Toneladas de basura y decenas de tiendas abandonadas en el Everest

¡885 personas hicieron cima esta primavera!
Oxigeno -
Toneladas de basura y decenas de tiendas abandonadas en el Everest
Toneladas de basura y decenas de tiendas abandonadas en el Everest

Ya es oficial: esta primavera se ha batido el récord de ascensiones al Everest, con 885 personas confirmadas en la cumbre. La cifra supera ampliamente las 807 cumbres logradas el pasado año, y supone la constatación de nuevos estándares en la montaña más alta del planeta. El turismo de altura crece cada año. Buenas noticias para las arcas de Nepal y China, malas para el Parque Nacional si no se presentan soluciones para la sostenibilidad del entorno.

Aunque la temporada haya terminado para los alpinistas, en el Techo del Mundo queda mucho trabajo por hacer. De limpieza, principalmente. Generalmente, cada temporada de primavera, los cilindros de oxígeno vacíos, las cuerdas y un sinfín de desechos tienen que ser retirados de las laderas del Everest, pero este año parece que la contaminación ha alcanzado sus cotas máximas. Según los recientes informes cerca de 30 tiendas de campaña, instaladas en el Campo 4, por encima de los 8.000 metros, han sido abandonadas. El viento sólo ha tenido que hacer el resto, arrojando tiendas y deshechos por la montaña. "La altitud, la falta de oxígeno y el terreno helado hacen que retirar esos deshechos sea una labor descomunal y peligrosa", explica Dawa Steven Sherpa, una de las figuras más relevantes en las campañas de limpieza del Everest durante la última década. Como cuenta el nepalí, muchas de las compañías incluso retiran sus logos de las tiendas para que se pueda identificar el material abandonado. Las expediciones de Dawa han retirado de la montaña cerca de 20 toneladas desde 2008. Estima que además de las tres decenas de tiendas, en el South Col, donde se instala el Campo 4, también se han dejado unas cinco toneladas de basura.

Lo cierto es que es imposible conocer con exactitud cuánta basura hay desperdigada en las laderas del Everest, que generalmente se hace más visible cuando las nieves se derriten. En el Campo 2, solo este año, se han detectado 8.000 kilos de excrementos humanos, lo que además de dañar el entorno pone en peligro la salud de muchos, ya que parte de la nieve y hielo, donde muchos entierran sus deshechos, se drena hacia el campo base y allí se usa para conseguir agua. "Ocho de nuestros sherpas sufrieron dolencias estomacales a causa del agua contaminada que proviene del C2", confirmaba John All, profesor de ciencias ambientales de la Western Washington University.

Publicidad

"El gobierno de Nepal debería establecer reglas sobre el control de deshechos humanos", advierte Ang Dorjee, director del comité independiente Everest Pollution Control. "Ese es el mayor problema, ya que hay muchos alpinistas que llevan bolsas biodegradables con encimas capaces de descomponer los deshechos, pero muchos otros no invierten en ello".

Actualmente, el gobierno local, espoleado por una temporada especialmente controvertida, está elaborando un plan para evaluar tanto a los alpinistas como sus planes de ascensión y retirada de basura. Por ahora, la principal normativa pasará por dejar una fianza de unos 4.000 dólares y nadie debería sorprenderse si no se les devuelve el dinero a menos que regresen con todo su equipo y deshechos.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Entrevista exclusiva con Kilian Jornet después de su victoria en Zegama

Concluye la megalimpieza anual en el Techo del Mundo

Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

Así es el nuevo Original Multifunctional Headwear de BUFF®, un tubular fabricado a pa...

Un reto con el que soñamos todos los amantes de la aventura y naturaleza: cruzar los ...

Planes outdoor fuera del invierno en una estación donde reinan la paz y las posibilid...

Rendimiento y salud en diez claves para tus correrías estivales...