Jaime Barrallo, 8.000 leguas de aventura y supervivencia

Elena Moro -
Jaime Barrallo, 8.000 leguas de aventura y supervivencia
Jaime Barrallo, 8.000 leguas de aventura y supervivencia

Más de tres décadas e incontables kilómetros en todo tipo de terrenos de aventura lleva Jaime Barrallo a sus espaldas. La mochila llena de experiencia y mucho saber acerca de enfrentarse al peligro y, sobre todo, esquivarlo antes de que llegue. Es nuestro experto en supervivencia de la revista y acaba de relanzar un viejo proyecto del que es el máximo impulsor, la Escuela de Supervivencia de Madrid. Charlamos con Jaime que, como imaginaréis, tiene mucho mucho que contar.

Jaime, ¿por qué ese regreso de la Escuela de Supervivencia de Madrid?
Pues es un poco me pasó como a  los héroes crepusculares del  cine, que están retirados pero las circunstancias les obligan a volver, aunque  en principio no querían.  Entre vosotros con la sección de la revista, la fundación Ortegalia con los cursos,  El INEF de Madrid… me fui volviendo a meter. Lo que vi en el mundillo no me gustó en general  y pensé que hacía falta retomar la ESDM  porque aportaría algo importante a esta actividad. Un grupito de entusiastas, algunos también disidentes, de lo que  había hasta ahora me apoyaron,  yo tiré de algunos de los docentes de la primera etapa y contacté con otros conocidos en estos últimos años porque considero que  su aporte es  muy positivo… y ya estamos en marcha de nuevo , con más de veinte formadores y más de veinte cursos

Reaparecemos  a los 30 años de la fundación de la primera ESDM. Fuimos leyenda en el siglo XX y volveremos a serlo en el XXI.

Fuisteis unos pioneros en la enseñanza de la supervivencia deportiva en nuestro país, ¿cómo ves el panorama en cuanto a la enseñanza de este tipo de técnicas?
Pues veo  que hay dos proyecciones muy distintas en cuanto a tecnología ancestral: hay gente muy buena,  sobre todo en arquería tradicional. Ayuda mucho que ahora es fácil obtener información  en Internet.  Hay que tener en cuenta que en los 90 los datos  se sacaban de libros, revistas,  normalmente publicados en EE.UU. Había que pedirlos o comprarlos  fuera de España incluso ir a hacer cursos fuera.

Por supuesto hace falta, al margen de ver cosas en Internet, ponerse a trabajar y este campo requiere mucha dedicación.

En cuanto  a lo que nosotros llamamos seguridad, emergencia y supervivencia en el medio natural, la cosa está mucho peor. Lo que se vierte en Internet  o en la mayor parte de los cursos  tiene que ver muy poco con la realidad  Porque por un afán de venta o notoriedad se siguen los esquemas de los realities televisivos o  esquemas militares, tal vez válidos para un militar de verdad en el cumplimiento de sus funciones, pero no en la mayor parte de los casos, para hacer actividades en el medio natural siendo  civil. Hay además un montaje para vender complementos y ropa ,  te puedes  encontrar con chavales que nunca habían salido al monte , disfrazados de comando al lado de su casa, encima se les venden en algunos caso ideas un tanto reaccionarias, xenofobas... Otro problema son los obsesionados por el fin del mundo. Estos movimientos en Estados Unidos han dado problemas muy graves  donde han tenido que intervenir los GEOS del FBI. Estar preparado para una catástrofe está bien, pero ver el mundo a lo Walking Dead es algo muy distinto y potencialmente peligroso.  En este caso también  hay un negocio  a costa del miedo de la gente.

Hoy en día  cualquiera pude tener un canal de Youtube y  ponerse de experto,  el problema es que el que lo ve tampoco lo es y acaba teniendo una idea un poco surrealista de lo que son las actividades en el medio natural. Es cierto que mucha gente tiene buena intención pero  hay que estar muy seguro de que lo que dices es correcto, antes de  largarlo en la red. He visto más de un post que habría puesto en peligro la vida del que lo hubiera aplicado.

¿Cuál es la filosofía de la ESDM? Y, seguro que relacionada con la anterior pregunta, ¿cuál es tu concepto de “supervivencia”?
Después de seis años de escribir en la revista ,  no hace falta deciros que tengo una "discreta idea” de  prácticamente todos los temas que componen este universo de la supervivencia deportiva, pues no he querido ser lo que nosotros llamamos un Juan Palomo  yo me lo guiso yo me lo como.Dirigir algo como la ESDM implica tener conocimientos  a nivel de poder  planificar con cualquier especialista de los que imparten cursos.  Por eso hay tantos profesores en la ESDM.Hemos seleccionado especialistas  no solo en los temas  de supervivencia deportiva también personas que provienen de  prácticamente todas las actividades deportivas "extremas" en el medio natural: montaña, espeleo, kayak, buceo, expediciones…  en todos los medios ... Eso nos  permite impartir conocimientos adaptados a nuestra actividad pero consensuados con lo que se hace en otras disciplinas deportivas,  en tecnología ancestral podemos presumir de contar con los mejores especialistas del país, también  en medicina y primeros auxilios, botánica...

Nuestros valores son visión pacifica, realista y objetiva, honestidad, experiencia probada y un alto porcentaje de amor al arte: sino no te metes en un follón como este. Esto o se hace por vocación o no se hace. Aunque llegues a ganar algo no te va a dar para vivir y el tiempo dedicado es impagable.

Háblanos un poco de las diversas técnicas que se enseñan en la escuela.  ¿Son realmente prácticas?
Nosotros diferenciamos  en tres  apartados aplicados a cualquier medio natural: zonas templadas, áridas, frías, tropicales, medio acuático…

Seguridad: es mejor prevenir (técnicas usadas en deportes en la naturaleza para evitar accidentes). Estas técnicas pueden contribuir a tu supervivencia a corto plazo, ya que evitan el accidente o la muerte.

Emergencia:  cómo comportarse  en un accidente, cómo pedir ayuda y cómo atender a los posibles heridos.

Supervivencia: si tienes que permanecer un tiempo dado en el medio natural por propia voluntad o accidente, como actuar sin caer en los grandes mitos y tópicos, teniendo en cuenta que este supuesto debería ser el último en aplicarse en la mayor parte de los casos.

Por otra parte lo que llamamos tecnología ancestral son técnicas que aunque es rarísimo que se empleen por necesidad son una excelente forma de relacionarse con el medio natural practicando una actividad lúdica y con un gran componente cultural.  Desde la talla de silex o la  arquería tradicional a la etnobotánica.

En definitiva  no enseñamos nada que no tenga una lógica coherente con la actividad,  y desde un punto de vista objetivo una escuela de formación no puede concebirse de otro modo Colaborar  con una universidad  y que haya varios doctores y un catedrático (todos de bota y no de bata) en el proyecto debería ser una garantía de que vamos en serio. Al margen de 30 años de experiencia sobre el terreno…

Crees que cualquier aficionado al outdoor, o incluso a los viajes, debería tener unos conocimientos básicos de supervivencia?
Es obvio que todo practicante de actividades en la naturaleza debería saber los conocimientos de seguridad, emergencia y supervivencia que enseñamos o  aprenderlos por otras vías. Pero sin obsesionarse con  la supervivencia inminente.  Nosotros ensañamos para que sea un supuesto que no pase salvo por voluntad propia.

¿Qué opinas de los programas de TV de Supervivencia  que han tenido tanto éxito como el de Bear Grylls?
Desde el punto de vista de la audiencia seguramente  son un éxito (aunque ya están de capa caída). Desde mi punto de vista docente son un desastre porque fomentan una visión tópica y alejada de la realidad de estas situaciones.  Asumen riesgos evitables como inevitables. Por falta de conocimiento de los participantes o por imposición del guion, dan datos erróneos o verdades a medias. Falsean las situaciones, cayendo incluso  en  repeticiones en distintos programas. No se lo creen ni ellos hartos de farlopa. Todo esto ha hecho un gran daño  y en parte es responsable de lo que hay montado alrededor de estas actividades dentro y fuera de nuestro país. La idea de la supervivencia del profano es completamente irreal. Aunque incluso  los no entendidos se dan cuenta del timo.

¿Crees que la gente identifica o relaciona las técnicas de supervivencia con el mundo militar?
Aunque cada vez esto es menos frecuente aun pasa, sobre todo porque una serie de gente que no son militares de verdad, retirados, pasaron por el ejército y se les acabó el contrato o simplemente hicieron la mili, se han empeñado por negocio o ganas de notoriedad  a seguir relacionando ejército con supervivencia.  A los militares de verdad,  haciendo un muestreo de toda la gente que conocemos, que no es poca, los rambos de finde les  parecen tan mal como a nosotros. O eres militar o no lo eres.  Las practicas sin control de algunos que se mueven en vacíos legales o simplemente deben pensar  que las leyes no van con ellos.  Me consta que se investigan: también conocemos gente en policía nacional y guardia civil.

Desde la ESDM vaya por delante nuestro respeto por las fuerzas armadas institucionales y  nuestra tolerancia cero con los paramilitares.

Tú tienes mucha experiencia en este campo, como guía, has viajado por todo el mundo y te has enfrentado seguramente a situaciones de lo más diversas en las que has tenido que aplicar esas técnicas que nos enseñas… ¿cuál ha sido la situación más complicada o dura en la que te has visto envuelto? ¿Cómo la resolviste?
Realmente yo procuro ver la cosas sin dramatismo,  es cierto que en sólo un año de mi vida puedo pisar más lugares salvajes que muchos pretendidos gurús de esto. He estado en hipotermia varias veces, se me ha roto el hielo bajo los pies  y he acabado en el agua a 78 grados norte, he tenido  animales como osos, tigres, rinocerontes... a pocos metros, también tiburones, serpientes...  He soportado tormentas polares con vientos de 120 km, he tenido malaria, un virus raro sin identificar que me tuvo 20 días tocado, tormentas de arena a pie de silla de dromedario...  Acabé con mis compañeros la travesía de Groenlandia con esquís sin comida, la de Sonora a pie sin agua, le di a mi compañero 16 puntos en una mano cruzando Panamá y salimos de la selva por nuestro pie, descendimos el Alto Orinoco y Casiquiare en una balsa en el 88, sin comida ni medios de comunicación con el exterior, si vieras nuestras caras del final después de 20 días en una foto. Pero todo esto  es normal, llevo 30 años más unas 200 expediciones, 28.000 km recorridos y guiados en ártico y subártico, todo sin medios con motor, más de 8.000 en desierto, o en dromedario o andando, otros tantos en selva andando o remando… Tal vez como aplico lo de seguridad  bastante bien casi no ha habido emergencias y supervivencias salvo provocadas  por mí.

Lo más duro quizás es que he hecho muchas de estas cosas guiando, he llevado más de 1.000 personas en 20 años y sólo me intentaron despellejar vivo unos 5, a pesar de haber puesto toda la dedicación posible,  por ellos me habrían dejado sin trabajo. Eso es lo que más me duele. Por suerte  tengo cientos de clientes, amigos la mayoría, con los que iría al fin del mundo y ellos conmigo.

Muchas de las técnicas las has aprendido mucho de tu contacto con tribus, eres un experto en técnicas ancestrales, ¿qué te ha aportado tu contacto y tus vivencias con estas tribus que parece que viven en una época anterior al siglo XXI? 
No sería yo; no haría lo que hago sin mis maestros indígenas y lamentablemente  su situación es más que precaria. Es como si los extraterrestres vinieran a  la Tierra y se  quisieran cargar nuestras tradiciones, nuestra tierra y pretendieran que viviéramos en  los  sitios donde a ellos les interesaba y que no se parecería en nada a nuestro hogar.Eso es más o menos lo que está pasando somos tan necios que los estamos exterminando de modo directo o indirecto sin habernos parado a aprender de culturas que han vivido durante milenios en armonía con el medio. Pensando que debemos integrarlos, evangelizarlos, sin pensar que no lo necesitan. Tienen su propia cultura y si hay alguien inocente del deterioro del planeta son ellos sin duda.

Por cierto, ¿quién/quiénes te inspiraron para dedicarte a ser guía de viajes y “aventurero”?
De alguna forma uno sabe desde niño a que se va a dedicar. Luego dejas muchas cosas en el camino. Algunos  pueden pensar: fíjate que vida  más  genial, sin pensar que esto es como las pelis de serie negra. No es lo que haces es lo que eres y no importa lo que dejes atrás. Sólo la decrepitud de la vejez te llevará a parar.

Mi padre me influyo sin duda: no fue un gran aventurero , pero con menos de 8 años y en aquellos 60 conocí Marruecos, Francia, Portugal… fuimos en moto o en  un viejo Citroën dos caballos. Una vez  ya al principio de los 80 me había ido de viaje en tren yo solo, a Turquía y otros países del este .Yo no sabía si tendría trabajo a la vuelta y de hecho no me contrataron , mi padre me dijo simplemente: has hecho bien, yo habría hecho lo mismo.

Más información: jaimebarrallo.wordpress.com

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...