6 reglas para acampar con tu perro

Consejos para pernoctar en la mejor compañía
Oxigeno -
6 reglas para acampar con tu perro
6 reglas para acampar con tu perro

Están las acampadas, y las acampadas con tu perro. Sólo su presencia puede hacer cada momento más agradable e incluso divertido. Su curiosidad es contagiosa, y su entusiasmo inspirador. Y es que los perros siempre están dispuestos a unirse a un viaje. Y con un poco de preparación, el equipo correcto, y el contagio de una pizca de ese afán de exploración que emanan nuestros compañeros canidos, ya estará todo más que listo. Aquí tenéis algunos consejos.

1. CONOCE LAS REGLAS

Planea lo que vas a llevar antes de empezar a cargarlo en el coche, teniendo en cuento dónde vas, dónde dormirás y por supuesto la regulación sobre perros en la zona que vayas a explorar. Hay sitios con normativas específicas al respecto, y algunas con restricciones claras.

2. EMPAQUETA LO ESENCIAL

Las necesidades básicas de nuestros perros no son demasiado diferentes de las nuestras: comida, agua y un lugar para descansar al abrigo de la naturaleza. Pero antes de lanzarse al monte, es imprescindible comprobar el pronóstico meteorológico para protegernos adecuadamente. Hay que llevar agua de sobra si va hacer mucho calor, capas extra en condiciones de humedad o frío, y mucha comida si pensamos hacer un largo camino. Es indispensable conocer las limitaciones de nuestro compañero, y tener un plan en caso de contingencias si las cosas se ponen feas.

3. BUENA EDUCACIÓN

Las buenas maneras y obediencia a las órdenes de nuestros perros nos ayudarán mucho en el camino tanto a nosotros, como al resto de humanos y vida salvaje. Hay cierta etiqueta a la hora de compartir espacio con otros montañeros, sobre todo teniendo en cuanta que no a todos les tiene por qué agradar la compañía canina. En zonas de acampada, mantén a tu amigo atado de la correa y controlado. Y atención porque mantener los ojos en un perro inquieto mientras se monta un campamento, se cocina o se cena puede ser complicado. Y si a vuestro amigo le gusta aullarle a la luna, ten en consideración a los demás y acampa en una zona solitaria… lo que es música para nuestros oídos puede no serlo para otros. Y ante la duda, siempre cortesía debida.

Publicidad

4. NO DEJES RASTROS

Vuelve con lo que te lleves. Y eso incluye las deposiciones de tu perro, porque aunque sean biodegradables a nadie le gusta pisar mierdas de perro en el monte… ¿verdad? Otra opción válida sería hacer un agujero en la tierra en el que enterrarla.

5. CONFÍA EN TU INSTINTO

Lo cierto es que nadie como tú conoce mejor a tu perro, y eres el que está en mejor posición de valorar su estado de salud para afrontar distintas correrías. Si tienes dudas médicas sobre distintos peligros que puedan acechar al perro en el monte, consulta a expertos veterinarios.

6. DIVIÉRTANSE

Llevarse al perro de acampada por primera vez puede ser excitante, pero también desalentador… Un poco de paciencia y sentido del humor ayudan. No todos los perros actúan igual, ni a todos les tiene que gustar dormir en una tienda… pero con práctica también aprenden a comportarse. Una de las cosas bonitas de acampar es que raramente las cosas salen como han sido planeadas, y eso es parte de la aventura. ¡Y además divertido!

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

¡Él también te llevaría!

Te recomendamos

BUFF® incorpora el forro de polar reciclado de Primaloft®...

Visitamos su sede en Barcelona y nos adelantaron algunas de las novedades del próximo...

El equipamiento para el trail runner esta temporada: así es la nueva línea adidas Agr...

Petzl presenta su nueva joya, la linterna frontal más potente de su colección, con la...

A veces sólo basta con poco más de una hora para llegar al fin del mundo...

Con fibra natural que garantiza el bienestar de las ovejas...