¿Se puede comer sano y de táper?

Las claves para comer sano que caben en un táper. ¡El deportista también come sano en la oficina
Jorge Jimenez -
¿Se puede comer sano y de táper?
¿Se puede comer sano y de táper?

Las claves para comer sano que caben en un táper. ¡El deportista también come sano en la oficina!

comersano

La alimentación es una de las claves para mejorar el rendimiento atlético y si no tienes la suerte de ser atleta y estar en un centro de alto rendimiento con menús especialmente diseñados para deportistas, pues nada mejor que cocinarte tus propias comidas y llevarlas al trabajo si es que no puedes comerlas en tu propia casa. Estas son las opciones más comunes:

Entrenar a mediodía
Somos muchos los que aprovechamos la hora de comer para entrenar. Es una opción muy buena porque bastan 50 minutos para ir a correr, nadar, montar en bici, ir al gimnasio y con una ducha rápida nos queda un rato para comer comida casera y recargar las pilas antes de volver a la jornada laboral. Es la mejor forma de aprovechar el tiempo sin duda, especialmente si tienes niños y no te queda tiempo para entrenar cuando llegas a casa.

Desayuna bien en casa y toma un tentempié antes de entrenar para que no te falte energía, bien un plátano o fruta antes de salir o algo más consistente como un yogur con cereales, frutos secos o pan integral con atún unas dos horas antes, si vas a entrenar duro.

Comer rápido para entrenar al salir
Otra forma de ganar tiempo es que si tienes una hora para comer y sólo gastas 10 minutos en comer frente al ordenador puedes salir antes de tu horario. Por supuesto, necesitas contar con la aprobación de jefes y compañeros para hacerlo y resignarte a comer en solitario y sin moverte del sitio, pero la recompensa está en que entrenas por la tarde y te duchas en casa con tiempo para hacer lo que quieras.

Come 3 horas antes de entrenar y adapta tu comida al entrenamiento, necesitas una comida con más hidratos (pasta, arroz, patata, etc.) si vas a montar en bici 3 horas y una comida más ligera en plan ensalada y fruta si vas a ir una hora de gimnasio.

Entrenar por la mañana y comer en el trabajo
Las alondras deportistas prefieren madrugar y hacer los deberes antes de ir a trabajar. Si eres de los que entrenan a primera hora de la mañana, necesitas reponerte del esfuerzo durante el trabajo con un desayuno mejor que una comida.

Cena bien y sal a entrenar en ayunas o tomando una fruta y/o un yogur natural tan solo. Si tienes tiempo puedes desayunar en casa, si no es así, puedes llevarte el desayuno al trabajo y tomarlo a la hora del café de los compañeros. Puedes organizarte un desayuno completo en un envase hermético con cereales tipo muesli, frutas naturales, frutos secos a los que añades un yogur natural y miel justo antes de comer. Prueba también a envolver en papel de aluminio unas rebanadas de pan de cereales con aceite de oliva, tomate y jamón serrano.

No tienes porque llevar la comida en una bolsa de plástico escondida por miedo a ser el más cutre de la oficina. Olvídate de la mochila con olor a comida y manchada de aceite porque se te salió la salsa porque ahora puedes encontrar maletines especiales para llevar la comida al trabajo con un diseño actual y profesional. Aquí puedes ver una bolsa de la colección Nomad de Valira, que con su bandolera te permite llevar dos platos diferentes y el postre, con sus contenedores 100% herméticos. Hazte con uno y marca estilo en tu oficina sin renunciar a la comida sana para llevar.

La despensita del trabajo
Hazte con un hueco en el trabajo para tener a mano los ingredientes que utilizas cada día en las ensaladas.

    •     Sal de hierbas

 

    •     Aceite virgen extra

 

    •     Vinagre de Módena

 

    •     Latas variadas (maíz, atún, garbanzos cocidos, champiñones, etc.)

 

    •     Frutos secos sin tostar (nueces, avellanas, almendras, piñones, etc.)

 

    •     Miel

 

    •     Pasas (uvas, orejones, ciruelas, etc.)



Y si hay nevera mucho mejor porque puedes tener:

    •     Yogures desnatados naturales

 

    •     Tomatitos cherry

 

    •     Queso fresco (de Burgos, Villalón, mozarela, etc.)

 

    •     Tacos de jamón serrano

 

    •     Fruta variada

 

    •     Bolsas de ensaladas variadas (lechugas, zanahorias, rúcola, berros, canónigos, etc.)



Así que ya sabes, el deportista es "deportivo" tanto fuera, como dentro de la oficina. Si tú también quieres mejorar tu salud en tu lugar de trabajo, tienes una cita en próximo 17 de abril en el CaixaForum en el primer "Encuentro para el progreso de la salud en la empresa", una jornada para aprender a trasladar ese espíritu deportivo también a la oficina. Expertos como el nadador David Meca o el periodista amante del triatlón Juan Ramón Lucas nos darán las claves para combatir el estrés en nuestro día a día, los consejos para mejorar el entorno en el que nos movemos y buenos hábitos de alimentación o programas para optimizar nuestro entrenamiento Aún puedes apuntarte en www.miempresaessaludable.com

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...