Festín alpino en el Karakorum

El italiano Hervé Barmasse, junto con un equipo de escaladores, ha completado con éxito tres primeras ascensiones y un primer descenso en esquís durante el mes de Julio de 2012, en el Karakorum, Pakist
Javier Gonzalez -
Festín alpino en el Karakorum

El italiano Hervé Barmasse, junto con un equipo de escaladores, ha completado con éxito tres primeras ascensiones y un primer descenso en esquís durante el mes de Julio de 2012, en el Karakorum, Pakistán.


El atleta de The North Face y líder de la expedición, Hervé Barmasse (ITA) y su equipo de montañeros italianos, Daniele Bernasconi y Martin Peterlongo, fueron a Pakistán para tratar de escalar uno de picos más difíciles del mundo Baintha Brakk (7,285m), también conocido como el “Ogro”. El equipo volvió de la región de Pammah Muztagh 48 días después de haber conseguido tres primeros ascensos y un primer descenso esquiando, en picos de más de 5.500 metros. Debido al mal tiempo, el equipo de expedición no consiguió llegar a la cima del “Ogro”.

Tras pasar nueve día aclimatándose en el campo base, habiendo hecho ya el primer ascenso y atravesando el Pico Norte (6.330m) el 11 de julio de 2012, el equipo se preparó para conseguir su objetivo inicial. A medida que se acercaban a la base del Ogro esquiando, llevando el equipamiento en trineo por un área conocida como “Snow Lake” (lago de nieve), el equipo vió la cara de la montaña y se dio cuenta de que su sueño no iba a poder ser realizado. Fuertes nevadas en los días previos habían dejado la montaña imposible para escalar.



Con sólo dos días de buen tiempo entre el 12 y el 28 de julio, 2012, el equipo probó suerte en otros dos ascensos, el primero en una línea de hielo, abandonado después de una subida de 200 metros cuando tuvieron que buscar refugio de la nieve y el granizo, y la segunda fue una ascensión exitosa con también un descenso de esquí que tuvo lugar en un pico de 5.966 virgen, a la sombra de Ogre, envuelto en nubes.

A medida que el tiempo mejoró, el equipo regresó de nuevo a los pies de Ogre, pero se encontraron con un metro de nieve por lo que no tuvieron más remedio que irse. El primer ascenso final de la expedición fue un pico traicionero de 5.850m, una emocionante ascensión pero que no puede sustituir la alegría de lo que podría haber sido si hubieran llegado a la cumbre del Ogre.

Resumiendo la expedición, Barmasse comentó: "Cada expedición son unas vacaciones, un viaje, una experiencia de vida que nos da un montón de emociones, recuerdos y anécdotas. Así que, aunque no tuvimos éxito en Baintha Brakk, los 32 días pasados en uno de los lugares más desconocidos del Karakorum ha sido una gran oportunidad para mí. Realmente espero que algún día este lugar encantado pueda convertirse en un destino para muchos otros escaladores."

Más información:

http://es.thenorthface.com/tnf-es-es/

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...