La isla que ha desaparecido en el Ártico

Descubierta a principios del siglo XX, la isla de Perlamutrovy sencillamente se ha desvanecido
-
La isla que ha desaparecido en el Ártico
La isla que ha desaparecido en el Ártico

La isla de Perlamutrovy ha desaparecido, y nadie sabe muy bien las razones. Localizada cerca de la isla de Graham Bell, en la Tierra de Francisco José, aquel remoto archipiélago del Ártico, su nombre significa "la madre de las perlas", fue descubierta a principios del siglo XX y tenía un diámetro de 1,5 kilómetros, cubiertos completamente por un glaciar. Y esa es toda la historia. La isla se ha desvanecido misteriosamente en aquellas viejas aguas.

Investigadores rusos advertían de su desaparición en 2017, cuando no lograban localizarla a través de las fotos por satélite. Más tarde, en el verano de 2018, expertos de la Russian Northern Fleet confirmaban las sospechas. Donde antes había una isla ahora sólo hay aguas abiertas.

Una isla desaparece en el Ártico

"Es importantísimo saber las razones por las que la isla ha desaparecido", explicaba Aleksandr Kiriolov, director del Russian Arktika National Park. Kiriolov está convencido de que tiene que ver con el rápido progreso del cambio climático en el área. "En la isla cercana de Graham-Bell hemos visto el proceso de erosión en la costa y quizá su pequeña vecina ha sido sencillamente a la deriva, ya que con el cambio en las corrientes puede que se haya desprendido del fondo marino, convirtiéndose en lo que llamamos una «isla andante»".

Publicidad

La atlantificación del Ártico

Este no es el único evento geológico remarcable en la Tierra de Franciso José, ha querido dejar claro los investigadores. En el último par de año, varias nuevas islas han sido descubiertas en la zona. Sólo en la expedición organizada por la Northern Fleet se hallaron un total de 12 nuevas islas, un estrecho y seis bahías que hasta el momento nunca habían sido mapeadas, como informaba el Ministerio de Recursos Naturales de Rusia. "Para el Ártico, este tipo de suscesos son un proceso natural, relacionado con el cambio climático en el planeta".

"Hay muchos nuevos descubrimientos a medida que los glaciares retroceden, y ahora mismo los contornos conocidos de la Tierra de Francisco José deben estár lejos de lo que aparece en los mapas", sigue Kirilov. Esta región, localizada en la parte norte del mar de Barents, está experimentando algunos de los cambios más drásticos del planeta a medida que las temperaturas globales aumenta. De acuerdo con el Roshydromet, el instituto meteorológico ruso, la temperatura en el aire sobre el cercano mar de Kara ha ascendido casi 5º C en los últimos 30 años.

En un estudio publicado el pasado verano, se mostraba como el mar de Barents está cerca de cambiar sus condiciones de árticas a atlánticas. "Esta atlantificación también la podemos observar en las aguas al norte y este de Svalbard; menos hielo en el Océano Ártic lleva, por supuesto, a menos aguas procedentes del deshielo y, por lo tanto, el agua cálida del Atlántico manda durante la mayor parte del año, permaneciendo en las partes superiores", explica Arild Sundfjord, oceanógrafo del Norwegian Polar Institute.

Publicidad
Te recomendamos

¡Dynafit busca trailhéroes y embajadores para su marca! ¿Te gustaría ser candidato? ¡...

Probamos las nuevas ASICS Gel Fuji Trabuco 7 y te contamos cómo rueda el modelo estre...

Junto a Patrick Seiwald, el tirolés inaugura un rutón de mixto con dificultades de M9...

Así es la Forge S GTX, la primera bota de trekking del mundo con horma personalizable...

Salewa Get Vertical Skimo Base Camp...

Hacia las vertiginosas laderas del Eiger...