon, Denis Urubko y Adam Bielicki formarán cordada en el K2 para tratar de conquistar uno de los últimos bastiones del ochomilismo que restan por doblegar en invierno.

k2

Junto al inevitable Nanga Parbat, el K2, la Montaña Salvaje, es uno de los últimos tesoros alpinos que esconde el invierno de los Himalayas. La segunda montaña en altura de la Tierra será el objetivo de una de las cordadas más consistentes que se recuerdan en los últimos años. Hasta su roca negra y su nieve sacramental marchará el trio formado por el kazajo Denis Urubko, el polaco Adam Bielicki y el español Alex Txikon. Los tres alpinistas ya formaban equipo la pasada primavera en un infructuoso intento por abrir una nueva ruta en el Kangchenjunga, una dura y severa toma de contacto para una cordada que puede dejar su renglón en la historia del ochomilismo.

Urubko, valeroso compañero de Simone Moro, el hombre con más ochomiles invernales de la historia, cuenta en su haber con las cumbres del Makalu y Gasherburm II en la estación fría. El K2 es una espina clavada que pretendía sacarse junto al italiano, pero éste abandonaba la idea cuando su mujer le contaba que le había visto morir en sueños… mientras intentaba el K2… en invierno. “Esta es honestamente la única razón por la que no iré a la expedición”, explicaba Simone, cuyos ojillos están puestos en la otra pieza del puzzle invernal: el Nanga Parbat.

Urubko ya cuenta con experiencia en las condiciones frágiles que mostrará la montaña, pues ya en 2003 se unía a la expedición de Krzysztof Wielicki que intentaba el mismo objetivo.

alex

Adam Bielicki, honorable heredero de las generaciones polacas que cambiaron la forma de entender el ochomilismo, también tiene dos invernales en el zurrón, el primero de los Gasherbrum y el Broad Peak.

La expedición, que partirá en diciembre hacía territorio paquistaní, se completa con Alex Txikon, uno de los representantes del alpinismo de vanguardia más completos de nuestro país, que lleva coqueteando con una ascensión histórica desde hace un par de temporadas. Está será una gran oportunidad de lograrlo, uniendo el desparpajo y fuerza de su juventud, con la experiencia férrea de los alpinistas del este.

Ninguna expedición ha tratado de hacer claudicar al K2 desde el invierno de 2011, cuando una escuadra rusa se retiraba por el fallecimiento de Vitaly Gorelik en el campo base debido a serias congelaciones, por la imposibilidad de hacer llegar un helicóptero de rescate a causa de la meteorología infernal que acosa el Karakorum durante el invierno.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...