Foto noticia

Cómo equiparnos en otoño: material aconsejable

29 septiembre 2017 | Tino Nuñez

El inicio del otoño es el momento de disfrutar de la montaña en una estación privilegiada. La temperatura es más agradable que en verano invierno y evitamos los problemas de la primavera (alergias e insectos). A continuación un repaso rápido a qué llevar.

Este otoño 2017 va a ser en España un grado más cálido de lo normal y también algo menos lluvioso. Sin embargo, no podemos descuidar nuestro equipamiento, que se vertebrará en tres ejes: ligero, que proporcione suficiente protección y polivalente. El material ligero resulta más agradable de llevar, ocupa menos en la mochila y seca antes si se moja. Utilizar suficiente protección equivale a respetar un principio de tres capas en la parte superior del cuerpo, con especial atención a la exterior. La polivalencia de lo que compremos nos permite aprovechar más las prendas durante todo el año, lo que de alguna forma también facilita el amortizar más alguna adquisición de precio semi elevado.

Podemos llevar:

1) Chaqueta ligera o hiperligera, es decir de unos 400 a 160 gramos, con una buena impermeabilidad (columna de agua mínima 15.000 milímetros) y que no sea tan ajustada que resulte agobiante colocarse una prenda de abrigo debajo.

2) Chaqueta de forro polar fino sin membrana cortaviento, tipo Polartec 100 o similar, más funcional que un jersey por poder abrirse completamente cuando necesitemos ventilación en una cuesta o con actividad intensa.

3) Camiseta sintética tipo primera capa lo más fina posible, su función no es abrigar sino mantener la piel lo más seca posible, incluso cuando sudamos.

4) Pantalón bielástico cómodo, de espesor fino-medio (suele corresponder a pantalones de 375 a 500 gramos), que proporciona movilidad y una moderada capacidad cortaviento.

5) Calcetín sintético de rizo grueso tipo CoolMax, un poliéster con filamentos de sección en forma de estrella. El tacto es muy parecido al algodón, pero seca mucho más rápido

6) Gafas de sol de protección 3, las de tipo 4 son muy oscuras para pasear por zonas boscosas o laderas norte.

7) Si vas a dormir en montaña, piensa que por encima de los 1.700-1.800 no será difícil estar entre 0ºC y -3ºC, por lo que tu saco no puede ser demasiado ligero o fino. La temperatura de confort más suave declarada en la etiqueta interior del saco o en su funda, es la más fiable, aunque las mujeres tendrán que aumentar 3 grados a ese valor para obtener una información más realista.

8) Y por último, el calzado debe incluir membrana impermeable-transpirable (Gore-Tex continúa siendo la mejor), pero sobre todo una suela que no resbale sobre el suelo húmedo. Parte del calzado que se vende actualmente tiene buena adherencia en seco y nefasta en mojado.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a Oxígeno

También te puede interesar...

Consejos Material

Impermeabilidad y material

30 noviembre 2017 | Tino Nuñez

Consejos Material

El ABC de la mochila para un día

22 noviembre 2017 | Tino Nuñez

Consejos Material

¿Qué pedirle a un pantalón de montaña?

16 noviembre 2017 | Tino Nuñez

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.