Pedro Cifuentes: "Busco mantener la esencia del alpinismo"

Intento de la primera travesía en solitario de la cadena del Fitz Roy.
Jorge Jiménez Ríos -
Pedro Cifuentes: "Busco mantener la esencia del alpinismo"
Pedro Cifuentes: "Busco mantener la esencia del alpinismo"

Los baterías de un grupo musical. Los porteros de un equipo de fútbol. Y los escaladores en solitario. Todos tienen en común ser los tipos más especiales de su cosmos particular. Capaces de un talento que sólo llegan a apreciar, por lo general, los más duchos en la materia. Pedro Cifuentes es una de esas bestias de la naturaleza, dispuesto a soportar las intensas jornadas de trabajo en una pared de roca, sin más compañía que los humeantes engranajes de su cabeza.

Un verano raro. Así definía Pedro las duras condiciones que ha encontrado en la Patagonia argentina, donde pretende uno de los desafíos del año, la primera travesía del Fitz Roy en solitario, a saber: encadenar, sin bajar de la pared, las cimas que componen esta emblemática cadena montañosa. 4.000 metrazos de escalada vertical por cimas míticas para el alpinismo mundial como la Aguja Poincenot, la Guillaumet y, claro, el mismo Fitz Roy, uno de los colmillos de roca más hermosos del planeta. Un esfuerzo titánico.

Mientras brega con la gran cantidad de nieve caída y aprovecha las escasas ventanas de buen tiempo que ofrecen los hados patagónicos, hemos querido charlar con el alpinista conquense sobre este objetivo ambicioso llamado a ganarse un hueco en los renglones de la historia de la escalada en Patagonia.

En primer lugar agradecerte a ti y sobre todo a la gente que lee la revista.

Gracias Pedro, al lío… ¿cómo se formó en tu cabeza la idea de este proyecto tan ambicioso?
La idea de esta travesía no viene de hace poco tiempo, tal vez 2 años atrás, y la verdad que después de completar la travesía de las 3 Torres del Paine y las dos últimas expediciones a Pakistán, algo me rondaba en la cabeza , otra gran travesía en solitario…

¿Qué crees que será lo más complicado de la travesía?
Desde mi punto de vista lo más complicado de la travesía serán las condiciones meteorológicas que hay en la Patagonia , y especialmente este año que no están dando mucha tregua, y si esto lo unimos a los muchos metros de escalada creo que el conjunto será un aventura como las que a mí me gustan: ¡Extremas! (se ríe).

¿Hay alguna aguja cuya ascensión te preocupe especialmente?
Sin lugar a dudas hay dos agujas que me preocupan. Una es el Fitz Roy y la otra la Poincenot. Por varios factores: son las más altas y donde más expuesto estaré a los vientos reinantes en la zona.

¿Cuánta parte del éxito dependerá de la meteorología?
Si partimos de la base que sin buen clima no hay nada, el porcentaje es elevado en ese sentido, y haciendo hincapié en lo anterior, este año parece que han vuelto esos veranos patagónicos de tiempo inestable. Fuertes vientos, pocos días de buenas ventanas, o sea que si unimos todos estos factores, nos da un resultado difícil…

¿Es quizá este el proyecto más duro que te has planteado?
Cuando me planteo un proyecto, intento que sea más duro que el anterior, me puedo equivocar, ahora bien,  más que el hecho que sea duro busco algunas otras cosas a la hora de plantearme algún reto;  es tener aventura y sobre todo no perder la esencia de la montaña ni del alpinismo.

¿Cómo prevés temas como la alimentación, hidratación… con tantas jornadas de soledad por delante?
Para la alimentación llevo comida liofilizada, pesa poco y es una opción buena para transportarla dentro del petate, el único inconveniente es que no tiene demasiadas calorías… pero no se puede tener todo.

En cuanto a la hidratación, es un poco aventura ya que sería imposible transportar todo el agua conmigo y debo buscarme la vida cuando estoy en la pared, bien sea derritiendo nieve o hielo, y a esto agregarle sales para no deshidratarme.

¿Has hecho algún entrenamiento mental o físico específico para la travesía?
Por supuesto el entrenamiento físico es muy importante, ya que una expedición de este calibre requiere una alta preparación y dedicación. En cuanto a la mente,  la verdad es que creo que la experiencia de otras escaladas me sirve como auténtico entrenamiento, aunque tantos días de soledad no es posible que sean entrenados realmente. Es más, aguantas, aguantas y que sea como venga.

Del proyecto, ¿qué te interesa más: la belleza del lugar, la dificultad, el compromiso de tantas jornadas, la innovación?
Me llaman mucho la atención las travesías tan largas, y el entorno es espectacular: imagínate estar escalando en el Fitz Roy, con vistas al Cerro Torre y el Campo de Hielo Patagónico. Sólo de pensarlo, me motivo. En cuanto al compromiso, es muy grande por tantas jordanas ahí colgado solo y, bueno, en cuanto la innovación algunas cosas he tenido que modificar para esta aventura a ver como resulta, ya os contaré…

Gracias, Pedro. ¡Mucha fuerza!
Un abrazo enorme y muchas gracias por hacer posible llevar esta aventura a todos vuestros lectores.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...