5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

Ciclomontañismo de aventura
Juanjo Alonso -
5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño
5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

El ciclismo de montaña acoge diversas modalidades, usos y gustos para moverse por los territorios montañosos en bicicleta de ruedas gordas. Cicloturismo, competición, enduro, ciclomontañismo, recorridos de una jornada, viajes de varias semanas o sencillos paseos por cómodas pistas forestales, la lista es casi interminable. Y con la incorporación de los motores eléctricos para la asistencia del pedaleo el perfil de los usuarios aumenta todavía mucho más. La bicicleta de montaña es un artilugio mecánico ideado para desplazarse por todo tipo de terrenos y con una correcta elección del modelo, la talla y los componentes adecuados la opciones para vivir experiencias inolvidables es inagotable.

En la siguiente selección proponemos cinco recorridos distintos en otros tantos lugares de las montañas españolas, cinco estilos diferentes para disfrutar en bici de montaña por pistas forestales, senderos, trialeras, descensos de vértigo o recorridos cicloturistas para sentir la libertad y pureza de sensaciones que proporcionan los viajes en bicicleta. La finalidad de estos destinos no es simplemente disfrutar pilotando una máquina super divertida, el objetivo principal siempre es descubrir lugares nuevos y vivir la emoción de conocer los paisajes y las montañas del mundo en bicicleta.

Sierra de Cazorla

  • Modalidad: ruta circular de una jornada (pistas y trialeras).

  • Punto de partida y llegada: Cazorla (Jaén).

  • Distancia: 42,2 kilómetros.

  • Desnivel positivo: 1.190 metros.

  • Cartografía: Alpina 1:40.000 Sierra de Cazorla.

La sierra de Cazorla es una de las bravas serranías andaluzas que forman el inmenso Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en la provincia de Jaén, donde nace el eterno Guadalquivir. La cordillera es una soberbia muralla de cumbres calizas sobre los blancos caseríos de Cazorla, La Hiruela y Burunchel, con cimas que no llegan hasta los dos mil metros de altitud por los pelos. En el siglo pasado se construyeron multitud de veredas de montaña empedradas durante la reconversión del mundo forestal del actual espacio protegido, y junto con las abundantes pistas forestales ofrecen una extraordinaria red de caminos y senderos que hacen las delicias de los aficionados al ciclismo de montaña, poniendo un poco de “picante deportivo” en las trialeras de las antiguas veredas tradicionales.

5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

La ermita de la Virgen de la Cabeza es el lugar para iniciar la ruta, el acceso está entre Cazorla y La Hiruela, con unas vistas espectaculares. El primer tramo sigue la pista forestal que se interna en el parque natural por el barranco de la cascada del Chorro y los miradores de Riogarzas. La mayor parte de las pistas de montaña están abiertas al tráfico y hay que circular con mucha precaución, especialmente en las bajadas y los fines de semana, cuando abundan los visitantes. El camino tiene un firme excelente y las vistas son fantásticas, en buenas condiciones ambientales aparecen al fondo los relieves de la sierra Mágina y las grandes cimas de Sierra Nevada. La subida conecta con la pista forestal de Quesada y termina en el Puerto Lorente. El descenso es muy rápido, en pocos minutos aparece el cruce de la Cañada de las Fuentes y el manantial donde nace el río Guadalquivir. Para visitar la cueva hay que dejar la bici entre los árboles y caminar por el cauce, el paraje merece la pena, es el nacimiento de un gran río.

La ruta sigue el curso del Guadalquivir, salva un repecho y un collado donde aparece un pino monumental, desviándose de la pista principal poco después por el carril que comienza en el arroyo de la Tejadilla. El firme cambia radicalmente y el desnivel es alto y mantenido. La pista pasa por el bonito paisaje de La Lagunilla, rodea la vega de montaña y se convierte en una vereda empedrada hasta el Puerto del Tejo, que tiene postes de los senderos locales. La ruta sigue la vereda de la izquierda (oeste) y comienza una trialera espectacular hasta las terrazas del cortijo de Prado Redondo. El tramo final sigue las marcas rojas y blancas del GR-7 por un tramo con varios pasos complicados, sobre todo el último descenso, y termina en el patio/mirador de la ermita de la Virgen de la Cabeza.

GR-60 - Pueblos de la Arquitectura Negra

  • Modalidad: ruta circular de una jornada (All Mountain).

  • Punto de partida y llegada: Tamajón (Guadalajara).

  • Distancia: 52,4 kilómetros.

  • Desnivel positivo: 1.880 metros.

  • Cartografía: areasprotegidas.castillalamancha.es/files/visitas-descargas/folleto_qr_topoguia_completa.pdf

La etiqueta All Mountain que ponemos en el dato de modalidad significa que el 80 por ciento del itinerario usa antiguas veredas tradicionales de pizarra, sendas de montaña y callejas pastoriles recuperadas para usos de ocio activo y turismo rural. Pero no hay que asustarse, con un nivel técnico medio, buen fondo físico y una bicicleta adecuada (suspensiones y buen balón de cubierta) la ciclabilidad es prácticamente del cien por cien, salvo el porteo obligado para salvar el collado de la Pradera de la Madita. El entretenido sendero GR-60 es moderno, la señalización es correcta y recorre la comarca serrana de los pueblos negros de la Sierra Norte de Guadalajara, llamados así porque están enmarcados en la singular arquitectura negra de pizarra y cuarcita típica en este territorio. Tamajón es el pueblo con acceso más rápido y como el recorrido es circular sirve muy bien para marcar el punto de partida en el sentido de las agujas del reloj. El primer tramo hasta Campillo de Ranas es la Etapa 4 de la Topoguía senderista, pasa por la “pequeña ciudad encantada” y enseguida aparecen los primeros toboganes de pizarra para entrar en el valle de los pueblos negros por los duros repechos del arroyo de la Venta.

5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

El paso por los pueblos de pizarra es un encuentro con una forma de habitar muy particular en el medio rural serrano, en ocasiones parecen escenarios de un decorado de otro tiempo y el ritmo y los colores vivos de los ciclomontañeros ponen un curioso contrapunto en el paisaje. Atención a las señales entre Campillejo y El Espinar. En un claro, después de El Espinar, aparece un atajo a Campillo de Ranas sin pasar por Roblelacasa, pero no se debe dejar ningún tramo, todas las veredas son cinco estrellas. Campillo de Ranas, Robleluengo y Majaelrayo son referencias en el escenario de la arquitectura negra y las veredas que los comunican una delicia en bicicleta de montaña. El pico Ocejón (2.048 m) aparece lejano y soberbio sobre las copas de los viejos robles serranos. En Majaelrayo comienza una subida dura hasta la Pradera de la Madita (1.730 m), primero por un camino rural y después por senda de montaña hasta que no queda más remedio que empujar o cargar la bici hasta el collado. La recompensa es un descenso de 500 metros negativos hasta Valverde de los Arroyos por el mejor singletrack del macizo del Ocejón.

El cierre del GR-60 entre Valverde de los Arroyos y Tamajón presenta las mayores pendientes por pistas forestales, con un nuevo porteo en el Cerro Poyato de 150 metros positivos antes de la vertiginosa bajada hasta Almiruete. Y finalmente el descenso final hasta Tamajón, en los límites geográficos de la Campiña alcarreña, por un agradable bosque de robles y encinas, completando un recorrido intenso, variado, divertido y ciclomontañero al cien por cien.

Bosques de Urbasa

  • Modalidad: ruta circular de una jornada (pistas ganaderas y trialeras).

  • Punto de partida y llegada: Camping Urbasa (Navarra).

  • Distancia: 52,4 kilómetros.

  • Desnivel positivo: 1.020 metros.

  • Cartografía: IGN 1:50.000 (113/114/139/140).

La sierra de Urbasa es una enorme planicie cárstica rodeada de imponentes anticlinales al norte, sur y este. Las cumbres no destacan desde la extensa meseta de Urbasa, pero crean esbeltos torreones calcáreos y magníficas murallas rocosas en los valles navarros de Sakana y Améscoa Baja. El Dulantz (1.243 m) es la cumbre más elevada. En el recorrido están incluidas las cumbres de San Adrián (1.113 m), Baitza (1.183 m) y Santa Marina (1.068 m), rodeadas de hermosos hayedos y bellos pastos ganaderos habitados por pastores de montaña desde tiempos ancestrales. El primer tramo es complicado de orientación. En la puerta del camping está el panel del GR-282 Camino Natural Senda del Pastoreo y hay que seguir las marcas blancas y rojas durante cinco kilómetros por firmes de todo tipo. En los pastos de Lezamen la ruta deja la pista principal, toma rumbo sur y enseguida aparece un cruce con un hito del GR-282. Las marcas se desvían hacia la izquierda y la ruta sigue de frente hasta la portilla de Andasarri, pasa el cercado y sigue por el camino principal, conectando con un pista ganadera que lleva al puerto de Urbasa.

5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

En la carretera hay que tomar la pista de hormigón hacia el noreste. A un kilómetro aparecen los cortados del Balcón de Pilatos detrás de un cercado y debajo el bosque del Nacimiento del Urederra. La pista recorre el borde de los cortados por los miradores del Puerto Viejo de Baquédano y sube al raso de Igarte. En el claro hay que girar al norte por una pista pedregosa y mantener la dirección. La ruta gira hacia la derecha y continúa por el hayedo hasta el raso de Urgunza. En las praderas hay que tomar las rodadas de la derecha y entrar de nuevo en el hayedo. El camino está claro pero el firme es técnico por la piedra y la hojarasca. En la subida final hacia el Dulantz aparecen las marcas del GR-282 procedentes de Artaza. La ruta pasa por el vértice geodésico y continúa hacia el norte. También hay estacas de una ruta de BTT con el dibujo de un dolmen.

En los rasos de Olderiz hay que girar hacia la derecha, hasta el final de las praderas, y seguir el trazado de una antigua calzada romana que comunicaba Estella y la Sakana por la ermita de San Adrián. El camino medieval termina en la pista que sube del puerto de Lizarraga y sigue hasta la ermita de San Adrián. Atención al desvío, el buzón y el santuario están fuera del camino principal. La ruta baja de San Adrián por una pista rápida, atraviesa un collado y al iniciar la subida se desvía por unas rodadas de la derecha que llevan hasta el buzón del Baitza, otro gran mirador de la Sakana, los bosques de Urbasa y la sierra de Aralar. El descenso del Baitza sigue unas rodadas de hierba entre matorrales y conecta con una pista que sale de unas balsas. En plena bajada sale el desvío de subida hasta la ermita de Santa Marina. El buzón está al oeste de la ermita, después hay que seguir por la cuerda hasta un collado y girar hacia la izquierda, bajando de las cumbres de la sierra por un trialera entretenida que termina en un carril que lleva hasta la carretera del camping.

Vuelta a la Montaña Palentina

  • Modalidad: ruta circular de bikepacking de dos jornadas (pistas, senderos y porteos).

  • Punto de partida y llegada: Cardaño de Abajo (Palencia).

  • Distancia: 90,6 km (2 etapas).

  • Desnivel positivo: 2.540 m (2 etapas).

  • Cartografía: IGN 1.50.000 (80/81/105/106).

Etapa 1. Cardaño de Abajo (Palencia)/Llánaves de la Reina (León). 53,4 kilómetros. 1.480 metros positivos. Las montañas del norte de la provincia de Palencia son fabulosas, dan nombre a una comarca y reúnen una orquesta de cumbres inimitables entre las provincias de Palencia, Cantabria y León, si la Cordillera Cantábrica tiene alma geográfica está escondida en estos viejos circos glaciares. La aventura ciclomontañera sale de Cardaño de Abajo y en el puente Agudín deja la carretera de los pantanos por un carril de montaña que faldea la montaña hasta Alba de los Cardaños. La ruta pasa por el pueblo y sube de nuevo por el camino del depósito hasta la vaguada de El Arroyal, conectando con un carril ganadero hasta Triollo. En Vidrieros sigue la pista ganadera por el Valle de Pineda y Vega de Cantos, al pie de la cara norte del Curavacas, hasta los Puertos de Riofrío, en Cantabria, donde aparecen hitos del Camino Lebaniego.

El camino atraviesa el puente de piedra del arroyo de Riofrío y en la pradera más alta, donde la pista principal inicia el descenso hacia Ledantes, hay que girar hacia la izquierda en dirección al circo de montaña de los Pozos de los Altares, entre las cumbres del Alto del Cubil del Can y el Peña Prieta, un “Eiger” en miniatura. El carril pasa por el Refugio del Cubil del Can y termina en el collado de Robadoiro. Para bajar hasta la Vega de Naranco hay que seguir una vertiginosa senda de vacas hacia el suroeste y en el manantial de las Nueve Fuentes descender por la derecha del barranco hasta unas rodadas que llevan al carril que baja al Refugio Tajahierro. En este tramo la ciclabilidad depende del nivel técnico de cada uno y la habilidad para elegir trazada entre las escobas. En la pradera del refugio comienza una pista que baja directa a Llánaves de la Reina. Y existe la posibilidad de subir por el Portillo del Boquerón (sendero) hasta el puerto de San Glorio y bajar después por un tramo del Camino Lebaniego.

5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

Etapa . Llánaves de la Reina (León)/Cardaño de Abajo (Palencia). 36,2 kilómetros. 1.060 metros positivos. La segunda etapa sigue la carretera de Riaño hasta Barniedo de la Reina, pasa el puente del río Yuso y recorre las calles del pueblo hasta las afueras, donde aparece un panel informativo del sendero de pequeño recorrido PR-LE 54, que comunica Barniedo de la Reina y Valverde de la Sierra. En el desvío el desnivel aumenta considerablemente, la pista ganadera asciende directamente por la ladera de la sierra hasta los robledales del arroyo de las Fuentes y no permite un respiro hasta la fuente de los Pandos, en el collado donde termina la subida. El camino recorre la falda del Pico de la Rasa y cierra la travesía con un duro repecho para salvar el collado de Varazón y bajar hasta Valverde de la Sierra. El tramo final de la jornada sigue el trazado del GR-1 Sendero Histórico por el valle del arroyo Mercero y un repecho muy duro y mantenido hasta el collado de Cruz Armada, a los pies del Espigüete, el “cervino” de la Montaña Palentina. En el collado se puede bajar hasta Cardaño por la pista principal que sale del collado, marcada con los galones del sendero de gran recorrido. Y también está la opción de seguir de frente y recorrer la falda del Espigüete antes de bajar al pueblo, las dos posibilidades son cómodas y panorámicas.

Camino Real de Guadalupe

  • Modalidad: travesía de bikepacking de cuatro jornadas (cicloturismo).

  • Punto de partida: Iglesia de los Jerónimos (Madrid).

  • Punto de llegada: Guadalupe (Cáceres).

  • Distancia: 257 kilómetros (4 etapas).

  • Desnivel positivo: 2.500 metros (4 etapas).

  • Cartografía: caminosaguadalupe.com/caminos-a-guadalupe/camino-real/

Etapa 1. Madrid/Torrijos (Toledo). 89,5 kilómetros. 450 metros positivos. El Camino Real de Guadalupe sale de la iglesia de los Jerónimos, en el Madrid de los Borbones, por la vinculación de la orden jerónima con el santuario de la Virgen de Guadalupe, desde sus orígenes en el siglo XIV, y el apoyo y difusión hacia las peregrinaciones en los diferentes caminos de Guadalupe españoles durante la Baja Edad Media. La descarga de los tracks y la cartografía específica de la ruta en la web recomendada es fundamental para seguir el itinerario. Hay mojones del Camino Real cada kilómetro en la mayor parte del recorrido, menos en varios municipios de Toledo. Y en bastantes cruces de la vega del Tajo faltan indicaciones. La ruta sale de Madrid por la Casa de Campo, recorre las poblaciones de Alcorcón y Móstoles y se aleja de la capital por la Vía Verde del Río Guadarrama y la Cañada Real Segoviana hasta la animada población de Torrijos, cruce con el Camino de Santiago de Levante, que cuenta con albergue de peregrinos.

5 rutas de mountain bike para disfrutar del otoño

Etapa 2. Torrijos (Toledo)/Talavera de la Reina (Toledo). 54,5 kilómetros. 220 metros positivos. Una jornada cicloturista corta para tener tiempo de visitar el conjunto histórico y monumental de Talavera de la Reina. La monótona planicie de la campiña toledana desaparece y el Camino Real entra en paisajes más sugerentes por el ambiente fluvial del río Tajo y la desembocadura del Alberche.

Etapa 3. Talavera de la Reina (Toledo)/Carrascalejo (Cáceres). 71 kilómetros. 510 metros positivos. En la salida de Calera y Chozas la sierra de Gredos cierra un horizonte espléndido sobre el paso de la Cañada Leonesa Oriental, rodeados de campos de labor que llegan hasta el infinito dorados por el sol del amanecer. Y también es el inicio de la popular Vía Verde de la Jara, que no existía durante los primeros siglos de las peregrinaciones al santuario de Guadalupe. Alcañizo es la siguiente población, con un bonito puente medieval de piedra y ladrillo, dos lavaderos y varios hitos del Camino Real. Y después Oropesa, con un conjunto monumental impactante dominado por un magnífico castillo, murallas, un parador de turismo, callejuelas de piedra, churrerías tradicionales y un rico patrimonio arquitectónico y artístico, una joya de población antes de comenzar un descenso fabuloso por las dehesas del Sapo y del Pozuelo hasta El Puente del Arzobispo, donde la historia, el arte y la cultura popular funden sus virtudes en un delicioso paisaje fluvial. Las Chozas del pueblo de Carrascalejo son un final de etapa tradicional en la ruta peregrina de Guadalupe.

Etapa 4. Carrascalejo (Cáceres)/Guadalupe (Cáceres). 42 kilómetros. 1.320 metros positivos. La etapa final de la aventura ciclo peregrina salta la solitaria sierra de Altamira y recorre los paisajes apalachenses del Geoparque Villuercas Ibores Jara, una maravilla geológica en la provincia de Cáceres. Abundan los bosques de robles y castaños, en otoño los colores son embaucadores y la llegada al conjunto histórico y artístico de La Puebla de Guadalupe una delicia para los sentidos, por el descenso final desde el collado del Humilladero y por terminar un viaje cicloturista intenso, emocionante y enriquecedor en una población inigualable.

LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Rincones únicos y alejados de la masificación

Te recomendamos

Descubre las ideas y acciones de compañías como ING, Basf o Mutua Universal....

Petzl presenta su nueva joya, la linterna frontal más potente de su colección, con la...

A veces sólo basta con poco más de una hora para llegar al fin del mundo...

Las tecnologías para el rendimiento alcanzan una nueva cota gracias al sistema HeliXC...

Con fibra natural que garantiza el bienestar de las ovejas...

Mountain bike en el Cap de Creus, kayak en el río Ter y submarinismo en Roses para de...