Calleja al Wadi Rum

Jesús Calleja parte hoy a Jordania, junto a su hermano Kike y Emilio Valdés, con un nuevo desafío que les espera en lo más profundo del desierto jordano, entre los colosos de granito y arenisca del Valle de la Lu
Jorge Jimenez -
Calleja al Wadi Rum

Jesús Calleja parte hoy a Jordania, junto a su hermano Kike y Emilio Valdés, con un nuevo desafío que les espera en lo más profundo del desierto jordano, entre los colosos de granito y arenisca del Valle de la Luna.

Es allí, en Wadi Rum, donde se alzan unas montañas que son objeto de deseo de escaladores de todo el mundo por sus magníficas y gigantes paredes verticales, las que se conocen como “big walls”.  Una de estas enormes tapias, las que posee el emblemático Jebel Rum (1.734 m) encierra el siguiente reto de Desafío Extremo: ascender sus 450 metros verticales que exigen una escalada muy técnica y que les tendrá un par de días colgados –literalmente- en la pared.

Jesús contará como compañero de escalada con su hermano, Kike, imprescindible cuando el objetivo implica mucha técnica y manejo de cuerdas. Y es que las montañas de estos valles desérticos (famosos gracias a los relatos y la película de Lawrence de Arabia) encierran, además de una espectacular belleza, una gran complejidad. Su relieve, trazado por la erosión del viento y el agua en la blanda roca arenisca de estos montes, convierte la escalada de sus paredes en un reto muy comprometido y exigente técnicamente.

La cordada de Desafío Extremo progresará por la vertical del Jebel Rum combinando diferentes técnicas de escalada: escalarán en libre (utilizando sólo sus manos y sus pies para ascender) y en artificial, utilizando anclajes de acero insertados en la roca, que, a pesar de ralentizar el ritmo de la escalada, es igualmente espectacular.

Todo ello, en medio de las altas temperaturas del desierto jordano y con la dificultad añadida de la fragilidad de la arenisca... un reto apasionante, pero desde luego no el único de este nuevo programa. Y es que antes de alcanzar la base de la pared tendrán que superar otros “típicos” accidentes geográficos del paisaje jordano: atravesando el país de norte a sur descubrirán las maravillas que encierran sus profundidades, ya que el desierto está cuajado por cañones horadados por la erosión, muchos de ellos casi inexplorados y que son un auténtico terreno de aventura: cursos de aguas, rápeles de hasta ¡100 metros! de longitud, pasos angostos y paredones que cierran las gargantas les esperan hasta llegar al Jebel Rum.

Así que, amigos... el desafío está servido: dunas, rápeles, exploración, cañones, 4x4, escalada, big wall... ¡y muchas más sorpresas que seguro nos tiene preparadas Jesús!

Dentro de muy poquito podréis leer su primera crónica desde Jordania ¡estad atentos!

 

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde disfrutar d...