Nuevo reto de los Pou: ascender la Peña Santa de Castilla por su vertical cara sur

Sus 600 metros verticales hacen de esta pared de Picos una de las más impresionantes de España

Los Pou en PeñaSanta ©HermanosPou
Los Pou en PeñaSanta ©HermanosPou

Los hermanos Pou se han quedado en casa este verano, como ya anunciaron, dada la situación excepcional producida por la crisis del COVID19 y las consecuentes restricciones para viajar fuera de nuestras fronteras, y también para impulsar la economía local, muy necesitada de ayuda. Iker y Eneko no han parado de escalar en las paredes de nuestro país desde que terminó el confinamiento, ya sea en su tierra Vitoria o en los acantilados de Mallorca practicando psicobloc. 

Ahora están en Picos de Europa para enfrentarse a un bonito y técnico proyecto: ascender la Peña Santa de Castilla, de 2.596 m, una de las montañas más emblemáticas de Picos y techo del macizo occidental de esta cordillera. Los 600 metros verticales de la Peña Santa hacen de esta pared una de las más impresionantes y grandes de España.

Su idea es acometer su espectacular cara sur de una manera directa por su parte más vertical (gran parte del itinerario es incluso extraplomado), un reto al que se ha unido Kico Cerdá, escalador argentino residente en Asturias.Una vez más los alaveses se reinventan en los Picos de Europa, como ya han hecho en varias ocasiones en el Naranjo de Bulnes, montaña que han puesto en el mapa internacional con escaladas tan famosas como OrbayuLurgorri, Marejada Fuerza 6Zunbeltz o Quinto Imperio entre otras muchas.

 

Los 600 metros verticales de la Peña Santa hacen de esta pared una de las más impresionantes y grandes de España.

 

Desde el valle Leonés de Valdeón hay una aproximación, que depende el nivel físico puede llevar entre 3 y 5 horas hasta Huerta, preciosa vega a 2.000 m de altura, que tras instalar su tienda de The North Face, les sirve de Campo base para poder acometer la escalada. Durante la primera semana de trabajo los tres alpinistas han conseguido solucionar los primeros 300 metros, que, aunque es la mitad de la pared, también es cierto que corresponde a la más sencilla.
Por delante les quedan los últimos 300 m, estos todavía más extraplomados, donde están convencidos que encontrarán las mayores dificultades de la ruta. Una zona que con casi total seguridad les obligará a dormir en alguna pequeña
repisa mientras acometen la ascensión. Pero como siempre dicen ellos: ” Vayamos paso a paso, de momento ya se ha conseguido la mitad de la escalada. No adelantemos acontecimientos, ahora toca trabajar duro para sacar el resto adelante”.

Campo Base a los pies de la pared©Kico Cerdá
Campo Base a los pies de la pared ©Kico Cerdá

hermanospou.com
https://www.facebook.com/pages/Hermanos-Pou/
https://twitter.com/hermanospou

 

Eneko e Iker Pou reflexionan sobre nuestro modelo de sociedad

Relacionado

Hermanos Pou: "Nuestro modelo social está agotado"