"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

Entrevista a Lorraine Huber
Fco. Javier González -
"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"
"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

La austriaca Lorraine Huber está considerada como una de las freeriders más fuertes, técnicas y experimentadas de la escena. Es una de las competidoras con más participaciones en pruebas del Freeride World Tour y en más de veinticinco ocasiones se ha subido a podios de competiciones internacionales.

"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

FOTO: Josef Mallaun

Pero además Lorraine ha protagonizado películas de esquí de Warren Miller y Shades of Winter, así como una serie de películas de esquí experimentales del director austriaco Hanno Mackowitz. Y si: fue la ganadora de freerider femenina del año en el Festival Internacional de cine de Freeski. Además de guía certificada UIAGM de esquí, Lorraine dirige todos los años Women’s Progression Days: un popular camp de freeride para mujeres en Lech, su estación local. Por último destaca en su faceta de columnista y presentadora de eventos, así como por su fascinación por el componente mental de su deporte, que desarrolla estudiando un master en coaching en la Universidad de Salzburgo.

Road to the Crown from Lorraine Huber on Vimeo.

Nos encontramos con Lorraine en la recepción del Hotel Krone de Lech, uno de los más antiguos y famosos de la estación austriaca de donde es originaria Lorraine, y donde es toda una celebridad; un hecho que confirma su presencia en el Hall of Fame del Arlberg.

Entonces ¿eres nacida en Lech? No hay hospital en Lech, así que nací en otra localidad, pero mi padre sí que nació en Lech, su madre no tuvo tiempo para ir al hospital… y sí, mi familia es una de las más viejas de Lech, se remonta cerca de cuatrocientos años. Hoy se puede visitar el Museo Huber-Hus para conocer cómo era la vida aquí por aquel entonces.

El esquí lo cambió todo ¿verdad? El esquí lo cambió todo. El turismo lo cambió todo aquí. Eran granjeros muy pobres… pero todavía queda algo de esas raíces, hay algunas familias granjeras en la zona, creo que unas ocho, y es bonito visitar el pueblo en verano porque es posible ver cómo trabajan. Sigue siendo parte de nuestra cultura.

"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

FOTO: Sepp Mallaun

Así que supongo que empezarías a esquiar desde muy pequeña… Sí, a los dos años y medio. Lo normal por aquí. Aunque tuve una progresión no del todo usual. Nos mudamos a Australia cuando tenía ocho años, y desafortunadamente por ese motivo no pude ser parte del club de esquí de Lech, y nunca he tenido la oportunidad de competir en esquí alpino. Pero hay una política en Lech que permite a los locales recibir clases de esquí gratuitas. Y estoy muy agradecido a la Escuela de Esquí de Lech que lo haya hecho, porque además creo que es muy importante que los locales sepan esquiar. Y yo y mi hermana, que visitábamos a mi padre cinco semanas al año en invierno, pudimos aprender gracias a esto. Lo mejor es que los grupos de nivel alto solían hacer esquí fuera de pistas, así que desde los catorce años creo que sólo esquié fuera pista. Y no es que estuviésemos buscando líneas y haciendo saltos, pero sí que aprendí a manejarme con soltura en todo tipo de nieves. Esa es mi base. Y luego comencé a sacarme los cursos de instructora de esquí, nivel por nivel, y en Austria el nivel tres es una certificación con un standard muy alto, muy técnico. Y por último me lancé a por el título de guía de esquí, cuando tenía veintitrés años.

El esquí lo cambió todo. El turismo lo cambió todo en Lech.

¿Cómo te introdujiste en la competición? Empecé a competir cuando tenía veintiocho años. Hice un par de pruebas antes porque mis amigos insistieron en que debía probar, pero en esa época estaba estudiando en Viena y no estaba esquiando tanto, y las competiciones eran un poco estresantes para mí, no me sentía lo suficiente en forma. Así que no fue hasta que estuve esquiando a jornada completa que empecé a competir. Lo hice en Nueva Zelanda con pruebas clasificatorias del Freeride World Tour, y el año siguiente me dieron una wildcard (invitación) para un evento del Circuito, y desde ahí se fue desarrollando todo… Pero la verdad es que empecé porque mis amigos me dijeron que debía hacerlo.

"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

Xtreme Verbier / FOTO: Dom Daher

¿Cómo describirías el terreno de Lech para el freeriding? Diría que es un terreno bastante variado. Hay descensos muy interesantes a los que puedes acceder con caminatas cortas, e incluso desde el final de los remontes incluso. Por cierto, creo que los remontes están realmente bien ubicados con vistas a acceder a un terreno de juego muy grande. Por otro lado estamos acostumbrados a tener mucha nieve. Estas montañas son la primera barrera que encuentran las borrascas que llegan del noroeste, que son muy frecuentes, y Lech, Zurs y Stuben suelen recibir las primeras nevadas de todas esas borrascas. De hecho si hablamos de freeriding en Lech por supuesto que también tenemos que hablar de Zurs, están muy conectados.

¿Dirías que la zona es buena para iniciarse en el freeride? Absolutamente. Diría que es ideal porque hay mucho terreno abierto con mucho espacio para hacer giros, y muchas posibilidades son demasiada inclinación, pero también palas e itinerarios en los que ya hace falta algo de nivel para poder progresar sin demasiados peligros. Y por supuesto la cantidad y la calidad de la nieve.

Yo diría que todo el Arlberg es un área de freeride.

¿Cuáles serían tres recomendaciones de itinerarios freeride para nuestros lectores? Obviamente no voy a desvelar ningún lugar secreto, eso se queda para los locales… pero siempre que tengan en cuenta que es su absoluta responsabilidad: es terreno no asegurado y que precisa de material y conocimientos de los procedimientos de seguridad, yo marcaría estos tres, en tres zonas distintas del dominio: Abendweide, Juppenspitze y Maroikopfe. Pero el Arlberg es precisamente famoso por la cantidad de descensos e itinerarios freeride que están marcados, por lo que no necesitas de mucha experiencia, porque además están controlados. De hecho, yo diría que todo el Arlberg es un área de freeride.

"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

FOTO: Josef Mallaun

¿En algunos casos es recomendable contratar a un guía de montaña? Realmente con uno de esquí es suficiente, tienen prácticamente los mismos conocimientos, o por lo menos los suficientes para realizar actividades de esquí fuera pista en la zona. Los guías de esquí tienen un excelente nivel de esquí y hacen un módulo de guiaje en montaña que de hecho es parte del temario de los guías UIAGM. Una de las fortalezas del Arlberg es el altísimo nivel de los guías locales. De hecho la mayoría de los guías de esquí austriacos quieren trabajar en el Arlberg, que es donde más van a trabajar. Es una región en la que van a poder ejercer de guías toda la temporada. En otras estaciones de Austria no hay tanta demanda de esquí fuera de pista, y por eso se concentran aquí tantos guías ¡y tan buenos!

El peligro lo creamos los humanos cuando tomamos malas decisiones.

¿Hay muchos accidentes en la zona? En términos de peligrosidad creada por el manto nivoso, las áreas más peligrosas son lógicamente las más alpinas, en las que el manto nivoso no se estabiliza tanto. El Arlberg acumula mucha nieve, y hablando en términos muy generales cuanta más nieve se acumula más estable suele volverse el manto. Y luego el terreno se puede decir que es amigable, ondulado, no súper pendiente como Chamonix… no hay grietas, ni demasiado terreno rocoso… es un terreno amable. El peligro lo creamos los humanos cuando tomamos malas decisiones. La gente tiene que entender que en las estaciones de esquí de Europa tenemos mucha libertad comparado con Norteamérica, Nueva Zelanda o Japón. Y es importante darse cuenta que la libertad conlleva una responsabilidad. Y espero que continuemos disfrutando de esta libertad, y no que se comience a regular más y más como en otras partes del mundo. Y es nuestra responsabilidad como deportistas, la vuestra como medios de comunicación, y de toda la industria en general transmitir esa responsabilidad necesaria. Y obviamente no nos cansamos de repetir la necesidad de contratar guías, de esquiar equipados pero al final, en el fondo de lo que se trata es de tomar buenas decisiones. Y eso, sólo se hace con mucha experiencia.

¿En qué tipo de terreno te expresas mejor? Mi estilo de esquí es alpino, rápido, técnico. Por ejemplo acabo de volver de Japón y aunque la cantidad de nieve virgen es increíble el terreno es demasiado convexo… a mí lo que me gusta es el terreno empinado. Y técnicamente soy muy fuerte, puedo esquiar en terreno muy alpino y gracias a mi formación puedo cuidar de mi misma en terreno de alta montaña. Y me gusta saltar…

"En el freeride, la libertad conlleva una responsabilidad"

Haines, Alaska / FOTO: Patrick Orton

O sea que del Circuito FWT te gustará la prueba de Fieberbrunn… Exacto. Y también Revelstoke.

¿Por qué no compites este año? El año pasado logré la victoría en Fieberbrunn, y una segunda posición en Verbier. Terminé tercera en el Circuito absoluto femenino. Creo que la najada de Verbier fue una de las mejores de mi vida. Pero he decidido dejar de competir porque tengo nuevos objetivos. Volví a estudiar en el 2015, quiero llegar a ser una buena coach de fortaleza mental, y quiero dedicarle el tiempo necesario a los cursos y estudios. Es un proyecto de dieciocho meses y no puedo permitirme competir al mismo tiempo; porque sólo disfruto de competir cuando estoy al 100% involucrada en ello. Lo que sí que quiero seguir es con proyectos de grabación de vídeos y películas, y por supuesto los camps de freeride para mujeres que organizo desde hace ya diez años: los Womens Progression Days. Este año hago dos camps, que hasta ahora sólo hacía uno al año, y de hecho este mismo fin de semana tengo a veintiocho chicas que vienen al camp conmigo aquí en Lech. Me encanta animar a más mujeres con el freeride, porque somos muchas menos que hombres. Es verdad que está cambiando poco a poco, pero creo que el cambio, la evolución podría ser más rápida. Y en eso estoy trabajando duro.

Women's Progression Days by Lorraine Huber 2016 from Lorraine Huber on Vimeo.

LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

¿Es la suerte la que condiciona que un día de perros se convierta en un día memorable?

Te recomendamos

Petzl presenta su nueva joya, la linterna frontal más potente de su colección, con la...

A veces sólo basta con poco más de una hora para llegar al fin del mundo...

Las tecnologías para el rendimiento alcanzan una nueva cota gracias al sistema HeliXC...

Con fibra natural que garantiza el bienestar de las ovejas...

Mountain bike en el Cap de Creus, kayak en el río Ter y submarinismo en Roses para de...

Si aún tienes la idea de que la Costa Brava es un destino tradicional de playa y sol,...