Camino de Santiago: el Camino Francés

Te desglosamos el recorrido de la ruta más transitada por los peregrinos, desde Roncesvalles hasta Santiago en 30 etapas.
Redacción Oxígeno -
Camino de Santiago: el Camino Francés
Camino de Santiago: el Camino Francés

El Camino Francés es una de las rutas más transitadas de los caminos de peregrinación que llegan a los Pirineos por el sur de Francia y que entran a la Península por Irún (Camino del Norte), Roncesvalles (Camino Francés) y Somport (Camino Aragonés).

Publicidad

Etapa 1

Saint Jean Pièd de Port-Roncesvalles
Distancia: 25 km
Tiempo: 8 h
Desnivel positivo: 1.250 m
Firme de asfalto: 11,1 km
Firme de tierra: 13,9 km

Comenzar el Camino de Santiago en la encantadora villa francesa de Saint Jean es un hermoso homenaje a los miles de peregrinos que secularmente han retado a la gran cordillera. Los Pirineos son el Port de Cize o Puertos Ciséreos del Codex Calixtinus, la primera guía del peregrino jacobeo, encargada por los monjes de Cluny en el año 1160 al viajero francés Aymeric Picaud, donde se avisa a los temerarios peregrinos que “tiene ocho millas de subida y otras ocho de bajada: su altura es tanta que parece tocar el cielo”.
 

Etapa 1

Publicidad

Etapa 2

Roncesvalles-Larrasoaña
Distancia: 27,5 km
Tiempo: 7 h
Desnivel positivo: 300 m
Firme de asfalto: 2,5 km
Firme de tierra: 25 km

La Vía Francígena o Camino Francés supera los temidos Pirineos y comienza su andadura peninsular en la ilustre y legendaria Roncesvalles, emblemático hito jacobeo arropado por el recuerdo de las gestas carolingias. A lo largo de la jornada el caminante atraviesa silenciosos bosques de robles, hayas, fresnos, álamos y pinos; contempla bucólicos prados pastoriles y salva el puerto de Erro, la principal dificultad geográfica de la etapa y uno de los tramos más encantadores de los valles del norte de Navarra.
 

Etapa 2

Publicidad

Etapa 3

Larrasoaña-Zizur Menor
Distancia: 20 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 190 m
Firme de asfalto: 8,4 km
Firme de tierra: 11,6 km

A salvo de los maxajaunek, los ogros protectores del bosque; las lamias o brujas pirenaicas encantadoras de los mortales; y los mairuk, sarracenos renegados predecesores del gigante Errolán, el popular lanzador de menhires de la mitología vasca y padre de los jentillak, la misteriosa raza de agotes que habitaban en dólmenes y cuevas de los valles del Pirineo vasconavarro, el peregrino jacobeo abandona el territorio de los mitos y las leyendas y se encamina por las orillas del Arga a la primera gran ciudad del Camino.

Etapa 3

Publicidad

Etapa 4

Zizur Menor-Puente la Reina/Gares
Distancia: 19 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 350 m
Firme de asfalto: 2,5 km
Firme de tierra: 16,5 km

Con las gloriosas narraciones épicas de las hazañas de Carlomagno, el obispo Turpín, el guerrero Roildán y el resto de héroes y paladines francos deambulando en el ambiente, el caminante abandona la capital navarra en busca de otros territorios cuajados de apasionantes horizontes, leyendas y misterios. El principal encanto de la jornada es la travesía del enigmático Alto del Perdón, un paisaje geográfico de campos agrícolas y plantas aromáticas cargado de elementos sobrenaturales y un tropel de molinos eólicos.
 

Etapa 4

Publicidad

Etapa 5

Puente la Reina/Gares-Estella/Lizarra
Dificultad: Media
Distancia: 23 km
Tiempo: 5 h y 30 m
Desnivel positivo: 270 m
Firme de asfalto: 8,6 km
Firme de tierra: 14,4 km

El peregrino que llega a Puente la Reina ha superado temidos puertos de montaña evocando las narraciones épicas de los héroes carolingios que edificaron los pilares del Camino Francés. Entre Puente la Reina y Estella la ruta sigue el trazado de una antigua calzada romana esquivando las plataformas de la nueva vía rápida de Pamplona, dejando unidas las emblemáticas poblaciones por un hilo de piedras con dos mil años de pisadas moldeado por la historia y el progreso, una curiosa fusión de sensaciones.
 

Etapa 5

Publicidad

Etapa 6

Estella/Lizarra-Los Arcos
Distancia: 21,5 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 330 m
Firme de asfalto: 3,4 km
Firme de tierra: 18,1 km

La pletórica manifestación artística de los monumentos de Estella, el encanto de sus rúas de piedra y la vinculación de su nombre “estelar” al simbolismo jacobeo amenizarán la travesía por los solitarios campos de vides de Azqueta y Monjardín. El Camino entra en las tierras campesinas de Los Arcos y la distancia del horizonte se hace larga. La vista repite las mismas miradas siguiendo las hileras de vides y los surcos de terrones ocres dibujados en un paisaje que termina atrapando las emociones del caminante.
 

Etapa 6

Publicidad

Etapa 7

Los Arcos-Logroño
Distancia: 28 km
Tiempo: 6 h 30 m
Desnivel positivo: 400 m
Firme de asfalto: 8,5 km
Firme de tierra: 19,5 km

El matutino paseo por la campiña navarra termina en Sansol, donde el sendero de los peregrinos baja por un angosto barranco al antiguo enclave templario de Torres del Río. El interior del templo es un escenario de mensajes y representaciones inquietantes con motivos islámicos, interpretaciones bíblicas, rostros bafométicos y alusiones a la leyenda del Santo Grial. La llegada a la capital riojana es por un cómodo andadero pintado de color rojo, aburrido y tedioso como todos los accesos a las grandes ciudades.
 

Etapa 7

Publicidad

Etapa 8

Logroño-Nájera
Distancia: 30 km
Tiempo: 7 h
Desnivel positivo: 380 m
Firme de asfalto: 4,2 km
Firme de tierra: 25,8 km

La agradable travesía por los ecosistemas lacustres y humedales del embalse de la Grajera, en la salida de Logroño, rescata al peregrino de la desconexión sufrida en el periplo urbano y pone una nota de verdor antes de adentrarse en la tierra del vino y la historia de los grandes reinos medievales. Los pueblos son escasos pero ricos en servicios turísticos y atenciones a los peregrinos jacobeos. El final de la etapa es la monumental villa de Nájera, antigua capital del reino de Navarra a orillas del Najerilla.
 

Etapa 8

Publicidad

Etapa 9

Nájera-Santo Domingo de la Calzada
Distancia: 21 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 315 m
Firme de asfalto: 3,9 km
Firme de tierra: 17,1 km

A una jornada de entrar en “la ancha” Castilla, La Rioja enseña al peregrino las extensas llanuras de lomas suaves y horizontes ondulantes donde se desenvolvió uno de los personajes míticos en los albores del Camino de Santiago. Santo Domingo de la Calzada nació en Viloria de Rioja (Burgos) y consagró su vida al desarrollo y mejora de las infraestructuras de la ruta jacobea. Levantó puentes, hospitales, iglesias y caminos. Y fue maestro de otros destacados constructores del Camino, como Juan de Ortega.
 

Etapa 9

Publicidad

Etapa 10

Santo Domingo de la Calzada-Belorado
Distancia: 22,5 km
Tiempo: 5 h 30 m
Desnivel positivo: 240 m
Firme de asfalto: 3,5 km
Firme de tierra: 19 km

Los andaderos construidos al lado de la carretera permiten caminar al margen del peligroso tráfico de la nacional en buena parte del itinerario. La etapa está bien surtida de pueblos y servicios, con visita obligada a la iglesia de la Virgen de la Calle, en Redecilla del Camino, para conocer una pila bautismal mozárabe del siglo XII. Según los especialistas en arte medieval es una de las joyas románicas del Camino y una extraordinaria conjunción de símbolos mandálicos vinculados a varios templos de Jerusalén.

Etapa 10

Publicidad

Etapa 11

Belorado-San Juan de Ortega
Distancia: 24 km
Tiempo: 6 h
Desnivel positivo: 390 m
Firme de asfalto: 2 km
Firme de tierra: 22 km

La travesía de los Montes de Oca, los tenebrosos Nemus Oque de los romanos, era uno de los tramos de montaña más temidos por los peregrinos medievales, que sufrían irreparables desastres físicos y asaltos de bandidos, timadores y animales salvajes. San Juan de Ortega es un final apropiado para una jornada de magia y misterio por antiguos asentamientos de francos en una comarca vinculada al símbolo esotérico de la oca.
 

Etapa 11

Publicidad

Etapa 12

San Juan de Ortega-Burgos
Distancia: 27,5 km
Tiempo: 7 h
Desnivel positivo: 125 m
Firme de asfalto: 19,8 km
Firme de tierra: 7,7 km

La entrada a Burgos por sus poblaciones dormitorio y la travesía del polígono industrial Gamonal-Villímar, destrozan los encantos de una etapa que parte del alma espiritual y artística de los Montes de Oca y visita las geografías donde habitaron los primeros pobladores de la Península hace 800.000 años. Los restos paleontológicos encontrados en la sierra de Atapuerca han convertido la zona en un centro de investigación prehistórica de primer orden en Europa. La ruta pasa a 3 km de los yacimientos.
 

Etapa 12

Publicidad

Etapa 13

Burgos-Hontanas
Distancia: 29,5  km
Tiempo: 7 h 30 m
Desnivel positivo: 280 m
Firme de asfalto: 5,6 km
Firme de tierra: 23,9 km

La ruta se desplaza por una meseta ondulante de tierra blanca enlazando pistas de concentración parcelaria que aparentemente no llevan a ninguna parte. Hornillos ofrece una interesante muestra de arquitectura tradicional y es un excelente ejemplo de la influencia del Camino de Santiago en el urbanismo de los pueblos. Antes de llegar a Hontanas se pasa cerca de San Bol, y cuesta poco desviarse para conocer el enigmático lugar y, si el tiempo lo permite, pasar la noche en la arbolada junto al manantial sagrado.
 

Etapa 13

Publicidad

Etapa 14

Hontanas-Boadilla del Camino
Distancia: 29 km
Tiempo: 7 h 30 m
Desnivel positivo: 150 m
Firme de asfalto: 6,5 km
Firme de tierra: 22,5 km

El arruinado convento de San Antón es la primera sorpresa monumental de la jornada, pero más extraordinario es que pase el Camino entre los arcos del viejo templo gótico. Castrojeriz es una de las villas monumentales del Camino Francés. Los orígenes celtibéricos, las huellas romanas, la herencia visigoda, el arte cristiano y mudéjar, el ambiente medieval y la vinculación hospitalaria hacia la peregrinación compostelana han convertido la ciudad en un hito jacobeo de primer orden, inicio de la popular cuesta de Mostelares.

Etapa 14

Publicidad

Etapa 15

Boadilla del Camino-Carrión de los Condes
Distancia: 25,5 km
Tiempo: 5 h 30 m
Desnivel positivo: 100 m
Firme de asfalto: 2 km
Firme de tierra: 23,5 km

Los primeros pasos por la extensa Tierra de Campos están amenizados por la aparición fugaz del Canal de Castilla, la gran obra de ingeniería hidráulica de la Ilustración española, cerca de Frómista y la joya artística y monumental de la iglesia de San Martín. El repertorio de rostros misteriosos, escenas apocalípticas, leones y serpientes inunda los cien capiteles del interior de las tres naves románicas y los trescientos canecillos del exterior. Sobresalen las dos torres cilíndricas, los tres ábsides y el cimborrio con linterna.
 

Etapa 15

Publicidad

Etapa 16

Carrión de los Condes-Terradillos de los Templarios
Distancia: 26,5 km
Tiempo: 6 h
Desnivel positivo: 90 m
Firme de asfalto: 7,8 km
Firme de tierra: 18,7 km

En la travesía de las tremendas llanuras palentinas los paisajes agrícolas de Tierra de Campos muestran completamente su humilde y sencilla naturalidad. Sin engaños ni tapujos caen en el horizonte como un paño surcado de líneas cobrizas que pretende encarcelar la mirada y los pensamientos. El tramo entre Carrión y Calzadilla de la Cueza, el primer pueblo de la jornada, es una línea recta y plana de cuatro horas de paseo por un andadero de arcilla roja rodeado de la inmensidad del país del adobe.
 

Etapa 16

Publicidad

Etapa 17

Terradillos de los Templarios-El Burgo Ranero
Distancia:
30 km
Tiempo: 6 h 30 m
Desnivel positivo: 120 m
Firme de asfalto: 2 km
Firme de tierra: 24 km

Sahagún es la primera localidad leonesa y un hito fundamental en la historia de los viajeros compostelanos. La cálida acogida de los hospitaleros del albergue y la belleza de sus monumentos dejan un buen recuerdo en el peregrino. En la interminable meseta el caminante hace kilómetros sin preocuparse. La ruta está “cosida” con flechas y marcas amarillas que indican la dirección a Santiago en los cruces y puntos conflictivos.
 

Etapa 17

Publicidad

Etapa 18

El Burgo Ranero-León
Distancia: 37 km
Tiempo: 8 h y 30 m
Desnivel positivo: 120 m
Firme de asfalto: 6 m
Firme de tierra: 31 m

La larga distancia y la monotonía del paisaje convierten la jornada en un acelerado paseo por llegar a la gran villa de la cultura monumental y el arte milenario. Mansilla de las Mulas es el ecuador de la etapa, la Manxilla calixtina, descrita por el peregrino sajón Künig, en 1495, como “ciudad libre de portazgo”. En la Edad Media tuvo cuatro hospitales, varios conventos y siete iglesias. León es la ciudad más importante después de Santiago, “real y curial, y llena de toda clase de felicidades”, según el Codex Calixtinus.
 

Etapa 18

Publicidad

Etapa 19

León-San Martín del Camino
Distancia: 24 km
Tiempo: 5 h 30 m
Desnivel positivo: 135 m
Firme de asfalto: 6 km
Firme de tierra: 18 km

En el Jacobeo de 1993 la Junta de Castilla y León recuperó la variante de la Calzada de los Peregrinos por el antiguo trazado de una calzada romana que pasa por Villar de Mazarife, instalando hitos y señales para ofrecer a los caminantes una alternativa campestre lejos del tráfico de la N-120. El trazado original del Camino medieval se mantiene por los andaderos construidos en la cuenta de la carretera, recorriendo los límites occidentales del páramo leonés con la oscura silueta de los Montes de León al fondo.

Etapa 19

Publicidad

Etapa 20

San Martín del Camino-Astorga
Distancia: 24 km
Tiempo: 6 h
Desnivel positivo: 135 m
Firme de asfalto: 5,5 km
Firme de tierra: 18,5 km

Las desgastadas piedras del legendario puente del Paso Honroso, levantado sobre el río Órbigo, alegran de nuevo el espíritu del caminante después de tanto andadero ruidoso y aburrido por la cuneta de la carretera. En Villares de Órbigo la traza jacobea entra en un paisaje de suaves colinas pobladas de robles y encinas, hasta que surgen en el horizonte las llamativas agujas de la catedral de Astorga y los afilados tejados del palacio episcopal.
 

Etapa 20

Publicidad

Etapa 21

Astorga-Rabanal de Camino
Distancia: 20,5 km
Tiempo: 5 h 30 m
Desnivel positivo: 310 m
Firme de asfalto: 10,3 km
Firme de tierra: 10,2 km

La Maragatería, de orígenes inciertos y costumbres ancestrales, es uno de los rincones olvidados de las tierras leonesas, elegido por los freires templarios para fundar una de sus encomiendas con sede en el castillo de Ponferrada y monjes guerreros distribuidos por los Montes de León para proteger a los desamparados peregrinos compostelanos, especialmente en el paso de Foncebadón y la Cruz de Ferro. El caminante jacobeo cumple la tercera semana de viaje entrando en una nueva comarca repleta de leyendas y misterios.

Etapa 21

Publicidad

Etapa 22

Rabanal de Camino-Ponferrada
Distancia: 33 km
Tiempo: 8 h 30 m
Desnivel positivo: 385 m
Firme de asfalto: 22,2 km
Firme de tierra: 10,8 km

La etapa anterior ha sido un aperitivo de la auténtica ascensión al Monte Irago medieval y su célebre Cruz de Ferro. La subida comienza en Rabanal del Camino y termina cuando aparecen los relieves de Galicia al otro lado de los Montes de León. Los tramos de carretera no perjudican el encanto de una etapa que presume de sugerente, amena y espectacular. El final no puede ser más evocador para una de las etapas más bellas del Camino, la bulliciosa Ponferrada, sede de la encomienda templaria más importante de la ruta jacobea

Etapa 22

Publicidad

Etapa 23

Ponferrada-Villafranca del Bierzo
Distancia: 24 km
Tiempo: 5 h 30 m
Desnivel positivo: 175 m
Firme de asfalto: 10,5 km
Firme de tierra: 13,5 km

El Bierzo es un territorio de montes y valles entre el páramo leonés y Galicia cuajado de leyendas siniestras, misterios medievales y ritos ancestrales. La última etapa antes de emprender la “conquista” del Cebreiro galego se viste del color del vino y del pámpano marchito; huele a botillo berciano, cachelada, pimientos rellenos y otras tentaciones culinarias. El multicolor y poblado valle de El Bierzo es tierra de antiguos ritos, densa historia y sugerentes placeres terrenales irresistibles para el viajero compostelano.

Etapa 23

Publicidad

Etapa 24

Villafranca del Bierzo-O Cebreiro
Distancia: 26 km
Tiempo: 7 h 30 m
Desnivel positivo: 780 m
Firme de asfalto: 21,2 km
Firme de tierra: 4,8 km

Peregrinos de todas las épocas han temido la ascensión al mítico Mons Febrauri o Mons Zaberrium. Cuando no eran las nevadas o los vendavales los que torturaban a los caminantes compostelanos, eran los salteadores de caminos o los recaudadores de impuestos quienes aligeraban su bolsa y su moral. Los bandidos han desparecido de los montes pero las geografías se mantienen. La lluvia y el viento también suelen complicar la subida sin pedir permiso, pues siempre han viajado a sus anchas por las sierras gallegas.
 

Etapa 24

Publicidad

Etapa 25

O Cebreiro-Triacastela
Distancia: 19,5 km
Tiempo: 5 h 30 m
Desnivel positivo: 100 m
Firme de asfalto: 6 km
Firme de tierra: 13,5 km

La jornada se presenta suave y placentera por tramos de asfalto, pistas agrícolas y correidoras tradicionales, las antiguas veredas empedradas entre muros de piedra utilizadas por los paisanos gallegos para llevar el ganado a los prados. En la primera parte se asciende a los puertos de San Roque y Poio. Triacastela es un notable hito jacobo. Los tres castillos a los que se refiere el nombre delatan el valor estratégico de la villa, cerca del monasterio de Samos, nombrado por el rey Sabio en sus Cantigas del siglo XIII.
 

Etapa 25

Publicidad

Etapa 26

Triacastela-Sarria
Distancia: 17,5 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 300 m
Firme de asfalto: 7 km
Firme de tierra: 10,5 km

La tierra de las hojas marchitas, las meigas y los carvallos centenarios recibe a los peregrinos con su alma primitiva abierta de par en par. El rostro más personal, entrañable y profundo de los paisajes rurales gallegos abraza la gran ruta milenaria a su paso por la provincia de Lugo. La variante de San Xil y el Alto de Riocabo sigue el trazado histórico del Camino por Montán y Furelos, enlazando pequeñas colinas y bucólicos prados en un entretenido sube y baja por los pequeños valles de la cuenca del Sarria.
 

Etapa 26

Publicidad

Etapa 27

Sarria-Portomarín
Distancia: 21 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 250 m
Firme de asfalto: 9,5 km
Firme de tierra: 11,5 km

Cautivos de los encantos rurales y paisajistas de la Meseta lucense, los peregrinos visitan pequeñas aldeas ganaderas escondidas entre robles centenarios y castaños gigantes. Un buen aliciente de la etapa es el descenso a Portomarín y la travesía del puente del Miño, el gran río gallego embalsado desde hace medio siglo por la presa de Belesar. La obra hidráulica obligó a los habitantes del pueblo a trasladar sus casas a las laderas del monte del Cristo, sobre los restos de un antiguo asentamiento castreño.
 

Etapa 27

Publicidad

Etapa 28

Portomarín-Melide
Distancia: 38 km
Tiempo: 9 h 30 m
Desnivel positivo: 370 m
Firme de asfalto: 17 km
Firme de tierra: 21 km

Después de un mes caminando por siete provincias del norte peninsular llega el momento de afrontar la etapa más larga del Camino Francés. El largo ascenso de Portomarín al cruce de Hospital de la Cruz es el repecho duro del día. El alto de Ligonde, cerca del misterioso cruceiro de Lameiros, introduce la traza jacobita en la comarca ganadera de Ulloa, separación geográfica de las cuencas del Miño y el Ulla. Un bello rosario de pintorescas aldeas paradas en el tiempo surge en cada bosque y vaguada.
 

Etapa 28

Publicidad

Etapa 29

Melide-Arca do Pino
Distancia: 31 km
Tiempo: 7 h 30 m
Desnivel positivo: 450 m
Firme de asfalto: 9,4 km
Firme de tierra: 21,6 km

En el penúltimo día de peregrinación se visitan numerosas aldeas vinculadas a la ruta jacobea, como Calzada, Calle o Rúa, nombradas en los textos medievales del siglo XII como “vía pública de los romeros”. La población más notable es Arzúa, importante estación jacobita mencionada en las guías clásicas como Vilanova, fundada en el siglo XII por colonos artesanos y campesinos que repoblaron la zona atraídos por el auge del paso de peregrinos en busca del gran mito de la cristiandad en el occidente de Europa.
 

Etapa 29

Publicidad

Etapa 30

Arca do Pino-Santiago de Compostela
Distancia: 19 km
Tiempo: 5 h
Desnivel positivo: 240 m
Firme de asfalto: 13 km
Firme de tierra: 6 km

La última etapa es un relajado paseo por las inmediaciones de la capital gallega, suspirando de satisfacción por la cercanía de la catedral del apóstol. Algunos peregrinos continúan hasta Finisterre, el “fin del mundo” en la Edad Media y un lugar mágico para las culturas que han habitado la costa de Galicia. Otros caminan hasta la Costa da Morte y terminan en el santuario mariano de Nuestra Señora da Barca, en Muxía, donde encalló la barca de la Virgen cuando visitó Santiago, rindiendo culto a varias piedras abaladoiras (oscilantes).
 

Etapa 30

Publicidad
Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...