Carlos Soria, tres objetivos para esta primavera

El abulense, de 73 años, partirá el 5 de marzo hacia el Himalaya para poner en marcha su tentativa de completar los 14 ochomiles. Con Annapurna y Dhaulagiri en el horizonte, su proyecto solidario en Sama completa la lista de objetivos de la expedici
Jorge Jimenez -
Carlos Soria, tres objetivos para esta primavera

El abulense, de 73 años, partirá el 5 de marzo hacia el Himalaya para poner en marcha su tentativa de completar los 14 ochomiles. Con Annapurna y Dhaulagiri en el horizonte, su proyecto solidario en Sama completa la lista de objetivos de la expedición.

Ángel Cano, consejero delegado de BBVA, patrocinador mayoritario de Carlos Soria, ha presentado esta mañana la inminente expedición del septuagenario alpinista (cumplía los 73 este febrero) al Annapurna (8.091 m), que supondría su duodécimo ochomil. Si la meteo y el cuerpo lo permiten, Soria probará suerte también en el Dhaulagiri, del que tuvo que retirarse el pasado año a causa de las condiciones de la nieve en la montaña.

A lo largo de toda la presentación, Ángel Cano se mostró orgulloso de la colaboración y la identificación de los valores compartidos por Carlos y el BBVA: “Para nosotros este no es un patrocinio más, es un patrocinio muy especial, un patrocinio de valores. El éxito de Carlos Soria no está solo en su hazaña deportiva, sino en la forma en la que está inspirando a miles de personas. Es un ejemplo de humildad, integridad y superación”.

[vsw id="_4W6tgsIdf0" source="youtube" width="425" height="344" autoplay="no"]
Carlos, en su turno de palabra, explicó los detalles de la expedición que comenzará oficialmente el 20 de marzo, aunque será a partir del próximo lunes 5 de marzo cuando viajará a Nepal para comenzar la aclimatación. “Estimamos que la expedición durará unos dos meses. Comenzaremos haciendo una aclimatación, durante la que viviremos a unos 5.000 metros, y después hacia el 20 de marzo iniciaremos la marcha de aproximación al Annapurna. Si la meteorología nos permite subir al Annapurna relativamente rápido, intentaremos aprovechar que el Dhaulagiri está cerca para intentar subirlo también. Es muy difícil, sería un sueño hacerlo, pero llevaremos el permiso por si acaso… Si no resulta posible dejaremos el Dhaulagiri para el próximo otoño”. En caso de lograr coronar los dos ochomiles durante la primavera, Carlos reservaría el post-monzón para intentar hacer cima en el Shisha Pangma, cumbre en la que ya piso una cima subsidiaria de más de ochomil metros, por lo que su intención es regresar para sumar la cumbre principal, la “oficial” para el proyecto de los 14.

El alpinista fue alabado durante la presentación por patrocinadores, compañeros y hasta miembros de la prensa, por lo que finalmente sacó a relucir la humildad que le caracteriza: “Soy un ‘alpinistilla’ y un antiguo tapicero, nada especial. Solo procuro ir andando por la vida sin pisar a nadie”. Opinión respetable que casi nadie comparte: Carlos es uno de los grandes alpinistas internacionales, un ejemplo de superación, perseverancia y compromiso con la montaña y su profesión, además de poseer una dimensión humana, valga la hipérbole, sobrehumana.

El plan
Para llevar a cabo el asalto a la cima del Annapurna la expedición ha escogido una variante de la ruta original francesa, que evita por la izquierda los seracs de la hoz por la llamada Dutch Rib Route o arista de los holandeses. “La sección más comprometida se encuentra entre el segundo y el tercer campo de altura, así que pasaremos por allí lo menos posible. Una o dos veces máximo”.

El campo base estará situado a 4.200 metros. Desde allí comenzarán a equipar los diferentes campos, empezando con el primero a 5.200. El último se establecerá a 7.100 metros.

El equipo que acompañará a Carlos incluye al palentino Tente Lagunilla (un amuleto humano que “siempre trae suerte”), al alpinista y médico de la expedición Carlos Martínez, al periodista Ignacio Tena, a los cámaras Dani Salas y Luis Miguel López Soriano y al amigo y habitual jefe de porteadores de Carlos, Muktu Sherpa.

Proyecto Sama
BBVA también aprovechó el acto para presentar el proyecto de responsabilidad corporativa relacionado con la expedición de Carlos Soria, en el que se apoyará a un empresario local de la población nepalí de Samagaon, primera aldea que Carlos visitaba en el Himalaya allá por el año 73 (durante la primera expedición nacional que intentaba un ochomil, el Manaslu) y a la que ha estado apoyando durante sus viajes a la zona. Durante más de un mes, dos miembros de ESADE se desplazarán a esta localidad para realizar un estudio que permita la creación de una empresa que permita desarrollar un proyecto sostenible con el que nutrir a la aldea de alimentación, educación, ropa y materiales escolares para los más de 100 niños que residen en esta pequeña población que se levanta a más de 4.000 metros de altura y es vigilada por la mole del Manaslu, a cuyos pies se asienta.

Valentín Giro, colaborador de ESADE y responsable del proyecto, comentó que “lo que va a hacer BBVA en Sama supone una nueva forma de hacer las cosas en términos de responsabilidad corporativa. Se trata de conseguir que una comunidad de difícil acceso cuente con recursos económicos propios de forma recurrente. Es todo un reto”. Para Carlos Soria se trata de un premio. “Subir montañas es una tontería comparado con este proyecto”, Carlos dixit.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...