5 travesías invernales (durmiendo en refugio)

Juanjo Alonso -
5 travesías invernales (durmiendo en refugio)
5 travesías invernales (durmiendo en refugio)

Con vistas al invierno, os proponemos cinco travesías de varios niveles, estilos ambientales y dificultades técnicas que tienen el aliciente de disponer de uno o varios refugios por el camino donde vivaquear para distribuir la distancia y los desniveles al gusto de cada uno.

Los montañeros “machacas” en buen estado de forma pueden animarse y afrontar en un día casi todos los itinerarios, sin olvidar nunca el frontal, la climatología y un buen mapa de la zona. Los cinco recorridos están dirigidos a personas con un nivel físico y técnico medio que comienzan en las grandes travesías invernales y buscan itinerarios de dos días para los fines de semana, puentes o cualquier otro momento de tiempo libre.

¡Larga vida a las montañas y a quienes las pisan con respeto y humildad!

Publicidad

Sierra Mágina

<

p>Cerca de Úbeda la grande / cuyos cerros nadie verá, / me iba siguiendo la luna / sobre el olivar. Los versos de Antonio Machado hablan de unos cerros misteriosos que han alcanzado más fama que la propia ciudad. “Irse por los cerros de Úbeda” es lo que hizo Alvar Fáñez cuando Alfonso VIII ordenó sitiar la plaza musulmana. El guerrero castellano no cumplió la orden y en lugar de atacar la fortaleza tuvo un romance con una joven ubetense en unos montes cercanos. Los sitiados recibieron ayuda del exterior y el rey de Castilla no pudo conquistar la ciudad. Cuando preguntó a su capitán dónde estuvo durante la batalla, este contestó que “por los cerros de Úbeda, mi señor”. A partir de entonces la frase se convirtió en la locución popular más antigua de la lengua castellana, utilizada para salir airoso de una situación comprometida. Cerca de Úbeda, al sur del Guadalquivir, frontera natural y río de culturas, se alzan las cumbres del Parque Natural de Sierra Mágina, el paisaje kárstico más elevado de Andalucía, un enorme laberinto de “cerros” calcáreos sobre una bella campiña de olivos, cerezos y almendros. La travesía montañera es un recorrido integral de la vertiente meridional del macizo.

La ruta comienza en los olivares del cortijo Vista Alegre, en el límite de las tierras agrícolas y el territorio de montaña. En el aparcamiento hay un panel informativo del itinerario Subida al Pico Mágina y Miramundos. A los cien metros de la salida hay un cruce con carteles del recorrido y un sendero a la izquierda que baja al Cortijo del Peralejo, donde está el Centro de Visitantes. El camino señalizado es la ruta de bajada. De momento hay que girar a la derecha por la pista del Camino de la Solana y caminar 9,6 km por la falda de la sierra hasta el barranco del Gargantón. El paseo es muy panorámico, con buenas vistas de los cortijos rurales de Huelma. La pista recorre un bosque de pino carrasco y baja hacia el puente del río Gargantón. En la segunda horquilla aparece una vereda a la izquierda que entra en el enorme barranco y lleva al nacimiento del río, en las ruinas de un viejo molino. A partir de aquí el camino penetra en un territorio escarpado y salvaje. La senda escala las agrestes laderas del valle y pasa por un curioso bosque de pinos “bonsái”, son enormes pero parecen…tan pequeños. Y después el singular paraje de la Cueva de los Lobos y el manantial de La Fuentezuela, el último lugar con agua antes de subir a las cumbres. La senda sigue trepando a las alturas por las formaciones rocosas de las Chimeneas de las Hadas y al final llega al refugio Miramundos, a 2.077 m de altitud y todas las sierras andaluzas alrededor.

La segunda jornada de la travesía sigue el sendero que sale del refugio y recorre la cuerda de la sierra hasta el pico Mágina. En la cabecera del barranco del Buey aparecen desvíos a la izquierda que bajan directamente al collado del Puerto. Hay que mantener la dirección cerca del cresterío por un suelo de lapiaz y poco a poco ganar altura para alcanzar finalmente la cima más alta del macizo, a 2.167 m de altura. La única referencia que distingue la cumbre principal de otras cercanas es el vértice geodésico. La senda sale del pico hacia el oeste, pasa por un antiguo pozo de nieve restaurado y desciende a la majada pastoril del collado del Puerto. La senda atraviesa un barranco y conecta con una pista de montaña que baja al cortijo de Vista Alegre por la tinada de la Cruz y los quejigares del barranco de las Covatillas.

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIARLO

Mapa ruta Sierra Mágina


Situación: Parque Natural de Sierra Mágina (Jaén).
Punto de partida y llegada: Cortijo de Vista Alegre (Huelma).
Distancia total: 28,6 km.
Desnivel positivo: 1.410 m.
Refugio de montaña: refugio de Miramundos (2.077 m).
Cota mínima: 1.180 m.
Cota máxima: 2.165 m.
Cartografía: IGN 1:50.000 (948).
Acceso: A-44: salida 59 y seguir indicaciones de Cambil y Huelma. Pasar Cambil y después por el Centro de Visitantes de Mata-Bejid. Unos 3 km más adelante sale a la izquierda un camino rural que pasa por el Cortijo de Vista Alegre y lleva al sendero señalizado "Subida al Pico Mágina y Miramundos".

Sierra Mágina

Publicidad

Gargantas de Gredos

<

p>La sierra de Gredos es un territorio fantástico para realizar buenas travesías montañeras en cualquier época del año, pero en invierno adquiere un matiz alpino espectacular. A partir de noviembre la nieve ocupa todas las cumbres importantes y grandes extensiones de las gargantas nevadenses.

El manto blanco y el hielo permanente en las cotas altas elevan el nivel de dificultad y el compromiso deportivo de los itinerarios. La capacidad física y técnica necesaria para superar rampas heladas, corredores y pendientes expuestas debe ser superior en comparación con el mismo terreno cuando la roca está seca y desnuda de nieve. La travesía seleccionada recorre completamente la Garganta del Pinar y la Garganta de Gredos, las dos brechas glaciares más hermosas de la vertiente norte de la sierra de Gredos. La travesía parte del puente del río Tormes por la Ruta de Cinco Lagunas, señalizada con hitos de madera del PR-AV 35. A los pocos minutos aparece un desvío que baja al puente de las Ranas y salva un pequeño repecho antes de entrar definitivamente en la Garganta del Pinar. En las dehesas de El Soto está la bifurcación de las dos gargantas. La vereda de la izquierda lleva al Circo de Gredos y es el camino de vuelta. La ruta sigue los hitos del PR-AV 35 hacia Cinco Lagunas. El sendero emprende un largo paseo por el lecho de un primitivo valle glaciar poblado de pastos ganaderos. El camino apacible y sereno termina en el Chozo de la Barranca, un pequeño refugio circular en la frontera de los paisajes alpinos. El camino inicia la escalada a las grandes cumbres del macizo central de Gredos. Primero pasa por la bella laguna de Majalaescoba y en la entrada de la artesa glaciar de la Hoya de las Berzas hace un giro imprevisto a la izquierda para subir al extraordinario circo de Cinco Lagunas. La cantidad y el estado de la nieve determinan la elección de lado del valle para llegar a la orilla de la última laguna y remontar la dura pendiente hasta la Portilla de Cinco Lagunas. La panorámica de la cara sur de la cordillera es impresionante. La ruta gira a la izquierda, atraviesa el delicado paso del collado del Venteadero y baja al refugio Elola, en la orilla de la laguna Grande.

La bajada a la escarpada Garganta de Gredos sale del refugio por la izquierda de la laguna y sigue el camino de la Portilla del Rey. Este paso con hielo es muy delicado. La ruta deja enseguida los hitos que suben al collado del Gargantón y se dirigen a la Portilla del Rey. La morrena glaciar que labró el Circo de Gredos dejó un enorme escalón que está partido por el torrente del desagüe de la laguna y exige un poco de cuidado hasta que el valle se abre en Los Pinarejos y terminan las dificultades técnicas. Las duras rocas de granito han cedido a la fuerza erosiva de las aguas de montaña y forman varias cascadas en su estruendoso viaje a la vega del Tormes. En el puente de Roncesvalles se une la Garganta de las Pozas a la fiesta fluvial de la Garganta de Gredos. La cuenca del valle es amplia y generosa, aparecen frescas dehesas de robles y campos de pastizal de montaña. Al lado del camino está el refugio de los Labraillos, bien preparado para pasar una agradable noche de saco y hoguera. Las cumbres blancas de la cordillera quedan lejos mientras surge el caserío de Navalperal de Tormes entre las arboledas del valle. En los espléndidos robledales de El Soto se encuentran los caminos de las dos gargantas y la ruta sigue la pista del puente de las Ranas hasta el aparcamiento de la orilla del Tormes.

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIARLO
Mapa ruta Gargantas de Gredos

Situación: Parque Regional de la Sierra de Gredos (Ávila).
Punto de partida y llegada: Navalperal de Tormes.
Distancia total: 30,4 km.
Desnivel positivo: 1.340 m.
Refugio de montaña: refugio Elola (1.940 m). Guardado (920 20 75 76).
Cota mínima: 1.220 m.
Cota máxima: 2.480 m.
Cartografía: Alpina 1:25.000 Sierra de Gredos.

Gargantas de Gredos

Publicidad

Puertos de Beceite

<

p>El espacio natural de los Puertos de Beceite es un sorprendente acontecimiento geológico, botánico y ambiental condicionado por la suavidad del clima mediterráneo con huellas de una erosión que se ha vuelto loca modelando y esculpiendo relieves alucinantes. El paisaje que mejor define los Puertos de Beceite y la comarca de Matarraña es la sugerente combinación de áreas rocosas con zonas forestales muy densas y ricas en diversidad. La travesía se interna en el corazón geográfico de los Puertos por el desfiladero del Matarraña y recorre todas las serranías, bosques y cumbres que constituyen la cabecera del río usando varios tramos de los senderos de gran recorrido GR-7 y GR-8. El punto de partida es el Pla de la Mina, en la entrada del Parrisal de Beceite. El camino es cómodo hasta el desvío de las pinturas rupestres de La Fesnellassa, después desaparece la vereda en una enorme garganta calcárea abierta por las aguas del Matarraña.

En los parajes estrechos hay tablones y pasarelas de madera que facilitan el paso hasta las Gúbies del Parrisal, un estrechamiento con pozas y pequeños saltos de aguas que pueden presentar problemas en algunas épocas del año. En la ladera de la izquierda hay un paso con unas cadenas para evitar el chapoteo, conocido como Senda de Romeret. La ruta pasa por la desembocadura del arroyo de la Coscollosa y atraviesa el estrecho del Puente de Guimerana. En la salida del pequeño cañón aparece el desvío del refugio de Font Ferrera pintado en una roca. También hay estrellas azules en todo el itinerario. El sendero asciende al borde de unos cortados con buenas vistas del Parrisal y entra en el barranco de la Coscollosa, donde crece un tejo monumental desde hace varios siglos. El venerable árbol está justo al lado del camino. El sendero atraviesa otra pequeña garganta con un paso por unos escalones metálicos y sale a una pista forestal que tiene las marcas del GR-8. El camino sube a un cruce con un depósito y sigue las indicaciones hasta el refugio de Font Ferrera. A partir del refugio hay que seguir las señales rojas y blancas del GR-7 hacia Mas del Frare. Al principio es una pista forestal con un par de rampas suaves. Enseguida aparece el desvío del sendero que recorre los bosques del Negrell y sube a las serranías de Vallcaneres, refugio de los hayedos más meridionales de España. El GR-7 mantiene un trazado claro y directo por las lomas altas, deja los hayedos a la derecha y llega a los viejos bancales agrícolas de Casetes Velles. El GR-7 gira a la derecha y sube al refugio de Mas del Frare. La travesía deja el sendero de gran recorrido, pasa al lado de un edificio situado en el centro de los bancales y sigue en dirección norte campo a través doscientos metros, atraviesa una pista y continúa en la misma dirección por la derecha de un barranco que sube a otra zona de antiguos cultivos. La siguiente referencia son las ruinas de una cabaña de piedra en la cuerda de Les Serrisoles. El sendero salta la loma y baja a una gran vaguada para volver a remontar de nuevo otra pequeña ladera y descender definitivamente a Millers.

La senda se convierte en vereda y sale al camino de la masía de Millers. Las casas se quedan a la izquierda y el carril sale a la pista principal por una puerta metálica. La ruta gira a la izquierda unos seiscientos metros hasta que aparecen las señales del GR-8 pintadas en los árboles. La siguiente subida es la más dura de la travesía. El sendero pasa por el Coll Roig y mantiene el trazado cerca de la cuerda sin perder mucha altura. Atención a las señales rojas y blancas. En el Coll de Nogueré hay un rústico chozo de piedra y unos metros después aparece el desvío del PR-TE 153 con las indicaciones Moleta d’Arany y Parrisal. Los galones blancos y amarillos recorren una sierra espectacular y bajan por una vieja ruta minera a la garganta del Matarraña.

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIARLO
Mapa ruta Puertos de Beceite

Situación: Puertos de Beceite (Teruel).
Punto de partida y llegada: Beceite.
Distancia total: 33,5 km.
Desnivel positivo: 1.340 m.
Refugio de montaña: refugio Font Ferrera (1.220 m). Guardado (977 26 71 43).
Cota mínima: 660 m.
Cota máxima: 1.290 m.
Cartografía: Piolet 1:30.000 El Port.
Acceso: desde Teruel por la N-420 hasta Escucha, enlazar con la N-211 hasta la circunvalación de Alcañiz y continuar por la N-232 hacia Castellón. Tomar el desvío de Valderrobres por la A-231 y seguir las indicaciones de Beceite. El punto de partida está a 6 km de Beceite por la pista asfaltada que lleva a la entrada del Parrisal

Puertos de Beceite

Publicidad

Valle del Ara y Baños de Panticosa

<

p>La cuenca alta del valle del río Ara es una de las brechas glaciares más hermosas del Pirineo aragonés junto al cauce del río Arazas, en el vecino Parque Nacional de Ordesa. El Ara nace en el pedestal geográfico del gran Vignemale o Viñamala, en la confluencia de varios torrentes de montaña que juntan sus aguas en las praderas alpinas de Cerbillonar.

Más abajo están los valles de Ordiso y Otal, poblados de bellos bosques de hayas, abedules, alisos, avellanos, álamos, arces, acebos… y dedicados tradicionalmente a la ganadera de altura. San Nicolás de Bujaruelo es un lugar simbólico en este mundo de grandes cumbres y frondosos bosques multicolores. En el siglo XII se levantó una ermita, un puente de piedra y un hospital para peregrinos en un paso estratégico de los Pirineos centrales, todo ello convertido ahora en un refugio de montaña con zona de acampada y aparcamiento en un punto de partida de importantes travesías y ascensiones. La finalidad de nuestro “gran paseo” montañero es recorrer el valle del río Ara hasta sus orígenes y saltar al valle de Panticosa por los lagos de Bramatuero y Bachimaña, usando un tramo del sendero de gran recorrido GR-11 para la vuelta por el collado de Brazato. La salida de la travesía es por el puente románico de Bujaruelo y el trazado de la Senda Pirenaica (GR-11) hacia Baños de Panticosa. En la salida del puente se deja a la derecha la ruta del mítico puerto de Bujaruelo, paso histórico al valle de Gavarnie. A la altura del valle de Otal la senda conecta con una pista hasta la cabaña de Ordiso. Por el camino hay que pasar los espectaculares estrechos de As Trapas y Burguil. A partir de Odiso desparecen las grandes masas forestales y tan solo quedan manchas aisladas de pino negro y abeto rodeadas de pastizal alpino. La nieve cubre estos territorios varios meses al año y es complicado seguir el trazado del GR-11. Una buena referencia es la cabaña Cerbillonar y su llamativo tejado rojo, situada debajo de la cara oeste del Vignemale en la confluencia del barranco Espeluz.

La ruta continúa aguas arriba hasta la pequeña garganta donde desembocan los dos torrentes de los Batanes. Uno baja del collado de Brazato y es el camino de vuelta, por donde discurre el GR-11, y el siguiente es el desagüe de los ibones de los Batanes Norte, por donde asciende la travesía hasta el collado de Letrero. En este tramo es difícil encontrar huella abierta en la nieve. El camino desciende del collado por la izquierda del ibón de Bramatuero Alto, pasa por un refugio, y recorre la orilla del Bramatuero Bajo. De frente asoma imponente la cresta de los Infiernos. En el embalse de Bachimaña aparecen las marcas del GR-11 correspondientes a la etapa Baños de Panticosa-Sallent de Gállego. La ruta gira a la izquierda y desciende al refugio de la Casa de Piedra, en las instalaciones del Balneario de Panticosa. La vuelta a Bujaruelo sigue las señales rojas y blancas del GR-11. La primera subida hasta la entrada de los ibones de Brazato es muy dura. La salida de Baños de Panticosa es un muro que parece interminable por un oscuro bosque de pino negro. El desnivel es más suave a partir de la tubería que canaliza el agua del embalse de Brazato pero la montaña mantiene toda su fortaleza geográfica hasta los ibones altos de Brazato, balcón privilegiado de las cumbres de Panticosa, dominadas por las cimas heladas de los Picos de los Infiernos (3.082 m), Arnales (3.006 m), Garmo Negro (3.051 m) y Argualas (3.046 m). La subida termina en el collado de Brazato, espectacular ventana de la cara oeste del Vignemale y el impresionante corredor de Cerbillonar.

El GR-11 desciende directo a los ibones de los Batanes Sur y recorre el pequeño circo glaciar por la izquierda de los lagos helados. Las marcas están pintadas en las rocas y es complicado encontrar el camino en la nieve. La referencia es dejar a la izquierda el torrente de agua que desciende de los lagos. La senda baja definitivamente de la alta montaña y continúa por el amplio valle del Ara hasta Bujaruelo por el mismo camino de subida.

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIARLO
Mapa ruta Valle del Ara y Baños de Panticosa


Situación: Pirineos aragonés (Huesca).
Punto de partida y llegada: San Nicolás de Bujaruelo.
Distancia total: 35,8 km.
Desnivel positivo: 2.230 m.
Refugio de montaña: refugio Casa de Piedra (1.640 m). Guardado (974 48 75 71).
Cota mínima: 1.340 m.
Cota máxima: 2.640 m.
Cartografía: Alpina 1:40.000 Ordesa y Monte Perdido/Panticosa Formigal.

Valle del Ara y Baños de Panticosa

Publicidad

Cerro Calderón

La comarca del Rincón de Ademuz es un territorio de media montaña entre las provincias de Cuenca y Teruel que pertenece a Valencia desde el siglo XIII. Los 17 núcleos de población que constituyen este estratégico “rincón” de la geografía ibérica están agrupados en siete municipios dispersos en las dos laderas del valle del río Turia, llamado Guadalaviar en la provincia de Teruel y Blanco en los pueblos del Rincón. La gran arteria fluvial de la Comunidad Valenciana divide las tierras de Ademuz en dos partes similares y recoge el agua de los barrancos de importantes macizos montañosos, como la Cruz de Los Tres Reinos, en los montes de Castielfabib, un pintoresco pueblo escalonado al pie de una antigua fortaleza mora, y el Cerro Calderón o Alto de las Barracas, el techo geográfico de la Comunidad Valenciana con 1.836 metros de altitud y destino de nuestra travesía montañera. Puebla de San Miguel ocupa la cima de una colina en el centro del valle de San Miguel, en la falda meridional de la sierra de Javalambre, sobre la confluencia de varios arroyos de montaña que bajan de los relieves del Cerro Calderón. El punto de partida es la ermita de la Purísima, un buen lugar para aparcar y preparar la travesía, que sigue las marcas del PR-V 131.8 durante la ascensión al collado del Buey. El primer poste del sendero está a cien metros de la ermita, al lado de la antigua casa forestal. El inicio es algo confuso entre bancales agrícolas, huertas y plantaciones de almendros hasta el mirador del barranco del Chorro y la fuente Javandal. El camino sale a una pista forestal y poco después se desvía al paraje de Las Blancas, un grupo de sabinas centenarias con ejemplares que se acercan a los mil años de vida. Las marcas pasan entre los vetustos árboles y salen de nuevo a la pista principal.

El siguiente desvío está en el Alto Cabrera. El sendero entra en el sugerente ambiente del arroyo del Saladillo, pasa por la fuente del Pozo y llega al refugio del collado del Buey, una pequeña cabaña de piedra en uno de los paisajes más peculiares de la sierra de Javalambre.
La travesía sigue las indicaciones del Alto de las Barracas por unas rodadas que rodean la montaña y sube directamente por los restos de un cortafuegos hasta el vértice geodésico, que tiene unos peldaños metálicos para acceder a la pingorota. La ruta continúa en la misma dirección (noroeste) para bajar a las rodadas del carril forestal y gira a la izquierda hasta el desvío del Pino Vicente o de las Tres Garras, otro monumento forestal de la sierra. El venerable árbol aparece enseguida a la izquierda del camino. A partir de aquí están otra vez las marcas del PR-V 131.8 hasta Puebla de San Miguel. En el largo descenso hay varios tramos de pista forestal con el firme de hormigón.

También existe la posibilidad de subir al pico Gavilán, un poco afeado por un depósito de agua pero con unas vistas magníficas del Rincón de Ademuz. La pista sale a un camino de tierra en la fuente de la Canaleja y en un par de horas de cómodo paseo llega a Puebla de San Miguel.

PINCHA EN EL MAPA PARA AMPLIARLO
Mapa ruta Cerro Calderón

Situación: Rincón de Ademuz (Valencia).
Punto de partida y llegada: Puebla de San Miguel.
Distancia total: 22,6 km.
Desnivel positivo: 990 m.
Refugio de montaña: refugio del Collado del Buey (1.720 m).
Cota mínima: 1.100 m.
Cota máxima: 1.830 m.
Cartografía: IGN 1:50.000 (613).
Acceso: Autovía A-3 hasta Utiel. Tomar la N-330 hasta Ademuz y seguir las indicaciones a Puebla de San Miguel por una estrecha carreterita de montaña con muchas curvas que pasa por Val de la Sabina y Mas del Olmo. El punto de partida es la ermita de la Purísima, en la salida del pueblo hacia La Losilla.

Cerro Calderón

Publicidad
Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...