¿Un Nessie en Alaska?

¿Podría tener Alaska su propia versión del monstruo del Lago Ness? En el año 2009, un pescador local captaba con su cámara una criatura no identificada. El vídeo, que se ha hecho público recientemente, ha puesto en jaque a numerosos expertos en fauna y exploración
Jorge Jimenez -
¿Un Nessie en Alaska?

¿Podría tener Alaska su propia versión del monstruo del Lago Ness? En el año 2009, un pescador local captaba con su cámara una criatura no identificada. El vídeo, que se ha hecho público recientemente, ha puesto en jaque a numerosos expertos en fauna y exploración marina.

Aunque la gran mayoría de vídeos que con facilidad pululan por la red sobre misterios criptozoológicos se han revelado como falsificaciones o bromas de mal gusto para la comunidad científica, parece que la grabación lograda en Alaska es genuina. Fue presentada por el canal Discovery Chanel en su documental Hillstranded.

Los científicos creen que esta gran criatura, de entre 6 y 9 metros de longitud, de aspecto jorobado, podría ser una Cadborosaurio, un tipo de serpiente marina que debe su nombre a la Cadboro Bay de la Columbia Británica, un especie que podría vagar por el Pacífico Norte. Paul LeBlond, antiguo director del Department of Earth and Ocean Sciences de la Universidad de Columbia Británica mostraba su asombro antes las imágenes: “Estoy muy impresionado con el video. A pesar de haberse tomado bajo circunstancias de lluvia desde una pequeña embarcación, parece ser muy auténtico”. Paul cree que el animal es similar a un plesiosaurio, un reptil marino extinto a finales del periodo cretácico. "Debe ser un mamífero o un reptil, ya que oscila arriba hacia abajo en un plano vertical, lo que lo diferencia de un pez", explicó. El vídeo, cuyo misterio probablemente perviva cuando hasta cuando sus captores se olviden de él, viene a confirmar los numerosos avistamientos reportados en la zona.

Ya en 1937 el supuesto cuerpo de uno de estos animales fue encontrado en el estómago de una ballena capturada, cerca de la estación ballenera de Naden Harbour, en las Islas de la Reina Charlotte. Las muestras de la criatura fueron enviadas al Provincial Museum de Victoria, donde el conservador Francis Kermode concluyó que se trataba de un feto de ballena barbada. Los restos del animal, en cualquier caso, desaparecían incomprensiblemente poco después. Pero como en todos estos casos de criaturas cuya existencia se ha sugerido aunque nunca se ha reconocido por la comunidad científica, el Cadborosaurio solo ha existido en fotografías borrosas y en los testimonios de testigos oculares.

John Kirk, presidente de la British Columbia Scientific Crytozoology Club coincide en describir el vídeo como una prueba importante. “Los pescadores simplemente no saben que es lo que se ve en esta grabación”, Kirk dixit.

En cualquier caso es interesante el reconocimiento de que no lo sabemos todo y que probablemente la naturaleza se guarde aún algunos secretos. Como escribió el célebre poeta francés Paul Éluard: “Hay otros mundos, pero están en éste”.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Los nuevos modelos de Nathan, marca especialista en productos para la hidratación de ...

La elección de Pau Capell, líder actual del Ultra Trail World Tour, a la hora de corr...

Más de 600 km de litoral mediterráneo son un gran reclamo para los amantes del buceo ...