Todo lo que necesitas saber sobre el material escencial para escalada deportiva

Redacción Oxígeno -
Todo lo que necesitas saber sobre el material escencial para escalada deportiva
Todo lo que necesitas saber sobre el material escencial para escalada deportiva

El americano Alex Lowe dijo que el mejor escalador del mundo es el que más se divierte escalando. Gracias a esta máxima, todos y cada uno de nosotros podemos convertirnos en nuestro propio mito, pero para ello tenemos que empezar por el principio y, lo más importante, acabar sanos y salvos.

1. EQUIPO PERSONAL

ARNÉS
Formado por un cinturón y unas perneras acolchadas de cierre manual o automático y unidos por un anillo ventral. Su función principal es atarnos a la cuerda y repartir, de manera equilibrada por todo el cuerpo, la fuerza de choque de una caída, que se transmite de la cuerda al escalador. También transportar el material y colgarnos de la cuerda con comodidad. Hay que tener en cuenta que el arnés está formado por material textil. Su vida útil es de unos 5 años a partir de su fabricación, por tanto, su durabilidad depende del buen uso que le demos sumando la cantidad de días escalados a lo largo del año. El punto crítico que debemos controlar periódicamente son las costuras del anillo ventral que une las perneras con la cintura. Sobre este anillo se realiza la maniobra de aseguramiento al compañero, recibiendo impactos y tirones que con el tiempo van desgastando dichas costuras. Es importante no exponerlo al sol más de lo necesario, revisar las costuras del anillo ventral, de la cintura y las piernas, y revisarlo después de una caída fuerte.

PIES DE GATO
Al calzado de escalada se le llama popularmente “pie de gato”. Suele ser de caña baja y fabricados en piel sintética o natural con una suela y unas bandas laterales de goma super adherentes, y con un sistema de atado que puede ser de cordones o de velcro. Su finalidad es permitirnos un buen contacto con la roca, de manera que tienen que encajar perfectamente en el pie quedando lo bastante apretados para notar hasta los apoyos más pequeños pero sin sentir dolor. A los pocos días de uso los fabricados con piel natural se dan de sí un número, y los de piel sintética medio número aproximadamente. Esto quiere decir que las tallas tienen que estar como mínimo un número por debajo de la talla de nuestro calzado de calle. Hay varios tipos de pies de gato que se distinguen claramente por la simetría de su diseño, que los hace también más o menos técnicos.

SIMÉTRICOS: pie de gato polivalente. Su punta es más redondeada, el talón poco  prominente y la suela tiende a ser algo dura. Especialmente adecuado para escaladas de grado medio y vías largas, ya que suelen ser cómodos. Ideales también para la iniciación.

ASIMÉTRICOS: muy técnicos, con una punta muy marcada y la suela dura en la zona del dedo gordo, un puente acentuado y un talón agresivo y prominente que sujeta con fuerza. Para la escalada deportiva de medio a alto nivel. Hay que tener en cuenta que los pies de gato se desgastan principalmente por la puntera y por el canto lateral interno. La señal de desgaste más evidente es cuando la suela de la puntera queda totalmente redondeada, se pierde adheréncia  y precisión, cosa que también provoca inseguridad.Escalando 2 días a la semana en medio año ya podemos cambiar la suela, incluso a los 3 meses si escalamos con más frecuéncia. Los principiantes suelen gastarlos muy rápido, porque los utilizan tanto para escalar como para entrenar en el rocódromo, así que lo ideal es tener unos viejos para entrenar.

Es recomendable no exponerlos nunca al sol más de lo debido, ya que la suela de goma se calienta y puede incluso llegar a hinchar los pies. Y no hay que andar con ellos si no es para escalar. Después de la jornada de escalada coloca en su interior papel de periódico para absorber la humedad y mantener la horma flexible.

CASCO
Su función es protegernos de la caída de objetos y de posibles golpes si tenemos un vuelo. Estan diseñados para absorber parte de la energía del choque y repartirla por toda su superficie. Existen diferentes tipos, pero los más recomendables para escalada deportiva son los cascos ligeros fabricados con una carcasa de policarbonato y una parte interna de espuma de polipropileno.

BOLSA DE MAGNESIO
Los escaladores utilizamos carbonato de magnesio para contrarrestar el sudor y mejorar el tacto en las manos, como hacen los gimnastas deportivos en las barras. Nos ayuda a mantener un buen tacto con los agarres. El magnesio se lleva en una bolsa específica que se agarra al arnés para ir untándonos las manos y mantener así el tacto deseado durante la escalada.

2. MATERIAL BÁSICO
El material básico lo forman la cuerda, las cintas express, el mosquetón de seguridad y el dispositivo de freno. Las resistencias de los materiales se verifican por organismos especiales que las certifican de forma oficial.

LA CUERDA
Las cuerdas de escalada son dinámicas, es decir, tienen la capacidad de absorber por efecto de elongación la energía producida por una caída. Concretamente, las cuerdas para escalada deportiva son cuerdas simples, y para su identificación tienen el símbolo 1 en las puntas. Esto quiere decir que se utilizan con un
solo cabo en vías de un largo bien equipadas en las que no hay que bajar en rápel. Su longitud está entre los 60 y 70 metros.

Una cuerda está formada por una parte externa llamada “funda o camisa” que envuelve y protege la parte interna o “alma” mediante grupos de hilos llamados “husos”. Con un mismo diámetro, una cuerda con un número de husos elevado hace que estos sean más finos, por tanto, tendrá mejores prestaciones dinámicas. En cambio un número menor de husos hace que éstos sean más gruesos ofreciendo una mejor resistencia al rozamiento, pero habrá menos dinamismo.

Las cuerdas con muchos husos suelen tener un diámetro de entre 9.2 a 9.8 mm de grosor, y son más recomendables para escaladores de medio a alto nivel que suelen escalar vías desplomadas donde apenas hay roce con la roca y necesitan agilidad y arrastrar poco peso. Las cuerdas con pocos husos son más recias, con un diámetro entre 10 y 10.5 mm, tienen menos capacidad dinámica, pero son muy resistentes al roce, por eso son las más recomendables para la iniciación.

La durabilidad de la cuerda depende de su vida útil, que es el tiempo de almacenamiento antes de la primera utilización más el tiempo de utilización. Las cuerdas de diámetros entre los 10 y 10.5 mm son las que más duran. Con uso frecuente semanal e intensivo suelen durar hasta dos años, con un uso poco frecuente hasta los 5 años.

Para su buen mantenimiento y conservación tenemos que tener en cuenta que es un producto textil que se puede degradar con facilidad:
- No pisarla.
- No exponerla al polvo ni al barro, se debe utilizar una funda protectora que también sirve para su transporte.
- Si se moja no secarla nunca al sol ni cerca de fuentes de calor. Se seca colgada en un lugar fresco con corriente de aire.
- Al transportarla en coche, alejarla de productos químicos y de aceites de motor.
- Revisarla periódicamente antes y después de escalar para detectar posibles erosiones en la funda.

CINTAS EXPRESS Y MOSQUETONES
Las cintas express son son dos mosquetones unidos por una cinta. Uno de los mosquetones tiene el cierre curvo para facilitar la entrada de la cuerda con los dedos y suele ir acompañado de una goma que evita que se mueva. El otro mosquetón es el que se conecta con el anclaje. Su finalidad es mantener la cuerda asegurada dentro del mosquetón, separándola de la pared y manteniendo una trayectoria lo bastante recta para evitar roces excesivos, de manera que se vaya deslizando con suavidad mientras el escalador va subiendo. La cantidad que utilizaremos depende de la cantidad de anclajes colocados en las vías. Por lo general necesitamos entre 10 y 14 cintas exprés. Las elevadas resistencias de hasta 25 KN son para evitar la rotura del mosquetón en caso de apertura accidental de éste en una caída.

MOSQUETÓN DE SEGURIDAD
Es el encargado de sujetar el dispositivo de freno con el anillo ventral del arnés. Es importante que esté provisto de cierre automático de seguridad, pues tiene la gran responsablidad de aguantar el peso de nuestro compañero en cualquier maniobra de seguridad que realicemos. Recomendable que sea un mosquetón en forma de pera o “HMS” con resistencias de hasta 25 KN.

DISPOSITIVO DE FRENO
Se utiliza durante el aseguramiento para generar fricción cuando la cuerda se desliza por su interior con la finalidad de conseguir el control de la cuerda para frenar o aguantarla en caso de caída; de la misma manera, también sirve para descolgar al escalador cuando éste ha finalizado la vía. Existen dispositivos manuales y automáticos. Los manuales, diseñados para escalada de vías de varios largos, son más simples y económicos, pero los más recomendables para la escalada deportiva son los frenos automáticos, ya que están provistos de una leva automática que bloquea la cuerda al instante cuando recibe un tirón, aspecto de seguridad importante cuando se produce una caída cerca del suelo.

Hay que tener en cuenta que no todos los frenos automáticos funcionan con cuerdas de diámetros inferiores a 10mm. Como recomendamos la utilización de diámetros de cuerdas de entre los 10.2 y los 10.5, el freno automático más utilizado y recomendado es el Gri-gri.

3. ANCLAJES FIJOS
Son los anclajes utilizados en vías deportivas de uno a varios largos de cuerda. Quedan fijados en la roca de forma permanente mediante previa perforación con un taladro. Existen dos tipos:

PARABOLT
Es un perno de autoexpansión de acero inoxidable provisto de un anillo expansivo en un extremo que se introduce en la roca. La parte visible tiene rosca para, al atornillar la chapa, poder crear el efecto expansivo al hacer presión contra la roca. Sus resistencias son considerables, pudiendo resistir hasta 25KN por cizalladura y 15 KN a la fuerza de extracción.

QUÍMICO
Es un perno estriado de acero inoxidable provisto de una anilla cerrada que será la parte visible y donde se enganchará la cinta exprés. En el agujero donde se coloca el perno se inyectan una resinas tipo epoxi que rellenan totalmente el interior del agujero dejando el perno completamente cimentado, cosa que le convierte en el anclaje más resistente. Se suele colocar en rocas calcareas y conglomerados, susceptibles de crear pequeñas cavidades de aire en su interior.

4. INSTALACIÓN DE DESCUELGUE
El descuelgue es la instalación que nos encontramos al final de las vías. Está formado por dos anclajes fijos unidos entre sí mediante una cadena dotada de una argolla o un mosquetón, y que sirve para descolgar al escalador hasta el suelo. También recibe el nombre de cadena o reunión.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...