Kepa Acero, el buscador de olas

Entrevistamos al surfista Kepa Acero, que ha pasado los últimos años recorriendo el mundo en solitario en busca de olas vírgenes y desconocida
Javier Gonzalez -
Kepa Acero, el buscador de olas

Entrevistamos al surfista Kepa Acero, que ha pasado los últimos años recorriendo el mundo en solitario en busca de olas vírgenes y desconocidas.


Kepa representa el espíritu de aventura y exploración en el surf moderno.  Indonesia, Méjico, Ángola, Alaska, o incluso la Antártida han sido algunos de los destinos en los que Kepa ha dejado la huella no sólo de su tabla de surf, sino también la del espíritu romántico y humanista que imprime a sus viajes.

Kepa, al que bautizamos como “el buscador de olas” en un artículo que le dedicamos en el número 43 de Oxígeno, fue nominado en el 2012 a aventurero del año por el prestigioso canal de cine de deportes de acción Epic TV.

Entrevista_Kepa_retrato

¿De dónde eres?
Soy de Algorta, un barrio del municipio de Getxo, cerca de Bilbao.

¿Dónde y cómo fue tu primer contacto con el surf?
Realmente fueron mis hermanos mayores los que empezaron con este tema. A finales de los ochenta en Algorta hubo un boom del movimiento surfero, todo el pueblo empezó a surfear. Mis hermanos empezaron y enseguida se les dio bien. Consiguieron sponsor y el material se les quedaba pequeño. Yo estaba todo el día en la playa y recibía el material así sin pedirlo, así que digamos que no fue algo en lo que yo me fijé, sino que empecé casi por inercia a los 8 años. A los 18 quede campeón de Europa junior y ya me dedico a esto desde entonces como profesional.

¿Qué estás haciendo en estos momentos?
Hace ya unos años decidí dejar la competición. Llevaba muchos años viajando por el mundo pero muy limitado a un lugar, una playa en la que competía. Tenía la sensación de haber viajado por tod el mundo pero no conocer nada de él.  Así, con todas estas inquietudes, corte de raíz con la competición y me embarqué en mi primer proyecto en solitario, ¡5 olas 5 continentes!, que fue dar la vuelta al mundo buscando olas de clase mundial (las mejores olas del mundo). El proyecto consistía en explorar, buscar olas buenas por el mundo como objetivo, con todo lo que ese reto conlleva. Me compré unas cámaras, cogí la mochila, mis tablas y me fui al desierto de Namibia, así de sencillo.
Buscaba explorar, pero al mismo tiempo conocer, gente, culturas, riesgo, aventura... no solo un tema de olas sino, vivir una experiencia humana que fuera llevara el deporte a otra dimensión.  Aquél proyecto me fue bien, y ahora me dedico a la exploración de nuevas costas, nuevos lugares en el mundo.  He acabado mi tercer proyecto en solitario, “La última frontera”, y ahora estoy inmerso en el nuevo proyecto, “5 mares”.

[vsw id="5B-rbzafw_k" source="youtube" width="600" height="486" autoplay="no"]

¿Qué lugares/olas del mundo has conocido? ¿Cuáles te han llamado más la atención? ¿Por qué?
He tenido la suerte de viajar por todo el mundo desde muy joven, viviendo de lo que más me gusta hacer. Eso es un privilegio. ¿Cuál es el que más me gusta? eso es una pregunta difícil... creo que Indonesia.  Digamos que Indonesia es como el Himalaya de surf... dónde se encuentran las mejores olas del mundo. Pero también por su gente.

Entrevista_Kepa_surf2

¿Cuál es tu experiencia en expediciones? ¿En qué consistía el proyecto “5 olas 5 continentes”? ¿Y el de “Última Frontera”?
El surf desde siempre ha tenido un espíritu de aventura y exploración. Especialmente en los 70 cuando una gran cantidad de surfers americanos y australianos se lanzaron a explorar nuevas costas, con ese espíritu de aventura.  Creo que últimamente el surf estaba perdiendo esa imagen, esa magia y romanticismo que siempre ha tenido. Con estas expediciones yo he querido recuperar ese espíritu. El surf para mí es una manera de tener una relación muy íntima con la naturaleza, pero también una medio para viajar y tener una relación íntima, con la gente, con la tierra, las culturas... más como una manera de ver la vida. Es toda esa experiencia la que te llevas a casa, no solo las olas.

Bien, “5 olas 5 continentes” consistía en surfear 5 olas de clase mundial por el mundo. Pero el alma del viaje era que esas 5 olas estaban en lugares inhóspitos, lejos de todo y de difícil a acceso. África, Asia, Oceanía, América y Europa. Las olas las tenía localizadas en el mapa, pero no sabía cómo iba a llegar hasta ellas. Ese era el espíritu de viaje.

Kepa_sumario_2

El proyecto “Última Frontera” tenía  el mismo espíritu, pero fue un planteamiento un poco diferente. La idea era buscar olas donde nunca nadie había surfeado antes. Para eso me tenía que ir a sitios muy fríos, pues las zonas calientes están mucho más exploradas. Entonces surgió la idea de irme a los dos polos. Sin saber exactamente dónde se encontraban las olas, me fui a Alaska en solitario con mi mochila y mis tablas y mis cámaras. Cuando cumplí mi objetivo, me puse rumbo al otro polo, a la Patagonia. Así de sencillo.

[vsw id="lYl_vb4JR3A" source="youtube" width="600" height="486" autoplay="no"]

¿Cuáles consideras son los preparativos más importantes en un gran viaje de surf?
Realmente son muchas cosas, especialmente cuando no sabes  adónde vas. Llegas a un sitio y preguntas bien, asegurarte dentro de lo que esté en tu mano. Valorar el riesgo. Una vez de que lo has valorado, tomas una decisión de aventurarte o no. Hacer todo lo que puedas, tener  la tabla correcta, observar el mar, las corrientes...después siempre hay un factor superior que no está en tu mano, como en todos los deportes de riesgo. Cuando surfeas una ola  peligrosa, con fondo de roca solo, es un riesgo que tienes que valorar antes de hacerlo. Si algo pasa ser consecuente con tu decisión, como todo en la vida.

¿Qué material es indispensable en este tipo de viaje / expedición?
Yo llevo de todo...todo lo que me cabe en la mochila y la funda de tablas. Llevo cuatro tablas, porque en olas fuertes se pueden partir. Dos buenos trajes de neopreno, una caña de pescar, una pequeña cocina y tienda de campaña.... Un buen saco... lo básico vamos... en un viaje de estos uno no puede poseer más de lo que puede llevar arrastras.

Entrevista_Kepa_exp

¿Qué es lo que más te gusta de viajar en solitario?
Viajar en solitario es una experiencia humana fantástica. En mi caso, no para estar solo, sino precisamente para conocer más gente, más culturas... estás más abierto, necesitas protecciones, relacionarte... es digamos algo así como volver a nacer. Aprendes a disfrutar de los momentos buenos, a aguantar tú solo en los malos, a agradecer de verdad cuando alguien te echa una mano, a introducirte en nuevos universos, culturas.... es una experiencia vital.

[vsw id="BcTutZ4nULQ" source="youtube" width="600" height="486" autoplay="no"]

¿Qué factores diferencian una expedición o viaje de surf de otra?
Básicamente, lo que yo hago antes de salir es una exploración de costas por google earth. Estudio los mares, vientos, dirección de mar...zonas rocosas, salidas de ría... sitios que creo que pueden ser buenos para surfear. Después la expedición puede ser parecida a otras... caminatas largas, llegar a la rompiente, estudiarla bien...cada tabla pesa alrededor de 2 kilos, así que no es mucho problema de bagaje.  Luego te encuentras los problemas que no conoces...puede estar debajo de un acantilado, hay que escalar una pared... como en todas las exploraciones, el factor sorpresa, el fallo y el aprendizaje son parte del encanto.

Kepa_sumario_1

¿Qué requisitos físicos – técnicos – mentales se necesitan para una expedición de este tipo?
Para coger una ola de calidad y solo necesitas  las 3 cosas. Son olas muy rápidas y muy intensas y normalmente cubre muy poco... hay muy poca agua. Tienes que tener calidad técnica para bajar una pared de agua vertical, físicamente estar fuerte y  también la cabeza preparada para cuando viene la ola estar decidido a mandarle con todas tus ganas para a bajo.... en cuanto al deporte se refiere hay que estar al 120%.

Entrevista_Kepa_surf

En cuanto a mis expediciones, son bastante largas... mínimo cuatro  meses, pasas mucho tiempo solo, hay momentos duros...días de desesperación... hay que mantenerte la esperanza de encontrar... enfrentarte a situaciones desconocidas... el miedo al miedo... y todo esto solo. Creo que el factor psicológico es fundamental en este tipo de viajes.

 ¿A qué peligros objetivos se enfrenta uno en una expedición / viaje de este tipo?
Obviamente, cuando decides embarcarte en una expedición así, hay unos riesgos que tienes que asumir. Son lugares nuevos y no sabes dónde pisas. Ahí radica el riesgo pero también el atractivo de una aventura. En una nueva rompiente de ola, tienes que investigar la profundidad, las rocas,  piedras, corrientes oceánicas, vientos... son muchos factores y siempre hay que tenerle un respeto al mar, especialmente si surfeas solo.
En cualquier caso,  los riesgos que corre una persona  bien equipada integrándose a  la naturaleza salvaje, nos son mayores de los que pueda correr una persona todos los días en la ciudad, o montándose al coche todos los días... las estadísticas de accidentes de coche son terribles, sin embargo lo hacemos todos los días tranquilamente... es más una cuestión de prepararse bien, estar atento... y ya en el destino la naturaleza manda.

Entrevista_Kepa_exp2

¿Cuál es la situación más comprometida en la que te has visto en una expedición?
En el primer trayecto a Alaska,  conocí a unos pescadores que tenían tablas de surf  y querían explorar costas. Yo tenía los mapas de olas por Google Earth y ellos tenían el barco, así no fuimos lejos, muy lejos, a 10-15 horas de navegación de la población más cercana... unas islas en medio de la naturaleza más brutal que te puedas imaginar. Íbamos bien preparados, con cañas, rifles, bien de gasolina. En una salida a píe desde el barco con mi compañero Nico, empezamos a caminar por unos humedales y a medida que avanzábamos nos íbamos dando cuenta de que nos hundíamos en la arena, y para cuando nos dimos cuenta, estábamos en medio de un arenal de arenas movedizas. Cada paso que dábamos se nos hundían las piernas hasta las rodillas y cada vez peor... hasta la orilla quedaba un buen trozo. Yo era bastante más ligero que mi amigo Nico así que me costaba menos y le fui dejando atrás...realmente  fueron momentos muy muy duros. Otra de las cosas que tienen las arenas es que a veces tienen bolsas de aire, y como pises una te vas. Cada uno hacía su camino. Recuerdo una vez que me di la vuelta y vi a mi compañero con ya lejos con la cara desencajada y no había nada que yo podía hacer. Nos miramos y vi su cara de desesperación. Tuve que darme la vuelta y seguir, Fue horrible. Afortunadamente llegamos a tierra firme después de unas horade caminata. Él llegó un rato más tarde que yo. Nos dimos un abrazo y seguimos buscando olas.

[vsw id="QxrXnVR_tR8" source="youtube" width="600" height="486" autoplay="no"]

Más información:
http://kepaacero.com

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...