Adiós a Walter Bonatti

El alpinismo pierde a uno de sus símbolos, quizá el más importante de todos. El italiano falleció en Roma a los 81 años de edad, dejando un legado inimitable para la historia de la mon
Jorge Jimenez -
Adiós a Walter Bonatti

El alpinismo pierde a uno de sus símbolos, quizá el más importante de todos. El italiano falleció en Roma a los 81 años de edad, dejando un legado inimitable para la historia de la montaña.

En todas las disciplinas de la vida hay personas que destacan sobre los demás, que son capaces de llevar su campo a cotas que no se creían posibles. Luego hay otra raza de hombres, muy rara, muy necesaria, que llegan para cambiarlo todo, para reventar cimientos y pensamientos, para dar el gran salto. A esta extraña especie pertenecía Walter Bonatti, identidad clave para la historia del alpinismo, impulsor de un estilo limpio y ético de acercarse a lo inaccesible. Conquistó y fue conquistado por las montañas.

De sus botas y de su cuerda surgieron algunas las ascensiones más valientes y representativas de su generación, como la extraordinaria escalada del pilar SO del Petit Dru, un logro fascinante, la invernal al Cervino, o las primeras del Gasherbrum IV y el Cerro Mariano Moreno. También sufrió la vertiente oscura del alpinismo, en el K2, donde a pesar de participar en la primera ascensión de la “Montaña Salvaje”, se vio inmerso en una polémica desacertada, siendo acusado por sus compañeros de poner en peligro el éxito de la empresa y la vida de su sherpa. Los años, las pruebas y el CAI (Club Alpino Italiano) terminaron dando la razón a Bonatti, justo cuando visitaba Madrid para recibir un premio de la Sociedad Geográfica Española.

Cuando abandonó la montaña, siendo muy joven todavía, se pasó al periodismo con el mismo éxito que tuvo en las montañas, demostrando ser un divulgador sólido y comprometido para la revista Época. Era un alma sensible, lo que todavía podemos evocar gracias a su libro “Montañas de una vida”, una obra maestra de la literatura alpina que nunca dejaremos de recomendar. Su dimensión humana le hubiera permitido destacar en cualquier campo, pero fueron las montañas, los paisajes y los caminos quienes marcaron su espíritu y su trayectoria. Adiós Walter, fuiste un gigante.

 


Walter Bonatti au pilier des Drus Chamonix por richardvallouise

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...