1,2,3... ¡Mont Blanc!

El atleta ruso Valery Rozov batió, el miércoles, un nuevo récord: con su traje en forma de ala saltó desde la cima del Mont Blanc a una velocidad de unos 200 km/h y aterrizó en el glaciar de la Brenva tras un vuelo de 800 metros de caída libre
Jorge Jimenez -
1,2,3... ¡Mont Blanc!

El atleta ruso Valery Rozov batió, el miércoles, un nuevo récord: con su traje en forma de ala saltó desde la cima del Mont Blanc a una velocidad de unos 200 km/h y aterrizó en el glaciar de la Brenva tras un vuelo de 800 metros de caída libre.

Las montañas y los picos más altos siempre han sido irresistiblemente atractivos y fascinantes para el escalador y saltador B.A.S.E. ruso Valery Rozov, quien el miércoles logró una nueva hazaña que nadie había intentado hasta ahora. A primera hora de la mañana, este profesional del deporte de riesgo realizó un salto espectacular –el primero de la historia– desde la cara italiana del Mont Blanc, más en concreto desde un punto justo por debajo del Grand Pilier d’Angle (Gran Pilar del Ángulo, en francés), a 4.243 metros. Durante su vuelo en caída libre de 35 segundos, para el que dispuso de su traje especial con forma de ala, el ruso llegó a una velocidad de 200 km/h antes de abrir el paracaídas que le permitió aterrizar sano y salvo en el glaciar de la Brenva, situado a 3.100 metros de altura.

Rozov, de 46 años, escogió esta legendaria montaña y decidió escalar hasta el Grand Pilier d’Angle por su propio pie. Durante los dos días anteriores al salto, Rozov escaló el Mont Blanc con su compañero Alexander Ruchkin, el guía montañista francés David Authermann y el fotógrafo suizo especializado en montañismo Thomas Senf. El equipo empezó la escalada el día 4 de Julio y pasó la primera noche en el vivac de Eccles, a 3.850 metros. Al día siguiente, Rozov escaló hasta el Col De Peuterey, a 3.934 metros, y desde ahí continuó hasta el Grand Pilier d’Angle para descender –a través de una sección de la famosa vía conocida como “Divina Providencia”– hasta el punto exacto planeado para el salto, aproximadamente a 3.900 metros. Las condiciones de la mañana del día 6 eran inciertas y Valery, tras haberse puesto su inseparable traje en forma de ala, saltó a la 06:45 de la mañana. El viento proveniente de un frente frío frustró los planes de aterrizar en el Courmayeur, por lo que Rozov decidió aterrizar en el glaciar de la Brenva.

Nadie había intentado nada igual desde esa cara del Mont Blanc antes que Rozov. Este es uno más de la notable cantidad de récords que posee este atleta ruso. Hace pocos meses, en diciembre de 2010, Valery intentó una empresa al límite de lo imposible: el proyecto “Red Bull Antarctica”. Durante dos semanas, el atleta escaló las más difíciles montañas de la región antártica, como el espectacular monte Ulvetanna, de 2.931 metros, en condiciones verdaderamente extremas y con temperaturas inferiores a los 30 grados bajo cero. Desde ahí, el ruso volvió a saltar con su traje en forma de ala. Pero eso no es todo. En 2009, el saltador B.A.S.E. se lanzó desde un helicóptero hacia el Mutnovsky, un volcán ruso activo en la península de Kamchatka, y en 2008 también completó otro sensacional salto desde el monte Elbrus, el pico más alto del Cáucaso. Los 4.600 metros del Elbrus le valieron el récord europeo para el mayor salto.

Una vez que Rozov completó el aterrizaje en el glaciar de la Brenva, declaró: “Ser la primera persona en saltar desde la cara italiana de esta magnífica montaña no solo ha sido una fantástica experiencia para mí, sino también un gran honor. El viento me ha forzado a hacer un salto más corto. Lo cierto es que ha sido un salto muy técnico, en el que no me podía permitir el menor error. El Mont Blanc es un macizo espectacular y tengo que confesar que se ha ganado un lugar en mi corazón. Si las condiciones lo permiten, me gustaría intentar otro salto en un par de días, esta vez desde la zona de las ‘Grandes Jorasses’”.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...