Foto noticia

7 consejos de cocina outdoor con hornillos

12 mayo 2017 | Tino Nuñez

No es Arzak ni Arguiñano, pero nuestro experto en técnica y material, Tino Nuñez, lleva 35 años deambulando con su infiernillo entre montañas, preparando cenas y desayunos en cientos de ocasiones. Y estos consejos suyos te resultarán útiles para beber y comer caliente durante todo el año.

1. Elige hornillo y combustible
Lo más práctico suele ser adquirir un infiernillo ligero para gas (80-90 g) de más de 1.800 vatios de potencia y encendido piezoeléctrico. La bombona pequeña incluye butano/propano para una hora y cuesta 5 €. La mediana, más aconsejable si cocinas para dos personas durante dos o más días, cuesta 6 € y dura unas dos horas y media con la espita abierta a la mitad.

2. Si necesitas ahorrar peso...
…puede bastarte con un infiernillo plegable de bolsillo y pastillas de encender, tipo Esbit. El peso total con pastillas para una sopa, pasta rápida y un café nosuperará los 100 g. ¡Y abulta menos que un paquete de tabaco: 9x7x2 cm! A evitar en refugios y dentro de tiendas de campaña.



3. Elige opciones que te permitan ahorrar dinero en combustible
Si la cazuela incluye un radiador o corona recuperadora de calor, el agua tardará un 40% menos de tiempo en hervir, lo que significa hasta un ahorro anual de 50 a 100 € en gas (250 a 500 € para los cinco años de vida media de un infiernillo). Si no frecuentas la alta montaña ni necesitas derretir nieve, las cocinas de alcohol suecas tipo Trangia utilizan un combustible que pueden ahorrarte cientos de euros en gas tras varios años, si la usas a menudo, claro. Un litro de alcohol de quemar dura 4 horas, puede hacer hervir 30 l de agua y cuesta la cuarta parte que el gas equivalente para llevar a ebullición.

4. ¿Necesitas hervir siempre el agua?
Si el agua no es potable ni has usado sistema alguna para potabilizarla previamente, debes hervirla al menos tres minutos antes de cocinar, incluso 10 minutos en casos de agua muy dudosa. Si el agua es potable, existen alimentos que no necesitan prepararse en agua hirviendo, basta con que esté caliente: a sólo 60 grados ya puedes disolver una sopa instantánea, preparar un puré o un cous-cous.

5. ¡Tapa siempre el cazo!
Tiene muchas ventajas: el agua hierve antes y supera los 100ºC (algo que no puede suceder sin tapar) y acortas los tiempos de preparación de una pasta u otros platos. Lo normal es que un litro de agua fría (a+10ºC o +15ºC) hierva entre 3 y 6 minutos, a los que tienes que añadir de 3 a 5 min más de cocción para los platos de pasta más rápidos.

6. Resguárdalo del viento
Pide a tu compañero que proteja el hornillo encendido con una colchoneta bien sujeta o busca un sitio resguardado para evitar que un viento fuerte apague tu hornillo o alargue demasiado la preparación de la comida/bebida.

7. Atención a la seguridad con los hornillos
Evita cocinar dentro de las tiendas de campaña. Guarda la bombona fuera de la tienda y separada del hornillo (hay gente que ha muerto asfixiada mientras dormía). No cocines con cacharros de más de 20 cm de diámetro ni de capacidad superior a un litro; mantenlos al menos medio metro de cualquier tejido inflamable, vestimenta o saco de dormir. Evita los de aluminio sin tratar (anodizado de color o antiadherente) porque desprenden partículas muy nocivas para la salud.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a Oxígeno

También te puede interesar...

Consejos Técnica

Técnica básica de progresión con piolet

5 diciembre 2017 | Redacción Oxígeno

Consejos Técnica

Técnica básica de progresión con crampones

4 diciembre 2017 | Redacción Oxígeno

Consejos Técnica

4 enemigos en tus pernoctas con frío... ¡y ojo al saco!

27 noviembre 2017 | Tino Nuñez

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.