7 veces que dudamos sobre la existencia del Yeti

Los avistamientos, fotografías o vídeos más ¿convincentes? sobre el bípedo legendario
-
7 veces que dudamos sobre la existencia del Yeti
7 veces que dudamos sobre la existencia del Yeti

Puedes llamarlo Chuchuna si estas en Siberia. Big Foot si charlas frente a una hoguera en Utah. Jigou es como lo conocen en Tíbet. Yowie, en Australia. O Yeti, así en general. Lo que tenemos claro es que todas las regiones del planeta con grandes espacios salvajes comparten la leyenda sobre el Pie Grande, ese ser bípedo, que se defiende de nuestra intrusión lanzando piedras y sospechosamente dado a volverse borroso cuando alguien enciende la cámara. Lo cierto es que entre bromistas con un disfraz de gorila y estudios serios como los llevados a cabo por Charlotte Lindqvist, de la Universidad Estatal de Nueva York, o el japonés Yoshiteru Takashi, es díficil seleccionar qué evidencias pueden conducirnos a un descubrimiento o cúales son la mera continuación de una farsa global para alimentar el imaginario popular. Que tipos como Reinhold Messner hayan dedicado parte de su tiempo a investigar sobre el terreno y escribir libros al respecto no ha hecho más que añadir leña al fuego (spoiler: su opinión final es que se trata de un tipo de oso).

Sea como fuere, durante el último siglo, aventureros, montañeros, caminantes o turistas de toda condición han acumulado fotografías, vídeos de calidad dudosa y testimonios que siguen alimentando el mito. Estos son los siete momentos más icónicos (¿y verosímiles?) sobre la existencia del Yeti.

Publicidad

Himalaya, 1951

Nada menos que el célebre explorador británico Eric Shipton tomaba esta fotografía durante un trekking por el Himalaya. No sólo se trata de la foto más icónica realizada nunca sobre el Yeti, es que plasma todo lo que significa el mito: aventura, soledad, tiempos pretéritos en los que aún había muchos espacios blancos en el mapa, montañas sin escalar, misterios que resolver... Shipton capta con una huella toda una era de la exploración. En 2014, esta imágen fue vendida en la Christie´s Auction House de Londres por cerca de 5.000 dólares.

7 veces que dudamos sobre la existencia del Yeti

Fotografía de una supuesta huella de Yeti, tomada en 1951 por Eric Shiptonen el Himalaya.

The Independence Day

Este vídeo fue bautizado como "The Independence Day", basicamente porque fue rodado en Estados Unidos un 4 de julio. No se conocen ni el autor ni la localización exacta. Aunque ha sido sometido a todo tipo de análisis, realizados tanto por expertos en vídeo como por aficionados a la conspiración, nadie ha dado con la clave para descartarlo, aunque también podría ser un buen ejemplo de como un disfraz de gorila puede causar un gran revuelo.

Publicidad

Pennsylvania dreaming

Corría el año 2007 cuando el cazador Rick Jacobs logró algunas de las imágenes más famosas de un supuesto Yeti, gracias a una cámara trampa instalada en un árbol del Allegheny National Forest de Pensilvania. Además de la toma que podéis ver, la cámara también captó a varios osos de la zona, dejando claras las diferencias entre los ejemplares. Los escépticos argumentan que se trata de un oso enfermo de sarna...

7 veces que dudamos sobre la existencia del Yeti

Foto con cámara trampa de Rick Jacobs.

Pennsylvania dreaming: la precuela

Pensilvania es un estado de sobra conocido por su alta concentración de úrsidos, por lo que también es una fuente inagotable de testimonios sobre el Big Foot. Los vecinos de Johnstown fueron de los primeros en hacer saltar la liebre en 1980 cuando fotografíaban esta huella de 45 centímetros, coincidendo con los relatos de los locales sobre extraños sonidos y un inusual hedor en los bosques de la zona, recogidos por la agencia Associated Press.

7 veces que dudamos sobre la existencia del Yeti

Fotografía tomada en Johnstown en 1980.
Publicidad

Bípedos de las Montañas Azules

Por tradición y por la gran cantidad de espacios prístinos que contiene, Estados Unidos ha sido el gran productor de imágenes sobre la leyenda del Sasquatch. Este vídeo concretamente es el ejemplo perfecto: movimientos de cámara que producen mareos, mucho grano, mal contraste y unos pocos segundos de presencia extraña: reúne todo lo que un vídeo sobre el Yeti debe ser. Y a pesar de ello, los expertos en el mito lo consideran como el documento más auténtico de todos. Fue grabado por el guarda forestal Paul Freeman en las Blue Mountains de Washington, mientras seguía una serie de huellas que, en su opinión, pertenecen a una familia completa de Big Foots. Data de 1994.

Lanza-rocas

Uno de los testimonios más repetidos sobre el Yeti es su insistencia en lanzarle rocas a todo lo que perturbe su intimidad. Precisamente ese acto es que que recogió un hiker en diciembre de 2012 cerca del Provo Canyon de Utah. Juzguen ustedes mismos.

Publicidad

Todo empieza aquí

Con ustedes, el vídeo que lo empezó todo. Aunque había multitud de testimonios previos, hasta 1967 no se había logrado ninguna imagen en movimiento. Fueron Roger Patterson y Bob Gimlim quienes lograban estas imágenes en el norte de California. Conocido como el "Bigfoot Walk", se trata de la pieza más compartida, parodiada y repetida de todas cuantas existen. Aún con las técnicas de hoy, es difícil decir si se trata de un disfraz o de otra cosa...

Publicidad
Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...