5 travesías montañeras para el verano

Seleccionamos 5 rutas de montaña en sectores poco conocidos de las cordilleras y serranías peninsulares
Juanjo Alonso | Foto de portada: Mikael Helsing -
5 travesías montañeras para el verano
5 travesías montañeras para el verano

Una buena definición de “travesía montañera” es recorrer a pie y de forma autónoma e independiente durante varios días una sucesión de geografías serranas, cordilleras, cumbres y relieves bravos y salvajes. Y si además añadimos arte, cultura, paisaje rural, historia, patrimonio, magia y leyenda, la combinación es irresistible para pasar unos días en la montaña.

Publicidad

RUTA DEL BASTÓN

La Palma, en las Islas Canarias

Distancia: 101 kilómetros
Etapas: 3 etapas.
Cota mínima: 2.246 metros (Roque de los Muchachos).
Cota máxima: 0 metros (Tazacorte).
Punto de inicio: Tazacorte.
Punto de llegada: Faro de Fuencaliente. 
Información: www.tourlapalma.com/php/public.php

La Ruta del Bastón es la unión de las dos travesías montañeras conocidas como Ruta de la Crestería y Ruta de los Volcanes, los dos itinerarios senderistas más alpinos y panorámicos de la isla canaria de La Palma. El recorrido está señalizado con los colores rojo y blanco del sendero de gran recorrido GR-131 y une dos importantes enclaves costeros por las altas cumbres de la Caldera de Taburiente y los conos volcánicos de Cumbre Vieja, que curiosamente son las geografías más jóvenes de la isla. El volcán de Montaña Quemada nació en una erupción durante la conquista española hace quinientos años. La espectacular Ruta del Bastón viaja de mar a mar por los mares de nubes de los cielos de La Palma, las grandes cumbres de Taburiente y los cautivadores paisajes de materiales piroclásticos y colinas de malpaís que forman las espina dorsal del territorio insular. La ruta sale del puerto de Tazacorte y emprende una larga ascensión por encima del valle de Aridane que termina en el popular Roque de los Muchachos, punto de observación astronómica de fama mundial y techo de La Palma con 2.246 metros de altitud.

A sus pies aparece el fabuloso hundimiento de la Caldera de Taburiente, declarada parque nacional en 1954 y una de las creaciones naturales más fascinantes de las islas Canarias. El sendero sigue el fi lo de la Crestería entre matas de retamón, tajinastes y codesos y permite contemplar la vertiginosa magnitud del interior del parque nacional. La Palma es la isla con el mayor desnivel de todo el planeta en relación con la extensión y la altura y ofrece una rica variedad de ecosistemas naturales en un espacio muy reducido. El Pico de la Cruz (2.350 m) es uno de los numerosos miradores naturales de la Crestería. El sendero bordea el Pico Piedrallana, una pequeña plataforma cupular con ruinas de construcciones pastoriles benahoríes, los antiguos pobladores de La Palma, y sigue al Pico de la Nieve (2.240 m) y Cumbre Nueva. La tercera etapa de la Ruta del Bastón coincide con la Ruta de los Volcanes y sale del Refugio del Pilar hacia Cumbre Vieja por un frondoso bosque de pino canario. En un recodo del camino aparece el desvío del volcán Birigoyo, la primera estampa de una sugerente sucesión de oscuras y polvorientas pirámides de lava, calderas volcánicas, amontonamientos de multicolores materiales piroclásticos y otras visiones fantásticas de paisajes cargados de estampidos geológicos. Los pinares desaparecen por la altitud y la ruta entra en las extrañas dimensiones de las cumbres pintadas con los colores de los materiales recocidos por infinidad de explosiones de magma. En el volcán San Juan las formas del terreno son caprichosas y la luz del ambiente deslumbrante.

El punto geodésico del volcán Las Deseadas está en el estrecho fi lo del borde del cráter principal, con precipicios de escorias y lavas muertas a ambos lados del camino. Y el volcán San Martín nació en 1646, después de varios días sin dejar de arrojar pedruscos incandescentes y ríos de lava. La travesía desciende entre nuevas curiosidades volcánicas al Centro de Visitantes del Volcán San Antonio, con una interesante exposición del vulcanismo palmero y concluye en el Faro de Fuencaliente, con un Centro de Interpretación del Medio Marino en las instalaciones restauradas del edifi cio que fue destruido durante las erupciones del volcán Teneguía.

RUTA DEL BASTÓN

Publicidad

SENDERO DE LA RESERVA DEL SAJA

Parque Natural Saja-Besaya, sierra de Peña Sagra y sector oriental del Macizo Oriental de Picos de Europa, en Cantabria

Distancia: 127 kilómetros
Etapas: 8 etapas.
Cota mínima: 250 metros (Tama).
Cota máxima: 1.500 metros (Macizo de Peña Sagra).
Punto de inicio: Bárcena de Pie de Concha (Cantabria).
Punto de llegada: Sotres (Asturias).
Información: www.sajabesaya.tk

Las sierras de la Cordillera Cantábrica forman un territorio ideal para las travesías de montaña- Y además cuenta con numerosos itinerarios señalizados  que facilitan la posibilidad de elegir el recorrido adecuado a la preparación y los gustos de cada montañero. Uno de ellos es el denominado Sendero de la Reserva de Saja, marcado con los rectángulos rojos y blancos del GR-71. La travesía ofrece la posibilidad de conocer ambientes montañosos de gran valor y riqueza ambiental, como el Parque Natural Saja-Besaya, la sierra de Peña Sagra, las tierras altas de Liébana y el Macizo Oriental de Picos de Europa, importantes ecosistemas de montaña en los bravos relieves de la Cordillera Cantábrica. El primer cartel del sendero está en Bárcena de Pie de Concha, cerca de Reinosa y del imponente embalse del Ebro.

Las marcas rojas y blancas suben directamente a la sierra de la Rasía y entran en el valle de Cabuérniga por Bárcena Mayor, una de las tres poblaciones declaradas conjunto histórico-artístico en la travesía, junto a Tudanca y Potes. Los bosques de robles y hayas de la Reserva de Saja son cautivadoras y marcan el principal ambiente forestal que da nombre al parque natural, al río, a la población y a la travesía. En Saja comienza una larga ascensión al refugio de Bucierca y el collado de Brañaluenga. La pista es un poco pesada para el caminante, pero el paseo por el hayedo proporciona excelentes sensaciones. En las cumbres aparece al fondo el singular cuerno de Peña Sagra y un bello campo de brañas y pastos de altura. La bajada al valle de Tudanca es entretenida con tantas montañas y serranías alrededor. El pueblo tiene varias casonas señoriales, escudos y un interesante conjunto urbano pero la subida al collado de Joza de Abellón es despiadada, sobre todo las primeras rampas, después comienza la espléndida travesía de Peña Sagra y de nuevo aparecen pueblos con mucho encanto, como San Mamés, vistas magnífi cas de Peña Labra y lugares legendarios y emblemáticos, como la ermita de Nuestra Señora de la Luz, patrona de Liébana.

Las marcas de las dos últimas etapas del GR-71 salen de Potes y recorren el entorno oriental del Parque Nacional de Picos de Europa. El sendero sube por el curioso bosque de castaños de Pendes y saltan al valle del río Urdón por los pastizales de montaña del collado Pelea, el paso tradicional de la montaña antes de la construcción de la carretera del desfiladero de la Hermida. A partir de Bejes queda la última subida fuerte de la travesía por la falda del Macizo de Andara y un agradable paseo por el hayedo de Valdediezma hasta el popular Jito de Escarandi antes de terminar en las calles de Sotres, el pueblo más alto de Asturias.

 

SENDERO DE LA RESERVA DEL SAJA

Publicidad

RUTA DE LOS SENTIDOS

Las Merindades, en el norte de la provincia de Burgos

Distancia: 165 kilómetros
Etapas: 9 etapas.
Cota mínima: 340 metros (Villasana de Mena).
Cota máxima: 1.050 metros (Dobro).
Punto de inicio: Villasana de Mena (Burgos).
Punto de llegada: Puentedey (Burgos).
Información: GR 85 Ruta de los sentidos. Las montañas de Burgos. José Ángel Varona. Ceder Merindades.

Un sugerente paseo por las montañas y los desfi laderos de Las Merindades burgalesas, una comarca con una fuerte personalidad que dibujó sus fronteras naturales entre la Cordillera Cantábrica y el valle del Ebro en el siglo X. El itinerario está marcado con los galones rojos y blancos del sendero de gran recorrido GR-85 y lleva el nombre de Ruta de los sentidos. Roca, agua y bosque han formado una extraña alianza con la historia y la leyenda para crear un turbador ambiente de misterio. Las nueve etapas que constituyen el recorrido completo del sendero visitan pueblos que conservan un sorprendente trazado medieval sobre peñascos inaccesibles y valiosos conjuntos de arquitectura popular, uno de los grandes valores rurales de Las Merindades junto a sus magnífi cos desfi laderos calcáreos poblados de hayas, castaños, robles y galerías ribereñas. Los ríos Ebro, Nela y Jerea se han abierto paso entre las montañas con una energía despiadada y han creado bellos desfi laderos que regalan a la comarca fantásticas estampas de naturaleza. La travesía comienza en Villasana de Mena, capital del valle de Mena, territorio de frontera en la comarca histórica de las Montañas de Burgos, paso secular entre la meseta castellana y el País Vasco.

El bullicio urbano de Villasana desaparece en unos instantes en el apacible entorno rural de Vallejo de Mena y el valle del río Cadagua. El sendero surca un ambiente de prados verdes y sotos campesinos hasta la falda de los Montes de la Peña, una gran muralla montañosa de aspecto descomunal e inaccesible. La subida al puerto de la Magdalena sigue unas horquillas muy empinadas que culminan en un espectacular mirador de los 60 municipios del valle de Mena. El histórico paso de montaña marca la entrada a Las Merindades burgalesas mientras el camino baja a Castrobarto y se interna en los territorios del valle de Losa. El nombre de la población y las ruinas de una torre medieval sugieren orígenes remotos y viejas campañas bélicas. La segunda etapa por el valle de Losa es agrícola y campestre, una sosegada transición hacia la tierra de los grandes cañones calizos. La Ruta de los sentidos pasa por Quincones de Yuso y sube a los páramos de Robredo y Pérex antes de bajar al valle del río Jerea y visitar el pueblo de San Pataleón de Losa, un bonito conjunto urbano con la ermita de San Pantaleón clavada en la cumbre de una llamativa colina de piedra. La cuarta etapa termina en Frías, uno de los conjuntos urbanos más bellos de la travesía y el primer contacto con los meandros del Ebro en el popular puente romano.

Las marcas del sendero llevan a la ermita de la Virgen de la Hoz y suben a Villanueva de los Montes camino de Trespaderne. La ruta sigue la gran vega del Ebro hacia Puente Arenas y recorre las viejas losas de la calzada romana del Almiñé hasta la ermita de Santa Isabel, en el Alto de la Mazorra, antigua frontera de Castilla. El GR-85 vuelve de nuevo al Ebro en Tudanca, salva el estrecho de los Tornos y viaja por el sobrecogedor desfi ladero de las Palancas hacia el Alto de la Hoya. La última etapa, entre Soncillo y Puentedey pasa por Las Pisas y Villabáscones de Bezana, un lugar de cuento de hadas, y completa la travesía por el trazado de un antiguo ferrocarril desmantelado hasta Puentedey, una curiosa población acoplada sobre un enorme arco de roca abierto por el cauce del río Nela.

RUTA DE LOS SENTIDOS

Publicidad

SENDERO CASTELLANO MANCHEGO

Serranías de Guadalajara y Cuenca

Distancia: 470 kilómetros
Etapas: 15 etapas.
Cota mínima: 500 metros (Puente de Vadocañas).
Cota máxima: 1.690 metros (Sierra de Tragacete).
Punto de inicio: Calmarza (Zaragoza).
Punto de llegada: puente de Vadocañas (Cuenca).
Información: www.senderosdecuenca.org/

El itinerario integral del Sendero Castellano Manchego tiene una distancia de 615 kilómetros, entre el límite provincial de Zaragoza y Guadalajara, en Calmarza, y los calares del sur de Albacete. El tramo elegido para la travesía montañera reúne las serranías del Alto Tajo, las muelas de la Serranía de Cuenca y el valle del río Cabriel hasta el puente medieval de Vadocañas. La posibilidad de completar el sendero hasta el Calar del Mundo y los bosques de Riópar y Nerpio depende del tiempo disponible. El recorrido está señalizado con las marcas del sendero de gran recorrido GR-66. Los primeros pasos de la gran travesía por las montañas de Castilla-La Mancha recorren el valle del río Mesa, un tajo fl uvial donde abundan los restos fósiles y las curiosidades geológicas. El sendero salta la desolación de la sierra de Selas, uno de los territorios más fríos de España, y entra en las tierras altas de Señorío de Molina. La villa de Molina de Aragón y su bello castillo quedan a un lado del camino. El sendero pasa por Corduente, visita la ermita de la Virgen de la Hoz, un santuario rupestre escondido en una garganta de enormes torres de areniscas y conglomerados rojizos, y sube a Cobeta antes de bajar al puente de San Pedro y entrar en el grandioso cañón del río Tajo.

El GR-66 es común con el GR-10 y el Camino Natural del Tajo en algunos tramos hasta el puente del Martinete, cerca de Peralejos de las Truchas, en el límite de la provincia de Cuenca. Las marcas rojas y blancas se alejan del río Tajo por el extraordinario barranco del Horcajo y usan pistas forestales y antiguos caminos tradicionales que pasan por Cueva del Hierro, Masegosa y Lagunaseca, donde se encuentra el Monumento Natural de las Torcas de Lagunaseca. Las torcas son hundimientos o depresiones naturales del terreno provocadas por la lluvia cuando disuelve y modela las rocas calizas. Algunos hoyos son enormes y abundantes en varios parajes de la Serranía de Cuenca. El sendero Castellano Manchego entra en el valle del río Cuervo en Santa María del Val. Las marcas siguen un entretenido rompepiernas hasta Vega del Codorno y su colección  de pueblos diseminados en un valle campesino muy acogedor. La Cueva es el núcleo principal y el nombre se debe a una enorme cavidad creada en una de las muelas que encierra el valle. El camino mantiene el rumbo sur por la sierra de Tragacete, donde está la mayor altura de la travesía, y pasa por Tragacete antes de cambiar de dirección para dirigirse a la ciudad de Cuenca por lugares de gran belleza, como los Callejones de las Majadas, la laguna de Uña y los bosques de Valdecabras y Buenache de la Sierra.

El sendero sale de la Serranía por la Muela de los Palancares, famosa por las formaciones de torcas y el paraje de las lagunas de la Cañada del Hoyo, un grupo de siete lagunas con nombre propio y la curiosidad de cambiar de tonalidad en cada estación del año. Las etapas finales de la travesía montañera siguen las vegas y serrezuelas del río Cabriel por Víllora, Enguídanos y Minglanilla para cerrar el territorio de la provincia de Cuenca en el puente de Vadocañas, reconstruido en el año 1550 cuando una riada destruyó el original en un paso clave entre la meseta castellana y el levante mediterráneo.

SENDERO CASTELLANO MANCHEGO

Publicidad

SENDERO SULAYR

Parque Nacional de Sierra Nevada, en las provincias de Granada y Almería

Distancia: 300 kilómetros
Etapas: 19 etapas.
Cota mínima: 1.400 metros (Cortijo del Serval).
Cota máxima: 2.220 metros (Refugio de Peña Partida).
Punto de inicio: Centro de Visitantes El Dornajo (Granada).
Punto de llegada: Centro de Visitantes El Dornajo (Granada).
Información: www.senderosulayr.es/

La alta montaña nevadense esconde una de las travesías montañeras más interesantes y completas de las geografías peninsulares. El Sendero Sulayr, marcado con las señales rojas y blancas del GR-240, lleva el nombre que pusieron los árabes a la gran cordillera penibética, “montaña del sol” y de las nieves eternas. El desafío deportivo es considerable. La travesía exige preparación física, experiencia en alta montaña y buena disposición para pasar varios días en el medio ambiente, cargando con los víveres necesarios y el equipo para pasar la noche en refugios libres. La altitud media de la travesía ronda los mil ochocientos metros y en varias etapas supera la cota de los dos mil metros de altura, alcanzando el territorio desolado, áspero y salvaje de los relieves más bravos y solitarios de Sierra Nevada.

El punto de partida es el Centro de Visitantes El Dornajo, en la carretera de acceso a la estación de esquí, que cuenta con una completa exposición de los valores naturales y culturales del Parque Nacional de Sierra Nevada y un interesante Museo de la Montaña, que fue inaugurado por el alpinista Reinhold Messner en 2002. El sendero rodea completamente la cordillera en 19 jornadas montañeras. Las primeras etapas discurren por los empinados barrancos de la vertiente meridional, saltan cumbres, valles, bosques y pasan por curiosos cortijos tradicionales que conservan la esencia rural de los viejos estilos de vida en la arquitectura popular y los sistemas de regadío. Los conjuntos urbanos más vistosos están en las cálidas laderas de La Alpujarra. Los caseríos encalados de Capileira, Pampaneira, Trevélez, Juviles o Bérchules ponen una resplandeciente nota de luminosidad en los valles de montaña.

Las marcas del Sulayr siguen antiguas veredas y pistas forestales entre viejos encinares de ejemplares centenarios y cultivos de montaña por los municipios de montaña del Alto Andarax, completando la primera parte de la travesía en el refugio-vivac de la Polarda, al final de la etapa 11, levantado en la cuerda del sector almeriense de Sierra Nevada. El sendero desciende a la vertiente norte de la cordillera por un magnífico encinar y emprende una larga travesía por la falda de los picos del Buitre, Almirez y Chullo, los “dosmiles” almerienses del parque nacional. El puerto de la Ragua es un paso decisivo de la travesía. En el collado hay restaurante, una estación de esquí de fondo y la carretera que comunica las dos vertientes de la sierra. El Sulayr se aleja del puerto por los pinares del Marquesado de Zenete, pasa por el refugio Postero Alto y afronta una dura etapa hasta el refugio de Peña Partida, cerca del paraje de los Lavaderos de la Reina, al pie del pico del Cuervo, el Puntal de Covatillas, el Picón de Jeres y otros imponentes “tresmiles” de piel negra y centelleante. Todavía queda una etapa por la Vereda de la Estrella y el alto Genil y la subida final al Centro de Visitantes, completando una fantástica travesía montañera alrededor de algunas de las cumbres más elevadas de las geografías peninsulares.

 

SENDERO SULAYR

Publicidad
Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...