Foto noticia

Material necesario para una travesía en kayak

3 octubre 2016 | Pablo Martín

En el número 90 de Oxígeno te mostramos una interesante travesía en kayak por las islas de Menorca e Ibiza. Sin lugfar a dudas, una travesía de 360º rodeando el perímetro de estas islas es una aventura que queda grabada en la retina de quien la disfruta. Por eso, no queremos que te dejes nada olvidado y hemos elaborado esta lista de materiales (algunos imprescindibles y otros no tanto) para que realices tu próxima salida en kayak con todas las garantías.

 KAYAK Y SU EQUIPACIÓN

Kayak de travesía: Existen distintos modelos acordes al nivel y experiencia del kayakista. Más hidrodinámicos y veloces o más estables y con mayor capacidad de carga, con timón o sin él. Es importante elegir una embarcación que se adapte a tus necesidades y experiencia.

Chaleco salvavidas: Pese a que no todas las empresas lo entregan así, es muy importante que el chaleco lleve atado o en alguno de sus bolsillos, un silbato con el que poder pedir ayuda en caso de emergencia. Personalmentetambién me gusta llevar en un lugar accesible del chaleco una navaja que en ocasiones puede resultar muy práctica tener a mano.

Remo: A parte del remo principal, es recomendable llevar un remo de repuesto por grupo.

Bomba de achique: imprescindible en el caso de que entrase algo de agua dentro del kayak, como en alguno de los compartimentos estancos de carga. La bomba de achique siempre tiene que ir en un lugar accesible al remero.

Esponja: Los últimos centímetros de agua acumulada en la embarcación suelen ser difíciles de evacuar con la bomba de achique, lo cual hace muy práctico tener una esponja de gran absorción que te ayudará en esta labor.

Cubrebañeras: Pese a que a la mayoría de gente con poca experiencia, le suele resultar incómodo o inseguro en caso de vuelco, el cubrebañeras es una medida más de seguridad. No hace falta tener un oleaje fuerte para que el agua de las salpicaduras vaya entrando poco a poco dentro del Kayak. Sino llevamos el cubrebañeras, al final del día podríamos encontrarnos con varios litros de agua dentro de la embarcación haciéndola más pesada e inestable. En caso de que volcar el kayak y que no supiéramos realizar el esquimotaje (girar la embarcación sin salir de ella) el cubrebañeras sale con bastante facilidad.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a Oxígeno

Deja tu comentario

También te puede interesar...

Kayak

Kayak en Pirineos: 10 descensos clásicos

28 abril 2017 | Gerd Serrasolses

Kayak

Vuelve la River Guru Extreme Race

27 abril 2017 | Redacción Oxígeno

Kayak

Aniol Serrasolses, Campeón del Mundo de kayak extremo

10 octubre 2016 | Redacción Oxígeno

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.